Península de Baja California | alta california

Alta California

De manera independiente de la península, los españoles conocieron la actual California desde el siglo XVI. Explica Martha Soto en su estudio sobre la Colonización de la zona: En 1539, Francisco de Ulloa llegó al extremo sur de Alta California pues descubrió el delta del Río Colorado; al año siguiente, Hernando de Alarcón navegó por el río Colorado hasta su confluencia con el Gila. Al poco tiempo se iniciaron las expediciones marítimas que tenían por objeto explorar el litoral californiano. Juan Rodríguez Cabrillo exploró, entre 1542 y 1543, la costa noroccidental del continente americano hasta el paralelo 44°. Rodríguez Cabrillo navegó por lo que hoy conocemos como la Bahía de San Diego y el Canal de Santa Bárbara.

Cuando se abrió el comercio entre las islas Filipinas y la Nueva España (1565), se pensó en la posibilidad de habilitar un puerto en la Alta California que sirviera como puesto para el reabastecimiento y la protección del Galeón de Manila. Mientras el gobierno español preparaba las expediciones que saldrían en busca del puerto requerido; Francis Drake, navegante inglés, zarpaba de Huatulco (Oaxaca) rumbo al norte (1579), visitó la costa de Alta California hasta el cabo Mendocino y tomó posesión de New Albion, como llamó al territorio, a favor de la corona británica. El gobierno español, a su vez, quiso proteger lo que consideraba su territorio, y envió sucesivamente a Francisco de Gali (1584), Pedro de Unamuno (1587) y Sebastián Rodríguez de Cermeño (1595) para explorar la costa. Cabe señalar que estas tres expdiciones tuvieron poco éxito en demarcar la costa porque se realizaron a bordo del galeón de Manila cuando éste regresaba de las Filipinas.

En 1599, el rey Felipe III envió una cédula al virrey Gaspar de Zúñiga y Acevedo Conde de Monterrey en la que ordenaba la exploración minuciosa de la costa de Alta California. El conde eligió a Sebastián Vizcaíno como jefe de la expedición que exploraría la región. Vizcaíno zarpó de Acapulco el 5 de mayo de 1601. Durante el viaje se dio su nombre actual a la bahía de San Diego y fue descubierto el puerto de Monterrey, así llamado en honor del virrey. Cuando Vizcaíno regresó, desembarcó en Acapulco el 21 de marzo de 1602, el informe que presentó sobre el puerto descubierto fue tan atractivo que el virrey estuvo dispuesto a colonizarlo. La expedición colonizadora no se realizó porque el nuevo virrey Juan de Mendoza y Luna, marqués de Montesclaros, suspendió el proyecto. En ese momento todo interés por la ocupación de la Alta California quedó adormecido ante la posibilidad de establecer relaciones comerciales permanentes entre Filipinas y Japón...[2]