Jimmy Carter | campaña presidencial de 1976
English: Jimmy Carter

Campaña presidencial de 1976

Mapa electoral de las elecciones de 1976.

Cuando Carter inició su candidatura a la presidencia de Estados Unidos en 1976, era considerado un político con poca experiencia y escaso reconocimiento a nivel nacional, sólo era reconocido por el 2% de los votantes,[27]​ y con pocas posibilidades contra políticos más conocidos a nivel nacional. Cuando comunicó a su familia su intención de postularse a la presidencia de Estados Unidos, su madre le preguntó: ¿Presidente de qué? Sin embargo, durante 1976, el escándalo Watergate seguía todavía fresco en la mente de los votantes y su posición como un político sin gran experiencia y ajeno a la politiquería de Washington D.C., se convirtió en un factor atractivo para los votantes, la pieza central de su plataforma de campaña fue la reorganización del gobierno.

Nominación demócrata

Carter pronto se convirtió en el favorito al ganar el caucus de Iowa y las primarias de Nuevo Hampshire. Utilizó una estrategia de dos frentes: en el sur, en el que la mayoría había aceptado tácitamente a George Wallace de Alabama, Carter se presentó como un hijo predilecto de carácter moderado. Cuando Wallace demostró ser una fuerza agotada, Carter barrió en la región. En el Norte, donde Carter tenía pocas posibilidades de obtener grandes mayorías, hizo un llamamiento en gran medida a los votantes conservadores cristianos y a la población rural. Ganó en varios estados del Norte, construyendo el mayor bloque. La estrategia de Carter consistía en alcanzar una región antes que los otros candidatos pudiesen extender su influencia allí, viajó más de 50.000 kilómetros, visitó 37 estados y pronunció más de 200 discursos antes de que otros candidatos hubieran anunciado que estaban en la carrera por la presidencia.[28]​ Rechazó, desde un principio, presentarse como un candidato de carácter regional, demostrando ser el único demócrata con una verdadera estrategia nacional y así finalmente logró la candidatura de su partido.

Su avance fue lento, según una encuesta de Gallup, todavía el 26 de enero de 1976, Carter era la primera opción de sólo un cuatro por ciento de los votantes demócratas. Sin embargo, a mediados de marzo, según Shoup, Carter no solo iba muy por delante de los otros contendientes demócratas, sino que también marchaba por delante del presidente Ford por un pequeño porcentaje.

Eligió al senador Walter Mondale como candidato a la vicepresidencia. Atacó la falta de transparencia de la política de Washington en sus discursos, y ofreció un bálsamo de carácter religioso para sanar las heridas de la nación.[29]

Carter y Ford en un debate el 23 de septiembre de 1976. Los debates televisivos, que no se producían desde 1960, fueron uno de los puntos álgidos de la campaña electoral.

Elección presidencial

En su campaña electoral, Carter apeló a vagos principios morales, criticó la burocracia de Washington y prometió sinceridad y honradez. Planteó su campaña como un "outsider", dirigida a los electores que estaban hartos de políticos profesionales y de soluciones convencionales.[30]​ Inició la campaña presidencial con una ventaja considerable sobre Ford, que fue reduciéndose en el transcurso de la misma, y que finalmente le permitió a Carter la victoria el 2 de noviembre de 1976 por un margen estrecho. Carter ganó el voto popular por un 50,1 % contra 48,0 % de Ford y recibió 297 votos electorales contra 240 de Ford, convirtiéndose en el primer presidente del denominado Sur Profundo desde la elección de Zachary Taylor en 1848.

Su comportamiento público desafió las normas establecidas, durante la campaña, a pesar de su proclamada condición de devoto cristiano y catequista, concedió una entrevista a Robert Scheer para la revista Playboy,[31]​ La entrevista llegó a los quioscos un par de semanas antes de las elecciones.