Universidad de Roma La Sapienza | la ciudad universitaria

La ciudad universitaria

La ciudad universitaria fue realizada por una serie de arquitectos de estampa racionalista durante los años 30, en pleno fascismo. La obra, fuertemente querida por Mussolini para que la capital de Italia tuviese también su centro universitario, se encuadraba en la obra de restauración de afectó a toda la ciudad en la segunda posguerra. La ciudad fue inaugurada el 31 de marzo de 1935 con la presencia del rey Víctor Manuel III.

La entrada principal se encuentra en piazzale Aldo Moro, donde tiene sede también el limítrofe Consiglio Nazionale delle Ricerche (Consejo Nacional de Investigación). Un gran portal permite acceder al interior de la ciudad, constituida por una serie de edificios ideados para la realización de profesores y alumnos. Las otras entradas se encuentran en el muro que divide la ciudad universitaria del resto de la ciudad. Hacia el norte se encuentra el hospital policlínico Umberto I, gestionado directamente por la propia Universidad, y parte integrante de su estructura; allí tienen sede las principales facultades de Medicina y Cirugía.

La perspectiva se ha desarrollado para destacar la figura de Minerva, uno de los símbolos principales de La Sapienza, representada por una estatua de bronce erecta sobre una balsa de agua frente al Edificio del Rectorado. Un vial lleva desde la entrada principal a la plaza de Minerva, sobre cuyo lado situado a la derecha se encuentran los edificios de Ortopedia y Química, y a la izquierda los edificios de Higiene y Física. En el edificio principal tienen sede también las oficinas del Rectorado, la Biblioteca Alejandrina y el Aula Magna. A la derecha se encuentra el Edificio de Letras, sede actual de las facultades de Filosofía y Letras, Ciencias Humanísticas y Estudios Orientales. A la izquierda del rectorado en encuentra el Edificio de Derecho, donde se encuentran las facultades de Ciencias Jurídicas, Ciencias Políticas y Ciencias Estadísticas.

En el interior de la ciudad se encuentra también una enfermería, diversos bares, oficinas bancarias ( Banca di Roma) y postales, muchísimas bibliotecas y museos abiertos al público. Notable es la Capilla Universitaria, dedicada a la Divina Sapienza, encargada a los padres jesuitas.