Federico Páez Chiriboga | jefatura de estado

Jefatura de Estado

Encargo del Mando Supremo (1935 - 1937)

La dictadura de Paéz comenzó con abusos. La prensa velasquista y comunista fue silenciada, varios periodistas fueron perseguidos, se reorganizaron los institutos de educación para limpiarlos del velasquismo, reorganizó los consejos municipales y consejos provinciales, en donde había una gran mayoría velasquista.

En 1936 hubo un intento de golpe de estado contra Páez, la cual fue reprimida violentamente bajo el mando del ministro de Defensa Alberto Enríquez Gallo, provocando que el gobierno tome una postura más violenta contra los opositores, resultando la promulgación de la ley de Defensa Social, en la cual suprimió garantías constitucionales y permitía la persecución política a opositores; clausuró la Universidad Central de Quito, desterró y encarceló a los comunistas involucrados con la revuelta a las islas Galápagos, práctica que mantuvo con cualquier opositor, desterrando a quienes teniando los medios económicos al exterior.

Su gobierno tuvo una ideología socialista en un inicio, virando hacia el liberalismo al final de este, tomando inspiración de los gobiernos fascistas de Italia y Alemania en lo que corresponde a la seguridad ciudadana, enfocándose en la represión y en el fortalecimiento de la fuerza pública leal al gobernante.

Fundó la Caja del Seguro Social de Empleados Privados y Obreros en 1936, lo que sería hoy el IESS. Promulgó la Ley Orgánica del Trabajo, que regulo la huelga, establecía salario mínimo; reformó al Código Civil en relación a los hijos y madres ilegítimas otorgándoles beneficios en lo que corresponde a herencias y pensiones; coordinó el trasladó del conflicto limítrofe con Perú a Washington, para que ejerza como mediador para lograr una resolución pacífica.

Durante su gobierno se dio celebración del Modus Vivendi con la Santa Sede, poniendo punto final a un estado de aislamiento del país con Roma, con el objetivo de liquidar las luchas religiosas en el país, restableciendo relaciones con el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica Pío XI, reestableció la personería jurídica de la Iglesia y le devolvió varias propiedades nacionalizadas y trajo el cuerpo del entonces Siervo de Dios ahora Santo Hermano Miguel Febres Cordero.

Fuente:[1]

Presidencia Interina (1937)

Teniendo una saludable popularidad en 1937, gracias a las renovadas relaciones con la Iglesia Católica y la repatriación del Hermano Miguel, convocó a una Asamblea Constituyente en 1937, al considerar que el país debía volver al régimen legal y constitucional, la cual tuvo muy poca afluencia en el día de las elecciones, sin la participación del partido conservador y socialista, como rechazo a las pretenciones de Páez de mantenerse en el poder.

En la primera sesión la Asamblea, compuesta principalmente por liberales partidarios de Páez y funcionarios públicos, lo eligió Presidente Constitucional Interino, teniendo intenciones de ser electo Presidente Constitucional, por lo que como primer acto amnistió a todos los presos y exiliados políticos, pero al no lograr pacificar el país, la Asamblea Constituyente le otorgó poderes extraordinarios, conformando un gabiente compuesto en su mayoría por militares, lo cual causó malestar en un sector de las Fuerzas Armadas por sus pretenciones dictatoriales, por que lo que fue derrocado por su Ministro de Defensa Alberto Enríquez Gallo, el cual asumió como Jefe Supremo y disolvió la Asamblea Constituyente.

Fuente:[1]

Ministros de Estado

Ministerio Ministro
Ministerio de Defensa Gral. Alberto Enríquez Gallo
Ministerio de Previsión Social Alaides Pasantes
Colón Serrano
Rafael Quevedo Coronel
Cmdte. Virgilio Guerrero
Ministerio de Obras Públicas Heleodoro Ayala
Ministerio de Educación Carlos Zambrano
J. A. de Rubira Ramos
Cmdte. Guillermo Burbano Rueda
Ministerio de Gobierno Aurelio Bayas
Cnel. Héctor Salgado
Ministerio de Hacienda J. Avilés A.
Alberto Whiter Navarro
Cnel. Heleodoro Sáenz
Ministerio de Relaciones Exteriores Ángel Isaac Chiriboga
Carlos Manuel Larrea

Fuente:[3]