Enrique IV de Francia | matanza de san bartolomé

Matanza de San Bartolomé

Masacre de la noche de San Bartolomé.
Enrique IV de Francia y Navarra.

El matrimonio no solo no era deseado por los novios, tampoco lo era por el papa Gregorio XIII que no autorizó la boda, ni por el pueblo francés. París se convulsionó durante días llevando incluso a la huida del gobernador y el asesinato de Gaspar de Coligny, que finalmente revoluciona la ciudad. Sin embargo, una semana después de la boda, los extremistas católicos rompieron todo entendimiento y se produce el hecho conocido como Matanza de San Bartolomé contra los hugonotes. Se dice que la orden fue dada por Catalina de Médici por temor al poder de los hugonotes y que Carlos IX aceptó matar a los cabecillas, pero sin tocar ni a Enrique ni a su primo Enrique I de Borbón Príncipe de Condé.

Durante la noche del 24 de agosto, los nobles protestantes fueron sacados del Palacio del Louvre y masacrados en las calles. Los asesinatos se extendieron a todos los protestantes y por otras tantas ciudades de Francia durante varios días. Enrique, para salvar su vida, se vio forzado a convertirse al catolicismo (5 de febrero de 1576) y a seguir en la corte bajo una mal disimulada vigilancia de todos sus movimientos. No obstante, a finales de ese año consiguió escapar de la corte y luego abjuró de su reciente adhesión al catolicismo, declarando de nuevo su profesión de fe calvinista, y se puso al frente de las fuerzas protestantes durante la Cuarta Guerra de Religión.