Washington Irving | en la cultura popular

En la cultura popular

El apodo Knickerbocker es generalmente asociado a los neoyorkinos.[40]​ Este ha sido el nombre del equipo de béisbol profesional Knickerbockers y del equipo de baloncesto profesional New York Knickerbockers, abreviado como los New York Knicks.

Washington Irving inventó la palabra Gotham para referirse a Nueva York en Salmagundi en febrero de 1807. En febrero de 1941 el escritor Bill Finger le puso este nombre a la ciudad ficticia del superhéroe Batman. Bill Finger dijo que se le ocurrió porque encontró un negocio llamado Joyería Gotham en una guía de teléfonos de Nueva York.[240]

En una edición revisada de 1812 de Una historia de Nueva York, escribió sobre un sueño en el que san Nicolás iba en un carro volador por encima de los árboles. Esta escena se aplicó a Santa Claus. En sus cinco historias navideñas de El libro de escenas, Irving mostraba una versión idealizada de las costumbres para celebrar la Navidad en una pintoresca mansión inglesa, que él había vivido cuando estaba en el Reino Unido, y que ya habían sido abandonadas por muchos.[243]

El pintor estadounidense John Quidor basó muchas de sus pinturas en escenas de las obras de Irving sobre el Nueva York holandés, incluyendo cuadros como Ichabod Crane Flying de el jinete sin cabeza (1828), El regreso de Rip Van Winkle (1849) y El jinete sin cabeza persiguiendo a Ichabod Crane (1858).[245]

La esfericidad de la Tierra fue motivo de debate en la Edad Antigua.[248]​ El hecho es que los académicos europeos del siglo XV sabían que la tierra era esférica, pero llegar a Asia navegando hacia el oeste era considerado inviable por la distancia que separaba los territorios. Por eso Colón, en 1492, fue el primero en realizar esa ruta hacia el oeste. Treinta años después, en el contexto de la expansión marítima española, Juan Sebastián Elcano llevó a cabo la primera demostración empírica de la esfericidad de la tierra cuando dio la primera vuelta al mundo en 1522.

Se han realizado tres películas en Estados Unidos sobre su obra de Sleepy Hollow: El jinete sin cabeza (Edward D. Venturini, 1922); La leyenda de Sleepy Hollow (Clyde Geronimi y Jack Kinney, 1958), que es una película de animación de Disney; y Sleepy Hollow (Tim Burton, 1999).[249]

También se realizó una película de animación española de Juan Bautista Berasategui sobre una historia de Cuentos de la Alhambra, titulada Ahmed, príncipe de la Alhambra (1998). El mismo director realizó otra película de animación sobre Washington Irving y el ruso Dolgoruki en la Alhambra, titulada El embrujo del sur (2002).[249]