Libre empresa | uso posterior

Uso posterior

Posteriormente el término fue generalizado (incluso en Inglaterra) para designar al sistema capitalista de libre mercado; fundamentalmente para designar la empresa individual o empresa familiar típica de la primera fase de la Revolución industrial (segunda mitad del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX) y al gran capitalismo característico de mediados del siglo XIX. Este se desarrolla a partir de empresas cuyo inmenso capital superaba la posibilidad de cualquier inversor privado y necesitaba del mecanismo de la inversión en bolsa por medio de la sociedad anónima y las acciones.[6]

Permitir la actividad libre y sin restricciones de todo tipo de empresas, bajo el argumento de que restringir o intervenir en su actividad atentaría contra la libre empresa; o hacerlo bajo el argumento de proteger el mercado libre (distintas legislaciones antimonopolio), es uno de los debates clásicos del liberalismo económico que recientemente se ha expresado en el concepto capitalismo democrático.

Hay instituciones sin fines de lucro a nivel internacional que promueven estas ideas como el Instituto de Libre Empresa de Lima, Perú y el Atlas Network de Estados Unidos. El Círculo de Empresarios, que se creó en 1977, en plena Transición Española, es el abanderado de la libre empresa en España.[7]