Oscar Wilde | notas
English: Oscar Wilde

Notas

  1. «Por motivo de la reforma penal de Wilde, el escrito La balada de la cárcel de Reading fue ampliamente criticado; "Benjamin Tucker, Individualismo y Libertad: No la hija pero sí la madre del Orden" por Wendy McElroy (en inglés)
  2. Greats o Great-go: examen final para un grado en Oxford.[6]
  3. La primera representación de Salomé se efectuó en París en 1896, mientras Wilde estaba en prisión.[13]
  4. Estando la obra en período de ensayo, el Lord Chambelán se negó a autorizar la representación. En una entrevista, Oscar Wilde protestó contra la decisión de la censura dramática, a la que calificó de «odiosa y ridícula». Hizo observar que todos los grandes artistas —pintores, escultores, músicos, escritores— habían tomado de la Biblia sus mejores asuntos. ¿Por qué —preguntaba— se prohíbe al autor dramático el tratar las grandes tragedias de almas que mejor convienen a su arte? Cuando se le informó que se mantendría la prohibición, declaró, en un acceso de mal humor, que iría a instalarse en Francia y se nacionalizaría allí.[14]
  5. Cuando Oscar Wilde fue trasladado a la cárcel de Reading, empezaron a correr rumores sobre su estado de salud y de ánimo y la supuesta persecución por parte de las autoridades penitenciarias. Frank Harris intervino en su favor, acudiendo a la autoridad suprema. Sir Evelyn Ruggles Brise era la autoridad más alta. Harris le escribió pidiéndole una entrevista; en ella, Frank le contó lo que sabía de Oscar, su salud y el estado en que se encontraba, exponiendo la idea de que la prisión no se podía convertir en «cámara de tortura». Sir Evelyn se mostró de acuerdo. Poco después se cambió el director de la prisión, y Wilde recibió libros y con qué escribir (se le permitía tener encendido el gas en su celda, para poder realizar la actividad).[15]
  6. En cuanto salió de prisión se trasladó a Francia, instalándose en el Hôtel de la Plage, en Berneval. André Gide fue a visitarle casi enseguida. Oscar confesó a Gide que la prisión le había transformado, enseñándole el sentido de la piedad.[16]
  7. El tema de aquel año era: «Los fragmentos de los poetas cómicos griegos, editado por Meineke».[6]
  8. Valedera por cinco años.[6]
  9. Curso intermedio, de transición, peculiar a la Universidad de Oxford.[6]
  10. Dejando a su esposa casi todo lo que poseía, unas siete mil libras, cuyos intereses apenas si bastaban para sostenerla en una pobreza disfrazada.[29]
  11. Su libro apareció a comienzos del verano de 1881, poseyendo un formato imponente, un buen papel, unos márgenes amplios y un precio elevado (diez chelines y medio).[29]
  12. Los Poemas dieron a Wilde algún dinero durante una temporada, al par que aumentaron su notoriedad; pero, con el público juicioso, le sirvieron muy poco, si es que le sirvieron de algo.[29]
  13. Whistler le enseñó que los hombres de genio se hallan aparte y no tienen más ley que la propia. Enseñóle también que todas las cualidades cuentan el doble en una democracia.[29]
  14. Aparte de la conferencia sobre el Renacimiento inglés, Wilde expuso otras conferencias, una sobre «El decorado del hogar» y otra sobre «El arte y el artesano».[43]
  15. El proceso tuvo lugar en la Sala Central de lo Criminal, el 3 de abril de 1895 [...] Presidía el Sr. Collins [...] Los abogados de una parte y otra eran los más famosos que podía ofrecer el Foro. Sir Edward Clarke, y los sres. Charles Mathews y Travers Humphreys por el demandante (Wilde); los sres. Carson, G. C. Mill y A. Gill por la defensa (marqués de Queensberry).[48]
  16. A su salida de la cárcel de Reading, el corresponsal de un diario norteamericano le había ofrecido a Wilde mil libras por una entrevista sobre su vida en la prisión, pero él se negó porque encontró indigno sacar sus sufrimientos al mercado.[16]
  17. Robert H. Sherard, Oscar Wilde, la historia de una infeliz amistad. Esta primera reconciliación se refiere a la primera visita en la cárcel que hizo Mrs. Wilde a Oscar, el 21 de septiembre de 1895.[16]
  18. Su mujer estaba ya a punto de ceder, al borde de una reconciliación total, cuando supo que se había marchado a Nápoles, y había vuelto a su antigua vida. Desde el momento de su fuga a Nápoles; de allí en adelante, no escribió una sola línea; como acostumbraba a decir: ya no pudo volver a enfrentarse con su propia alma. Wilde solo permaneció unos meses en Nápoles.[54]
  19. Por un acta de separación, firmada al finalizar la prisión de Wilde, su mujer se comprometía a pasarle una renta vitalicia anual de 150 libras, con la condición de que Wilde no viviría nunca bajo el mismo techo que Lord Alfred Douglas. Habiendo sido infringida esta condición y cesado por tanto el pago de la renta, Wilde pidió a su mujer, por conducto de Robert Ross, que la continuase, cosa a la que ésta no accedió. Aunque, no obstante, a pesar del incumplimiento de su compromiso, Mrs. Wilde le envió continuo dinero, por intermedio de Robert Ross, con la sola condición de que este no había de revelarle la proveniencia. Por su parte, Ross, que le pasaba también una renta anual de 150 libras, reanudó sus pagos mensuales en cuanto Oscar se hubo separado de Douglas.[54]
  20. Del protagonista de la novela Melmoth el errabundo, una de las últimas del novelista irlandés Charles Robert Maturin (1782-1824). Según parece, Maturin era tío abuelo de Wilde, que quizá tuvo en cuenta este parentesco al elegir el seudónimo.[16]
  21. Haciendo justicia a Gide, hay que decir que él describe al Wilde posterior al regreso de Nápoles, en el año 1898, y no en 1897, cuando acababa de salir de la cárcel.[64]
  22. Dedicó cada uno de ellos a una dama de situación eminente, y este libro le valió muchos amigos; pero la prensa lo acogió desdeñosamente y no se vendió.[14]