Cabo Verde | geografía
English: Cape Verde

Geografía

Imagen de satélite de Cabo Verde.

El archipiélago forma parte de la región de Macaronesia. Se compone de diez islas grandes y cinco menores. Las islas de Barlovento incluyen Santo Antão, São Vicente, Santa Luzia (deshabitada), São Nicolau, Sal y Boavista. Las de Sotavento incluyen Maio, Santiago, Fogo y Brava.

En la isla de Sal está el aeropuerto Amilcar Cabral, el mayor internacional del país. Otras islas importantes son Santiago y São Vicente, donde se encuentran la capital Praia y Mindelo, respectivamente.

Entre los islotes que forman Cabo Verde destacan Islote Raso (7 km²), Islote Branco (3 km²), Islote Grande (2 km²), Islote Cima (1,15 km²) e Islote Carneiro (0,22 km²).

Las islas son de origen volcánico. En la de Fogo existe un volcán activo (última erupción en 2014). En su mayor parte, son montañas escarpadas cubiertas de cenizas volcánicas, por lo que hay poca vegetación. El clima es seco y caluroso, con una media de temperatura de 20/25 °C. En los meses de enero y febrero, el archipiélago sufre la influencia de tempestades procedentes del Sáhara.

Islas mayores

N.º Nombre en portugués En español Área Habitantes 2015
1 Santiago Santiago 991 km² 294.135
2 Santo Antão San Antón 779 km² 40.547
3 Boavista Buena Vista 620 km² 14.451
4 Fogo Fuego 476 km² 35.837
5 São Nicolau San Nicólas 388 km² 12.424
6 Maio Mayo 269 km² 6.980
7 São Vicente San Vicente 227 km² 81.014
8 Sal Sal 216 km² 33.747
9 Brava Brava 67 km² 5.698
10 Santa Luzia Santa Lucía 35 km² Deshabitada

Actualmente, Cabo Verde se enfrenta a problemas ecológicos como la erosión y la desaparición de varias especies de aves, peces y reptiles, ocasionada por el exceso de pastoreo, cultivos y pesca. Desde hace más de treinta años, las islas sufren una gran sequía.

Fauna y flora

Según Arechavaleta et al.[6]​ se conocen 3.251 especies en el archipiélago, de las cuales 540 (16,6%) son endémicas y 240 exclusivas de una de las islas. Por otro lado, se han descrito 21 géneros endémicos de Cabo Verde: 1 de fanerógamas, 1 de líquenes y 19 de artrópodos. De estos últimos, 10 géneros son exclusivos de alguna de las islas.

Clima

Vientos harmattan desde el Desierto del Sahara, arrastrando calima sobre el archipiélago de Cabo Verde.

El clima de Cabo Verde es poco común, tropical árido, con temperaturas suaves debido a la corriente de las Islas Canarias, de aguas frías, y a los vientos alisios, que soplan desde el nordeste, especialmente entre noviembre y mayo, y que se refrescan al pasar sobre el mar, cuya temperatura oscila todo el año entre 23 oC en enero y 27 oC entre agosto y octubre.

Tanto en las islas de Barlovento como en las de Sotavento existe una breve estación lluviosa entre agosto y octubre, cuando se pueden producir lluvias fuertes condiciendo con el periodo más cálido del año. Esto es debido al desplazamiento hacia el norte de la Zona de Convergencia Intertropical. Las lluvias son muy irregulares, a veces no se presentan o se acumulan en pocos días, provocando inundaciones, también debido a la escasez de vegetación. En Mindelo, en la isla de São Vicente, en Barlovento, caen unos 100 mm al año, de los que la mitad caen en septiembre, y el resto repartidos en agosto y octubre. Las temperaturas oscilan entre los 19-23 oC de mínima y los 23-27 oC de máxima, siendo los meses más fríos y secos de diciembre a mayo, con el viento del nordeste, y los más cálidos de junio a noviembre. En Sotavento hace algo más de calor y llueve más por la influencia de vientos de sur. En Praia, en la isla de Santiago, caen unos 250 mm, con máximos de 100 mm en agosto y septiembre, algo en octubre y prácticamente nada en el resto de meses. Las temperaturas oscilan entre 19-20 oC de mínima y 29 oC de máxima en los meses húmedos.[7]

Cuando el viento sopla del desierto, las temperaturas pueden subir a 35-37 oC entre mayo y octubre. Las montañas actúan de freno a los vientos y pueden provocar neblinas en las caras norte de las más altas en los meses secos, con lloviznas, permitiendo algo de vegetación. Los alisios empiezan a soplar en noviembre, pero a veces sopla el harmattan con nubes de polvo que dificultan la visibilidad.