Contras | el fin de la guerra civil
English: Contras

El fin de la guerra civil

Violeta Chamorro en 1993

En 1986 estalló el escándalo Irán-Contra (también conocido como Irangate en inglés): se descubrió la venta de armas de forma ilegal a Irán para conseguir financiación para la Contra, cuando Irán estaba en guerra contra Irak (aliado teórico de Estados Unidos) en el conflicto de 1980-1988; este escándalo demostró la injerencia de los EE.UU en la agresión a Nicaragua que motivó la resolución del Tribunal Internacional de La Haya, el cual condenó a los Estados Unidos a indemnizar a Nicaragua con 17.000 millones de dólares. Ese mismo año fue lanzada por el EPS la ofensiva Danto 88 (llamada así por el comandante Germán Pomares Ordóñez “el Danto”) hacia el departamento de Jinotega, empujando a los contras a territorio hondureño. La perestroika promovida por Mijaíl Gorbachov en la Unión Soviética y las presiones de la Organización de Estados Americanos (OEA) obligaron al gobierno del presidente de Nicaragua Daniel Ortega Saavedra y al FSLN a convocar a 21 partidos políticos a un diálogo nacional, en agosto de 1989, y se firmaron los acuerdos de Managua, que contemplaban la celebración de un proceso electoral democrático y la desmovilización de la Contra; poco después los cinco presidentes centroamericanos firmaron los acuerdos de Esquipulas V, en Guatemala, creando la Comisión Internacional de Apoyo y Verificación CIAV, para supervisar el desarme de los 12.000 combatientes activos de la RN existentes en ese momento. En 1988 unos 12.000 contras operaban desde Honduras contra el norte del territorio nicaragüense.

En ese mismo mes fue creada la coalición Unión Nacional Opositora (UNO), la cual aglutinaba a 14 partidos opuestos al FSLN entre liberales, conservadores, democratacristianos, socialcristianos, socialdemócratas, socialistas y comunistas, que tenía como candidatos a la presidencia y la vicepresidencia a doña Violeta Barrios de Chamorro (conservadora y viuda de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, director del diario La prensa) y Virgilio Godoy Reyes (liberal independiente), respectivamente. El 25 de febrero de 1990 se celebraron las elecciones, las que dieron la victoria a la UNO con el 54% de los votos, mientras que el FSLN quedó con 40%. Dos días después, el 27 de febrero, empezaron las negociaciones, con la participación del expresidente de Estados Unidos Jimmy Carter, João Clemente Baena Soares (Secretario General de la OEA) y Elliot Richardson, representante del Secretario General de las Naciones Unidas (ONU). Entre otras cosas se acordó la permanencia del general Humberto Ortega Saavedra como comandante en jefe del EPS, la reducción de este y el desarme de la Contra; las negociaciones terminaron el 27 de marzo con un llamado "Protocolo de transición", por el cual 8 de los 14 partidos de la UNO se negaron a asistir a la toma de posesión, y el 25 de abril Daniel Ortega le entregaba el poder a Violeta Chamorro.

El 27 de junio de 1990 se dio el primer acto de desarme de los miembros de la “Contra” como consecuencia de los Acuerdos de Sapoá y del proceso de paz que desencadenó en la desmovilización de los armados.

El escenario de ese primer acto de desarme ante la entonces presidenta Violeta Barrios de Chamorro fue el municipio San Pedro de Lóvago y, por ello, en una ley se declaró a esa localidad como “Capital de la Paz”.

La RN terminó de desarmarse el 27 de junio del mismo año en el municipio del Almendro, departamento de Río San Juan, ante los delegados de la ONU y la OEA donde deponen sus armas el Comandante Leonel y Navegante (este último con un estado de fuerza de 600 hombres).