Reino Unido | historia

Historia

Antes de 1707

Stonehenge, en Wiltshire, erigió alrededor del año 2500 adC

Los primeros asentamientos por seres humanos anatómicamente modernos en el actual territorio del Reino Unido se produjo en oleadas hace aproximadamente 30 000 años.[24]

El Tapiz de Bayeux ilustra la batalla de Hastings, 1066, y los eventos en torno a ella

En 1066, los normandos invadieron Inglaterra desde Francia y después de su conquista, tomaron el poder de grandes partes de Gales, Irlanda y fueron invitados a establecerse en Escocia, introduciendo al feudalismo de cada país el modelo norteño-francés y la cultura normanda.[27]

La Edad Moderna estuvo marcada por conflictos religiosos en torno a la reforma protestante, donde se produjo a partir de allí la introducción de las iglesias protestantes estatales en cada país.[31]

En 1603, Jacobo VI de Escocia heredó la corona de Inglaterra e Irlanda, lo cual unió a los tres reinos y se trasladó su corte desde Edimburgo a Londres; no obstante, cada país seguía siendo una entidad política independiente, al mismo tiempo que conservaban sus instituciones políticas, legales y religiosas separadas.[33]

A mediados del siglo XVII, los tres reinos estuvieron involucrados en una serie de guerras —incluyendo la Guerra Civil Inglesa— que desencadenaron en el derrocamiento temporal de la monarquía y el establecimiento de una república unitaria de la Mancomunidad de Inglaterra, Escocia e Irlanda.[36]

Pese a restauración de la monarquía en 1660, el interregno aseguró, tras la Revolución gloriosa (1688) y la Declaración de Derechos de 1689 (en inglés, Bill of Rights) y la Ley de Derecho, que a diferencia de los demás países europeos, el absolutismo real no prevalecería, y que un profesado como católico jamás podría acceder al trono. La constitución británica se desarrollaría sobre la base de una monarquía constitucional y un sistema parlamentario.[39]

Tras el Acta de Unión de 1707

El 1 de mayo de 1707, se creó el Reino de Gran Bretaña[45]

En su primer siglo de existencia, el país desempeñó un papel importante en el desarrollo de las ideas occidentales sobre el sistema parlamentario, además de que realizó contribuciones significativas a la literatura, las artes y la ciencia.[47]

La batalla de Waterloo marcó el fin de las Guerras Napoleónicas y el comienzo de la Pax Britannica.

Apogeo del Imperio británico

Después de la derrota de Napoleón Bonaparte en las Guerras Napoleónicas, la nación emergió como la principal potencia naval y económica del siglo XIX y continuó siendo una potencia eminente hasta el siglo XX. La capital, Londres, fue la ciudad más grande del mundo desde 1831 hasta 1925.[50]

El Imperio británico en 1921, durante el momento de su mayor apogeo.

Guerras mundiales

En 1921, los conflictos internos en Irlanda sobre las demandas para un gobierno autónomo irlandés, finalmente condujeron a la partición de la isla.[52]​ Como resultado, en 1927 el nombre formal del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda cambió a su nombre actual, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. La Gran Depresión, estalló en un momento en el que el país todavía estaba lejos de recuperarse de los efectos de la Primera Guerra Mundial.

Infantería de los Rifles Reales de Irlanda durante la batalla del Somme. Más de 885 000 soldados británicos perdieron la vida en los campos de batalla de la Primera Guerra Mundial.

El Reino Unido formó parte con Estados Unidos, la Unión Soviética y Francia de entre los aliados de la Segunda Guerra Mundial. Tras la derrota de sus aliados europeos en el primer año de la guerra, el ejército británico continuó la lucha contra Alemania en una campaña aérea conocida como la batalla de Inglaterra. Después de la victoria, el país fue una de las tres grandes potencias que se reunieron para planificar el mundo de la posguerra. La Segunda Guerra Mundial dejó la economía nacional dañada. Sin embargo, gracias a la ayuda del plan Marshall y a los costosos préstamos obtenidos de los Estados Unidos y Canadá, la nación comenzó el camino de la recuperación.[53]

La batalla de Inglaterra terminó con el avance alemán en Europa Occidental.

Desde 1945

Los años inmediatos a la posguerra vieron el establecimiento del Estado del bienestar, incluyendo uno de los primeros y más grandes servicios de salud pública del mundo. Los cambios en la política del gobierno también atrajeron a personas de toda la Mancomunidad, naciendo un Estado multicultural. A pesar de que los nuevos límites del papel político británico fueron confirmados por la Crisis de Suez de 1956, la propagación internacional del idioma inglés significó la influencia permanente de su literatura y su cultura, mientras que desde la década de 1960, su cultura popular también comenzó a tener gran influencia en el extranjero.

Tras un período de desaceleración económica mundial y los conflictos industriales en la década de 1970, el siguiente decenio vio la sustancial afluencia de ingresos obtenidos por la venta del petróleo del mar del Norte y el crecimiento económico. El mandato de Margaret Thatcher marcó un cambio significativo en la dirección del consenso político y económico de la posguerra; un camino que desde 1997 siguieron los gobiernos laboristas de Tony Blair y Gordon Brown. En 1982, hubo una breve guerra contra Argentina en las Malvinas que concluyó con victoria británica. En los años 80 hubo varias tragedias en estadios de fútbol provocadas, entre otros motivos por el apogeo del fenómeno hooligan, como la Tragedia de Heysel, la Tragedia de Valley Parade y la Tragedia de Hillsborough. En 1988, la plataforma petrolífera Piper Alpha, situada en el Mar del Norte, explotó y murieron 167 personas. Ese mismo año sucedió el atentado terrorista más sangriento cometido en Europa, cuando una bomba estalló en el interior del vuelo 103 de Pan Am y mató a 270 personas.[54]

Los ministros de Margaret Thatcher (1979-1990) apodada «la Dama de Hierro», en una reunión conjunta con el gabinete de Ronald Reagan en la Casa Blanca, 1981.

El Reino Unido fue uno de los doce miembros fundadores de la Unión Europea en su inicio en 1992 con la firma del Tratado de Maastricht. Con anterioridad, desde 1973 había sido miembro de la precursora de la Unión Europea, la Comunidad Económica Europea (CEE). El actual gobierno conservador se encuentra a favor de la reducción de los poderes y competencias de varios organismos gubernamentales, al transferirlas a la Unión Europea,[57]

El 16 de septiembre de 1992 se produjo el episodio llamado "miércoles negro" cuando unos especuladores financieros, entre otros George Soros, apostaron contra la libra esterlina provocando unas perdidas multimillonarias al estado inglés,[59]​ el colapso del Banco de Inglaterra y obligando a este a retirarse del Mecanismo Europeo de Cambio de divisas.

En 1997 Reino Unido transfiere la soberanía de Hong Kong a China. Ese mismo año la muerte de Diana de Gales en un accidente automovilístico conmociona a todo el país. En 1998, tras casi dos años de negociaciones, se firmó el acuerdo de Viernes Santo[61]​ consumándose el proceso de paz en Irlanda del Norte y alto el fuego del grupo terrorista IRA, poniendo fin al conflicto de Irlanda del Norte (llamado por los ingleses The Troubles es decir, [Los Problemas]).

La política exterior durante el gobierno de Tony Blair (1997-2007) fue de un estrecho alineamiento con los Estados Unidos. Tras la participación del Reino Unido en la Operación Libertad Duradera en Afganistán iniciada en 2001, Blair tomo parte de la cumbre de las Azores en 2003 donde se adoptó la decisión de lanzar un ultimátum de 24 horas al régimen iraquí encabezado por Saddam Hussein para su desarme.[62]​ Este ultimátum finalmente desembocó en la invasión de Irak (Operación Libertad Iraquí) en 2003.

El terrorismo islámico golpeó Londres el 7 de julio de 2005 provocando 56 muertos y más de 700 heridos, el día siguiente de que Londres fuera la sede elegida para albergar los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

La crisis financiera de 2008 afectó severamente la economía británica. Dos años después, los laboristas de Gordon Brown pierden las elecciones y asciende el gobierno conservador encabezado por David Cameron, que introdujo nuevas medidas de austeridad destinadas a hacer frente a los déficits públicos sustanciales que se dieron durante el período de crisis.[65]​ El 9 de septiembre del año 2015, la reina Isabel II se convirtió en la monarca con más tiempo de reinado en el país, habiendo superado así a su propia tatarabuela, la reina Victoria I.

Imagen aérea de Londres tomada a principios del 2017.

En junio de 2016 se celebró un referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea con un 51.9 % de votos a favor de dejar la entidad europea, proceso que podría demandar hasta dos años[67]​ y que inició oficialmente el 29 de marzo de 2017. Como parte de la coalición antijihadista en la guerra contra el Estado Islámico, el Reino Unido volvió a ser golpeado ese año por el terrorismo en ciudades como Londres y Manchester.