Curia | comicios curiales y comicios centuriados
English: Curia

Comicios Curiales y Comicios Centuriados

Curia Julia, edificio en el que se reunía el Senado y situado en el Foro.

Pero los Comicios Curiales perdieron atribuciones en favor de la nueva división por ciudadanos sujetos al servicio militar o centurias. Así hubo un fraccionamiento de las funciones de los Comicios o Asambleas Curiales en favor de los Centuriados.

Los Comicios o Asambleas Curiales conservaron las siguientes funciones:

  • Actos formales o que interesan sólo a particulares.
  • Recibir juramentos de fidelidad de cónsules y dictadores.
  • Autorizaciones para testar (Adrogación).

A las Asambleas o Comicios Centuriados correspondió:

  • La elección de cónsules y senadores y después también otros magistrados (si bien, algún tiempo después, la elección de cuestores, ediles y otros magistrados inferiores pasó a los comicios por tribus).
  • La declaración de guerra y aprobación de acuerdos de paz.
  • La admisión o rechazo de leyes.
  • Las apelaciones en causas criminales.
  • Realizar concesiones de ciudadanía
  • Fundar colonias

Las votaciones en los Comicios Curiales no eran igualitarias. Sólo los padres de familia tenían voto, estando mujeres y esclavos/as excluidos. La admisión de los plebeyos había dado la mayoría a las capas humildes. Por esto, las reformas tendieron a quitar poderes a estas Asambleas en favor de los Comicios Centuriados, donde no era preponderante la influencia de la nobleza o patriciado, pero sí de los ricos, y donde se votaba por centurias (cada centuria, un voto); al votar las seis centurias de caballeros (de familias distinguidas) las primeras, decidían casi siempre la votación. Las centurias de caballeros y las de primera clase reunían la mayoría. Además todas las votaciones de los Comicios Centuriados debían ser refrendadas por la Asamblea de Patricios.

La entrada de los plebeyos (esto es, de no ciudadanos) en las curias les concedió algunos derechos de ciudadanía, pero no eran elegibles para funciones civiles o sacerdotales, ni tenían derecho a las tierras comunales de pastos. Se permitió a los hombres plebeyos asumir los cargos militares y, como luego veremos, se les reservaron puestos en el Senado, además de permitir su voto en los Comicios Curiales (voto que perdió su importancia, al perder atribuciones dichos comicios). Pero existía aún una gran diferencia entre ciudadanos patricios y no ciudadanos plebeyos y la prohibición de matrimonios entre ambas clases se mantuvo.