Prostitución | religión y prostitución
English: Prostitution

Religión y prostitución

Por regla general, las religiones que rechazan el sexo sin intención reproductiva condenan abiertamente la prostitución, aunque su actitud hacia las prostitutas puede estar sujeta a cambios a lo largo de la historia.

En la Edad Media y en la Edad Moderna, la simple fornicación, es decir, los actos sexuales entre solteros, son pecado, en eso no hay ninguna duda por parte de los teólogos, moralistas, políticos, canonistas, etc.[51]

La Iglesia católica, después de haber pasado por etapas de intransigencia total hacia las prostitutas, ahora incluso las consideran sometidas a una forma de esclavitud de la que deben ser liberadas.[53]

...puede ser un primer paso para abrir la vía a una sexualidad más humana, vivida de otro modo

En España durante el siglo XVII se empiezan a fundar las llamadas “Casas de Arrepentidas”, instituciones destinadas a recoger a las prostitutas que quisieran abandonar voluntariamente el oficio para proporcionarles alimento y buscarles una ocupación; a veces, hasta pagando a hombres para que se casaran con ellas y así poder abandonar su vida anterior. Con la llegada de la Compañía de Jesús, estas instituciones se extienden por toda España (Madrid, Salamanca, Málaga, Córdoba, Sevilla…).[54]

Del mismo modo aparecen organizaciones dedicadas a lo opuesto, las “Casas de Corrección”, destinadas a “mujeres de mala conducta o públicas pecadoras, donde el ingreso es forzoso y cuyo objetivo es acabar con la delincuencia femenina”.[56]