Mar Negro | historia
English: Black Sea

Historia

Colonias griegas (del siglo VIII al III a. C.) del mar Negro (Euxine).
Mapa medieval del mar Negro realizado por Diogo Homem.
Flota de barcos en la bahía de Feodosia del mar Negro antes de la Guerra de Crimea (siglo XIX).

Por el mar Negro pasaban muchas rutas habituales del mundo antiguo: hacia los Balcanes, hacia las estepas del norte de Eurasia, al Cáucaso y a Asia Central, a Asia Menor y a Mesopotamia, y hacia Grecia desde el suroeste.

Los procesadores más antiguos del oro se encontraban en Varna. Además, el mar Negro fue, supuestamente, navegado por los argonautas. La tierra al este del mar Negro, la Cólquida (actualmente Georgia) era el fin oriental del mundo conocido por los griegos.

Las estepas al norte del mar Negro pueden ser la tierra natal (Urheimat) de los primeros hablantes del lenguaje proto-indo-europeo, del cual descienden las lenguas indo-europeas. Esta teoría ha sido sostenida por los discípulos de Marija Gimbutas. Otros trasladan el lugar natal de esa lengua más al este, al mar Caspio o a Anatolia. Hay muchos enclaves portuarios cuya historia se remonta a los tiempos en los que se hicieron las pirámides de Egipto.[51]

El mar Negro se convirtió en un "lago" de la marina otomana durante tres siglos, desde que Génova perdió la península de Crimea en 1479, tras lo cual los únicos barcos mercantes occidentales que cruzaban sus aguas fueron los de la República de Ragusa, que era rival de la República de Venecia. Esta restricción fue cambiada gradualmente por la marina rusa desde 1783 hasta la relajación del control de exportaciones en 1789 por la Revolución Francesa.[53]

El mar Negro fue un teatro de operaciones navales de la I Guerra Mundial y se dieron en él un par de batallas navales del frente oriental de la II Guerra Mundial.

Arqueología

Las rutas antiguas de la región están siendo estudiadas[54]​ por científicos. La región fue recorrida por hititas, carios, tracios, griegos, persas, cimerios, escitas, romanos, bizantinos, godos, hunos, ávaros, búlgaros, eslavos, varegos, cruzados, venecianos, genoveses, lituanos, polacos, georgianos, tártaros, turcos y rusos.

Tal vez las áreas más prometedoras para la arqueología submarina sean los asentamientos prehistóricos sumergidos de la plataforma continental y los pecios antiguos de la zona anóxica, que se espera que estén bien preservados debido a la ausencia de oxígeno. Esta concentración de poderes históricos, combinada con la capacidad de preservación de las aguas anóxicas del Mar Negro, ha aumentado el interés de los arqueólogos marinos que han empezado a descubrir un gran número de barcos antiguos y restos orgánicos en buen estado de conservación.

En octubre de 2018, los expertos del Proyecto Arqueológico Marítimo del Mar Negro, localizaron el barco más antiguo[55]​ del mundo hasta el momento. El descubrimiento se dio durante la observación de una zona de 2.000 kilómetros cuadrados.