Fascioliasis | diagnóstico
English: Fasciolosis

Diagnóstico

Huevo de Fasciola hepatica (ovalado en el centro de la imagen)

El diagnóstico de la fascioliasis en humanos se realiza examinando las deposiciones en busca de huevos del parásito, así como mediante las pruebas ELISA y Western blot.

El simple examen coprológico no es generalmente adecuado ya que los humanos manifiestan importantes síntomas clínicos mucho tiempo antes de que los huevos estén presentes en las heces. Además, en muchos infectados, los huevos de las duelas no se presentan en los excrementos, incluso tras múltiples exámenes fecales.[40]

Por tanto, los métodos inmunológicos (ELISA y Western blot) son los más adecuados en el diagnóstico de la infección por F. hepatica. Estos tests se basan en la detección de anticuerpos específicos del parásito en el plasma del paciente. Los preparados antigénicos derivan primariamente de extractos de productos de excreción o secreción de las duelas adultas o a partir de fracciones parcialmente purificadas.[42]

Los métodos basados en la detección de antígenos del suero o de las heces son menos frecuentes. Para completar el diagnóstico se realizan exámenes bioquímicos y hematológicos del suero (eosinofilia, aumento de las enzimas del hígado), así como ultrasonografías y RTG de la cavidad abdominal, biopsia del hígado y punción de la vesícula biliar.

La falsa fascioliasis es la presencia de huevos en las heces como resultado de la ingestión reciente de hígado contaminado con huevos; esta situación, que es una causa de falso diagnóstico positivo, puede evitarse sometiendo al paciente a una dieta libre de hígado durante varios días antes de repetir el examen fecal.[41]

Por lo que respecta a los animales, los métodos son similares a los usados en personas, a los que pueden añadir la situación epidemiológica, la estación del año, o el examen de los caracoles de la zona.[44]