Antiimperialismo | reforma universitaria de 1918 e intervenciones de estados unidos

Reforma Universitaria de 1918 e intervenciones de Estados Unidos

El movimiento estudiantil de Reforma Universitaria latinoamericano que se inició en la ciudad de Córdoba (Argentina) en 1918 impulsó la idea del antiimperialismo por toda América Latina y desempeñó un papel fundamental para que el concepto se fuera desarrollando durante varias generaciones. Ya en 1920 la Federación Universitaria Argentina emitió un manifiesto titulado Denuncia del imperialismo[5]

Las permanentes intromisiones de Estados Unidos en cuestiones internas de los países latinoamericanos para reprimir movimientos populares y sostener dictaduras, también jugaron un papel central en la difusión del pensamiento antiimperialista. En este sentido la entrada de tropas norteamericanas a Nicaragua para reprimir el movimiento campesino de Augusto Sandino en 1926-1927 se convirtió en un símbolo continental del antiimperialismo.

Para finales de los años veinte ya se utilizaba el término «antiimperialismo» con cierta habitualidad. En 1925 el Comintern creó una Liga Antiimperialista de alcance mundial que se organizó a su vez en secciones nacionales. En 1929, José Carlos Mariátegui tituló Punto de vista antiimperialista una ponencia suya presentada en Buenos Aires. Ese mismo año, otro peruano, Victor Raúl Haya de la Torre, se explayó ampliamente sobre la «causa antiimperialista» en un documento titulado La reforma universitaria.[6]​ En 1936, la editorial Ercilla (en Chile) publicó El antiimperialismo y el APRA, que Haya de La Torre había escrito en 1928.