Eslovaquia | economía
English: Slovakia

Economía

Mientras que entre 1970 y 1985 los ingresos de la población aumentaron en un 50%, en la década de 1990 disminuyeron fuertemente. El producto interno bruto no volvió al nivel de 1989 hasta 2007. [18]

eurozona, a la que pertenece Eslovaquia desde el 1 de enero de 2009.

Eslovaquia ha sorteado con éxito la difícil transición desde un sistema de economía de planificación centralizada a uno de economía moderna de mercado. Ya por el 2001 el gobierno eslovaco mostraba importantes avances en la estabilización de la macroeconomía y la implementación de reformas estructurales. Se ha llevado a cabo un importante conjunto de privatizaciones, el sistema bancario está casi en su totalidad en manos de la banca extranjera, y los niveles de inversión extranjera han crecido. El crecimiento económico de Eslovaquia superó las expectativas en los primeros años de la década del 2000, a pesar de la recesión existente en algunos de sus mercados de exportación más relevantes.

Eslovaquia es un Estado que pertenece a la Unión Europea desde el 1 de mayo de 2004. Este hecho da estabilidad, y si le sumamos que tiene sueldos mucho más bajos que los de Alemania, Francia o España, provoca que muchas fábricas instaladas en Europa Occidental se trasladen a este país, tanto que al día de hoy ya es una gran potencia automovilística. Por ejemplo, empresas de la provincia de Barcelona (España) se han trasladado a Bratislava.[19]

Esta situación explica el gran ritmo de crecimiento económico que Eslovaquia ha tenido en los últimos años (6,1% en 2005). La economía eslovaca es una de las economías de más rápido crecimiento en Europa y la tercera más rápida en la zona euro (2017). En 2007, 2008 y 2010 (con un crecimiento del PIB del 10,5%, 6% y 4% retrospectivamente). En 2016, más del 86% de las exportaciones eslovacas se destinaron a la Unión Europea, y más del 50% de las importaciones eslovacas provinieron de otros estados miembros de la Unión Europea.[20]

El desempleo, que alcanzó un máximo de 19% a fines de 1999, disminuyó a 5,95% a fines de 2017, la tasa más baja registrada en la historia reciente eslovaca.[21]

A partir del 1 de enero de 2009, Eslovaquia se unió a la eurozona y adoptó el euro como moneda oficial, lo que ya habían hecho con anterioridad 15 países.[22]

En 2014, más del 10% de la población activa trabaja en el extranjero.[18]