Lenguas romances | lenguas de la familia y clasificación interna

Lenguas de la familia y clasificación interna

Clasificación de las lenguas romances de acuerdo con Koryakov Y.B.[17]

Ante todo, conviene aclarar que hasta el momento no existe una clasificación unificada y científica respecto a los grupos y subgrupos de las variedades lingüísticas románicas universalmente aceptada. Sin embargo, tradicionalmente se han usado clasificaciones en las que se agrupan a las lenguas según áreas geográficas, teniendo en cuenta también rasgos distintivos fonéticos y gramáticales. De acuerdo con estos criterios, se consideran lenguas romances orientales aquellas que forman el plural mediante vocales (generalmente -i o -e), palatalizan los grupos latinos (ci, ce) como (t͡ʃ) y (ti, te) como (ts) y no sonorizan las oclusivas sordas intervocálicas /p, t, k/ de origen latino; mientras que pertenecen a la Romania Occidental aquellas variedades que sonorizan /p, t, k/ intervocálicas, forman el plural con -s y palatalizan (ci, ce, ti, te) como (ts, s, z, θ). [18]

Por otra parte, debe tenerse en cuenta que al referirse a una «lengua románica», esta puede a su vez comprender varios dialectos (por ejemplo a las lenguas retorrománicas tradicionalmente se las considera una sola lengua con tres dialectos principales, aunque la inteligibilidad entre ellas es difícil). Los problemas en la clasificación se deben a que el modelo de árbol (Stammbaumtheorie) no es adecuado para describir la diferenciación de una familia lingüística en presencia de contacto lingüístico, como señaló Johannes Schmidt al proponer su " teoría de ondas" (Wellentheorie). Además, debe tenerse presente que las variedades románicas forman un continuo dialectal cuyas diferencias mutuas son en ocasiones mínimas, llegando a ser inteligibles entre sí en la mayoría de casos (más de manera escrita que de manera oral, aunque fácilmente inteligibles).

La clasificación interna exacta es uno de los problemas más complicados dentro de cualquier familia lingüística. Fuera de los grupos de primer nivel de variedades lingüísticamente muy estrechamente emparentadas resulta difícil establecer un árbol cladístico ya que las lenguas en su desarrollo histórico se influyen mutuamente y el modelo de árbol filogenético no resulta adecuado para representar la diferenciación lingüística de un conjunto de lenguas en contacto. Una enumeración de los grupos que muy probablemente constituyen unidades filogenéticas válidas es la siguiente:

  1. Lenguas iberorromances (gallego-portugués, astur-leonés, castellano o español y aragonés por algunos considerado occitanorromance)
  2. Lenguas galorromances (francés/lenguas de oïl y franco-provenzal)
  3. Lenguas retorromances (romanche, friulano y ladino)
  4. Lenguas occitanorromances (catalán-valenciano y occitano-gascón)
  5. Lenguas galoitalianas (ligur, piamontés, lombardo, emiliano-romañolo, véneto y istriano).
  6. Lenguas italorromances (italiano estándar, romanesco, napolitano, siciliano y corso-gallurés)
  7. Lenguas balcorrumanas (rumano estándar, arrumano meglenorrumano, istrorrumano)
  8. Lenguas romances insulares (sardo y antiguo corso)
  9. Otras lenguas romances extintas (mozárabe y dálmata)

A su vez los autores propusieron dos ramas para clasificar estos grupos basado en las isoglosas anteriormente dichas:

  1. Lenguas romances occidentales (lenguas iberorromances, occitanorromances, galorromances, retorromances, galoitalianas y romances insulares)
  2. Lenguas romances orientales (lenguas balcorrumanas, italorromances y dálmata)

La relación exacta entre estos grupos es materia de discusión y no existe una única clasificación aceptada, así que diferentes autores basándose en distintos tipos de evidencias y criterios han hecho clasificaciones que agrupan de manera diferente estos grupos. A partir de las similitudes léxicas computadas por el proyecto comparativo ASJP y otras evidencias lingüísticas resulta un árbol diversificación como el siguiente:

Latín

Galorrománico

francés



arpitán





romanche




Italo-rumano

rumano




italiano



siciliano






friulano


Occitano-románico

occitano



catalán





Iberrománico


navarroaragonés



español



asturleonés



galaico-
portugués

gallego



portugués








sardo



Romance occidental

Grupo iberorromance

Castellano (amarillo), portugués (azul), gallego (celeste), variedades asturleonesas (tonos verdes) y aragonés (naranja claro).

Además existe una lengua de la Península Ibérica sobre la que no existe acuerdo sobre cómo clasificarlas:

  • Mozárabe (haz dialectal desaparecido hacia el s. XIII) hablado en el sur de la península en la parte históricamente bajo dominio musulmán.

Ethnologue la clasifica junto con el aragonés como lenguas pirenaico-mozárabes (aunque no parecen existir isoglosas comunes exclusivas a estas dos lenguas). Para otros el aragonés tiene rasgos intermedios entre el iberorromance nuclear y el occitanorromance, aunque no existe consenso filológico en torno a su clasificación.[21]

Grupo occitanorromance

Distribución de las lenguas occitano-románicas: catalán (rojo), gascón-occitano-provenzal (morado).

Estas dos lenguas muy cercanas forman un continuo dialectal transicional entre las lenguas de oil y las iberorrománicas, llamado occitano-románico. Algunas fuentes clasifican ambas entre las lenguas galorrománicas, otras, como Ethnologue, dentro del grupo iberorrománico y, tradicionalmente, el catalán como iberorrománico y el occitano como galorrománico. Cada vez toma más fuerza entre los romanistas el denominado Grupo Románico Pirenaico, grupo puente entre el iberorrománico y el galorrománico, integrado por el occitano, el catalán y el aragonés.

Grupo galorromance

El conjunto de dialectos galorromance de oïl (verdoso), galorromance arpitano (azul).

Todas estas variedades están gravemente amenazadas de extinción, el gobierno francés ha reconocido a las lenguas de oïl como lenguas de Francia pero les impide firmar la carta de lenguas minoritarias y brindarles algún tipo de estatus o protección, las únicas lenguas de oïl que cuenta con protección y estatus de lengua regional son el (valón, picardo y champañés) en Bélgica y el normando ha obtenido estatus y protección en las islas del canal. [24]

Grupo retorromance

Lenguas retorromances.

Las lenguas retorromances son un conjunto de variedades lingüísticas muy cercanas habladas en el sur de Suiza y noreste de Italia (provincia romana de Raetia). Lingüísticamente comparten rasgos notables con las lenguas occitanorromances y galorromances.

  • Dialectos romanches (rumantsch): sursilvano, sutsilvano, surmirano, puter y vallader forman los cinco dialectos escritos, se hablan en Suiza (en el cantón de los Grisones), en la actualidad el número de hablantes de todos estos dialectos reunidos apenas frisa las 35.000 personas.
    • Interromanche (rumantsch grischun): especie de lingua franca romanche empleada en Suiza para unificar la veintena de dialectos romanches, y que se apoya sobre todo en el sursilvano, el vallader y el surmirano. El interromanche es una lengua oficial en el cantón suizo de los Grisones.
  • Dialectos ladinos (ladín): empleados en los Dolomitas (Italia), se consideran una lengua regional.
  • Friulano (furlan): hablado en la provincia italiana de Údine, tiene el estatus de lengua regional.

Grupo galoitaliano

Piamontés (verde puro), lombardo (verde cían), ligur (verde olivo), véneto y istriano (verde lima), emiliano-romañol (verde claro)

Las lenguas galoitalias tienen características de transición entre las variedades del centro y sur de Italia y el resto de lenguas romances occidentales. Las lenguas galoitalianas cuentan en total con unos 15 millones de hablantes nativos en el norte de Italia. Si bien ninguna de ellas tiene reconomiento oficial por parte del estado italiano varias de ellas han sido reconocidas y son objeto de leyes de protección por parte de los parlamentos regionales. Las lenguas galoitalianas comúnmente reconocidas son:

Sardo

Lenguas de Cerdeña y sus dialectos.

Sardo (sardu o limba sarda, s. XI), hablado en Cerdeña. Es una de las lenguas romances más conservadoras, lo que se puede explicar dado su aislamiento geográfico. Se considera que el grupo sardo constituye la primera rama desgajada del resto de lenguas románcias, ya que todas las demás presentan una evolución vocálica común que no está presente en sardo. Se distinguen varios dialectos sardos:

  • Campidanés (campidanesu): variante lingüística del sur.
  • Logudorés (logudoresu): variante lingüística del centro-noroeste, en que están escritas la mayoría de las obras literarias.
  • Nuorés (nugoresu): variante lingüística del centro-este.

Las dos últimas variantes lingüísticas tienen muchos aspectos en común respecto a la primera. Respecto a sus rasgos fonéticos y gramáticos (sonorización y fricatización de las oclusivas sordas intervocálicas latinas, formación del plural mediante -s, etc.) el sardo pertenece a las lenguas romances occidentales, a pesar de que Ethnologue lo clasifica (junto a la variedades italianas de Córcega, y el gallurés y sassarés) dentro de las lenguas románicas insulares. Desde la Edad Media el sardo ha conocido numerosos superestratos, entre los cuales el catalán, el castellano, el ligur y el italiano son los más relevantes.

Español Sardo (Logudorés) Sardo (Nuorés) Sardo (Campidanés)
el, la, los, las su, sa, sos, sas su, sa, sos, sas su, sa, is
agua abba abba acua
cuatro bàtoro bàtoro cuatru
lengua limba limba lingua
placer piaghere piachere(a) praxeri(b)
voz boghe boche(a) boxi(b)
(a)donde ch se lee como una k.
(b)donde la x se lee como la j francesa en jamais o je.

Romance oriental

Grupo italorromance centromeridional

Toscano (verde), romanesco (azul claro), napolitano (violeta), siciliano (naranja).

Las lenguas italianas centromeridionales (italiano, romanesco, napolitano y siciliano) son un continuo dialectal desde el centro hacia el sur de la Península Itálica, muchas veces se los menciona solo como dialectos italianos. Este grupo comparte las isoglosas del sur y este de la Línea Massa-Senigallia.

  • Toscano
    • Italiano (italiano, s. IX). derivado históricamente del toscano florentino, promovido por Dante en el siglo XIII constituye la base de la lengua oficial italiana.
    • Corso. Se considera un dialecto histórico del italiano, derivado del toscano, que ha sufrido un fuerte influjo francés. No obstante, Ethnologue lo clasifica aparte del italiano entre el grupo románico del sur, junto con las variedades sardas. Es propio de la isla francesa de Córcega. El gallurés y el sassarés hablados en el norte de Cerdeña son dialectos del corso pero fuertemente influenciados por el sardo.
  • Romanesco o italiano central incluye varios dialectos hablados en el centro de Italia, especialmente en Roma, Lazio y Umbria.
  • Napolitano o italiano meridional incluye los dialectos del centro-sur de Italia como pullés y calabrés del norte.
  • Siciliano (sichilianu o u sicilianu) o italiano meridional extremo, hablado en Sicilia y en los extremos de la península: Salento y Calabria central y meridional. Es una lengua románica que tiene muchas influencias del griego (que pervive en algunas localidades), del árabe, del francés, provenzal, catalán y del castellano, del alemán y del latín. Esto es por la razón de que Sicilia ha sido siempre tierra colonizada y encrucijada de los principales pueblos mediterráneos. No obstante, el idioma tiene sustrato y palabras derivadas de antiguos pueblos como los sicanos (no indoeuropeos), sículos y élimos.
    • Se distinguen ocho dialectos fundamentales en Sicilia e islas próximas:
      • Occidental (Palermo, Trapani)
      • Centro-Occidental (Agrigento)
      • Metafonética central (Enna, Caltanissetta)
      • Metafonética sudoriental (Ragusa y zona meridional de la Provincia de Siracusa)
      • No-metafonética oriental (Siracusa, Catania)
      • Messinés (Messina)
      • Pantesco (isla de Pantelaria) influenciado por el árabe.
      • Eoliano (Islas Eolias)
    • Relacionados con el siciliano están los otros dialectos italiano meridionales extremos:
      • Reggino o calabrés centro-meridional (Reggio, Catanzaro)
      • Salentino (en el 'tacón' de la 'bota' de Italia: Lecce, Otranto)

Grupo balcorrumano

*Lenguas balcorrumanas:      Rumano      Istrorrumano      Meglenorrumano      Arrumano *Dalmático †:      Vegliota      Ragusano **Panonio      Panonio

Las lenguas balcorrumanas o dialectos rumanos tienen varios rasgos distintivos notorios:

  • No sonorizan las oclusivas sordas intervocálicas de origen latino /p, t, k/ (rasgo compartido también con las lenguas italianas centromeridionales).
  • Palatalizan los grupos latinos (ci, ce) como /t͡ʃ/ y (ti, te) como /ts/ (rasgo compartido también con las lenguas italianas centromeridionales)
  • Y forman el plural de las palabras mediante vocales -e, -i. (rasgo compartido por varias lenguas romances de Italia)
  • Los fonemas latinos /Ō, Ŏ/ se confunden en /o/ mientras que en el resto de lenguas romances (excepto el sardo), las mismas vocales latinas se siguen distinguiendo al evolucinar a dos fonemas diferentes /*o/ y /*ɔ/.

Rumano (română; atestiguaciones parciales en el s. XII, a. completa en el s. XV): lengua de la antigua provincia romana de Dacia cortada del resto de la llamada Romania. El superestrato eslavo tiene relativamente poca relevancia salvo en el léxico y el rumano se asevera como una lengua bastante conservadora. Se considera que posee cuatro dialectos:

Varios lingüistas rumanos, sin embargo, consideran que las últimas tres variedades son lenguas apartes, ya que el idioma rumano propiamente dicho es solo el dacorrumano (cf. «español» vs. «castellano, asturleonés, aragonés»).

Dálmata

El dálmata, lengua muerta que se hablaba en algunas ciudades costeras de Dalmacia (costa de la actual Croacia). Tenía dos dialectos conocidos:

El idioma dalmático estaba relacionado con los dialectos rumanos y las lenguas romanobalcánicas como el idioma morlaco, una lengua neolatina del interior de la Dalmacia, que se considera extinguida desde el siglo pasado.

Lenguas romances mal testimoniadas

El proceso de romanización ocupó en Europa un área más extensa de la que actualmente ocupan las lenguas romances en Europa, eso se debe a que básicamente en algunos territorios, aun en algunos intensamente romanizados como en norte de África, el latín o romance incipiente fue posteriormente desplazado por lenguas de otros pueblos que se asentaron en la región desplazando a las lenguas romances locales. En la mayor parte de casos las lenguas romances habladas en esas regiones están mal testimoniadas y solo se conocen indirectamente, básicamente a partir de préstamos a otras lenguas las desplazaron. Entre esas lenguas están:

Lenguas artificiales derivadas

Estas lenguas tratan de retomar elementos latinos (romances) tratando de ser neutrales a todas las lenguas romances actuales e incluso con otras lenguas los ejemplos más comunes son: el esperanto, el ido, interlingua (probablemente el mejor ejemplo de neutralidad en las lenguas romances), etc.

Lenguas criollas

Diversos países europeos tuvieron o tienen territorios en otros continentes: América, África, Asia y Oceanía. En esas comunidades, en algunos casos estas lenguas han dado lugar a nuevos criollos de base latina que se alimentaron de las lenguas originarias de la comunidad que los hablan. Entre estas se encuentran:

  • Criollo Francés. Conjunto de criollos de base francesa, influenciados por las lenguas indígenas o africanas. Destacan, por sobre todo el Créole haitiano, el Patois antillano, o el Bourbonnais del Océano Índico.
  • Criollo Portugués. Conjunto de lenguas criollas cuya base es el idioma portugués. Ejemplos: angolar (Angola), caboverdiano (Cabo Verde), lunguyê y forro (ambos en Santo Tomé y Príncipe), indoportugués (antiguas posesiones lusas en India), kriolu (Guinea Bisáu).
  • Lenguas chavacanas de Filipinas. Destaca el chavacano de Zamboanga y el chabacano de Cavite (en extinción). Estas lenguas están sufriendo una fuerte descriollización desde la década de los 70, ya que casi no quedan hablantes cultos de español en la sociedad que promuevan el mantenimiento de las formas clásicas. A principios del siglo XX su forma era muy similar al español estándar, [cita requerida] hoy se estima que son un 70% español y un 30% base malaya, siendo la base bisaya para el de Zamboanga y tagalo para el de Cavite.
  • Papiamento (lengua de la isla de Aruba). Si bien su raíz es de base portuguesa, recibe una cantidad sustancial de préstamos del holandés y su base con el paso de años pasa a ser española debido a la similitud de español y portugués, considerándose hoy en día un criollo de español de substrato portugués con influencia del neerlandés.
  • Palenquero. Se habla en San Basilio de Palenque, en Colombia, departamento de Bolívar, por los descendientes de los cimarrones que se liberaron de la esclavitud. Esta lengua tiene un gran sustrato del portugués antiguo por los meses que los africanos secuestrados tuvieron que pasar en los barcos de traficantes y una base léxica castellana, por la larga permanencia de sus descendientes en una región donde predomina el habla hispana. El testimonio lingüístico muestra claramente que los antepasados africanos de los hablantes de esta lengua eran mayoritariamente de origen bantú.
  • Lenguas judeorromances. Se refiere a aquellos dialectos de lenguas romances hablados por comunidades judías instaladas en algunos de estos países, y alteradas hasta tal punto que obtuvieron reconocimiento como lenguas propias, aglutinándose en el numeroso grupo de lenguas judías. Se pueden contar, entre otros, el judeoespañol o ladino, el judeoportugués, el judeofrancés o zarfático, el judeoitaliano, el shuadit o judeoprovenzal, etc.