Batalla de Nancy | el asedio

El asedio

Descubrimiento del cuerpo del Temerario, por Auguste Feyen-Perrin (1862).

Al frente de un ejército de 4.000 efectivos, René II asedia el 22 de agosto de 1476 Nancy, defendida por una guarnición borgoñona compuesta de alrededor 1.200 soldados, en su mayoría borgoñones y dirigidos por Jean de Rubempré.[4]​ El 9 de octubre René II se sitúa en las orillas del río Mosela a fin de impedir que lo crucen, pero Carlos toma posición en las alturas de Toul a poco kilómetros de Nancy, donde el 10 se le reúnen miles de refuerzos. El 16 de octubre atraviesan el Mosela y René no puede hacer nada por impedir la toma de San-Nicolas de Port. El 19 parte René, seguro de que Nancy soportaría dos meses de asedio, hacia los cantones suizos y Alsacia en busca de refuerzos.

El 22 de octubre, Carlos ya está frente a Nancy y comienza el asedio a la capital ducal. Nancy está defendida principalmente veteranos de Morat. Carlos se instala en la proximidad de la actual Plaza de la Comandería (Place de la Comanderie) en Nancy, algunos de sus mejores capitanes le sugieren levantar el asedio para dirigirse a Metz o Pont-au-Mousson y reanudar el asalto de Nancy en primavera, pero el Temerario rechaza categóricamente la idea. Durante el invierno, los partidarios lorenenses hostigan constantemente las tropas borgoñonas. El invierno es particularmente duro ese año, y la moral baja dentro de las tropas de Carlos, por lo que se producen diversas bajas y aumentan las deserciones. En la asediada Nancy se matan los caballos, los perros y los gatos para alimentarse; los pozos de agua están congelados y la población tiene que desmontar los techos de las casas y aprovechar la madera para calentarse.

Por su parte, René II no se queda inactivo. A pesar de que la Confederación Suiza prefiere no intervenir, le autoriza a contratar miles mercenarios con el apoyo financiero de Luis XI. Además se le unen millares de soldados alsacianos en el poblado de Sant Nicolas de Port muy cerca de Nancy.