Atentado de Oklahoma City | víctimas y daños materiales

Víctimas y daños materiales

Imagen aérea del edificio después de la explosión

En el momento del ataque habían 646 personas dentro del edificio Murrah. 167 personas murieron a causa de la explosión (de las cuales 163 estaban en el edificio; 99 eran empleados), mientras que otra murió aplastada en un derrumbe de escombros cuando prestaba servicios de rescate. De los diecinueve niños menores de seis años que perdieron la vida, quince se encontraban en la guardería America's Kids Day Care Center, que funcionaba en el interior del edificio. Además, tres de las víctimas mortales eran mujeres embarazadas.

Entre los restos humanos recuperados figuraba la pierna izquierda de una persona cuya identidad nunca se pudo constatar de forma concluyente, por lo que el número de víctimas fatales podría ascender a 169. La defensa de McVeigh sugirió durante el juicio en 1997 que la extremidad correspondería al supuesto «verdadero» autor del atentado, pero esta tesis fue rechazada de inmediato.

El número de heridos oscila entre 680 y 800, la mayoría por quemaduras graves, laceraciones y fracturas.

Además, la explosión destruyó o dañó 324 construcciones en un radio de dieciséis manzanas, destruyó o quemó ochenta y seis automóviles, y provocó rotura de cristales en 258 edificios cercanos, causando daños de por lo menos 652 millones de dólares.