Álvaro Núñez de Lara (m. 1218) | guerra entre los dos reinos y derrota del conde de lara

Guerra entre los dos reinos y derrota del conde de Lara

Aunque Berenguela era la mayor de los hijos de Alfonso VIII de Castilla, el conde de Lara había pretendido que Blanca de Castilla, reina consorte de Francia por su matrimonio con Luis VII, sucediera al recién fallecido rey Enrique, enviando un comunicado que ella rechazó y pidió que los castillos que el conde le había ofrecido, fueran entregados a su hermana Berenguela.[40]​ Berenguela y el rey Fernando III se trasladaron seguidamente a Palencia. Las tropas de Fernando marcharon a Dueñas donde los partidarios de Fernando entablaron negociaciones para poner fin a las hostilidades. El conde Álvaro reprochó a Berenguela la precipitada coronación de Fernando y pidió la custodia de Fernando, aunque la edad del nuevo rey de Castilla ya rondaba los dieciséis años. Las pretensiones del conde de Lara fueron desestimadas y el rey Fernando y su comitiva marcharon a Valladolid.

El 4 de julio, dos días después de la coronación de Fernando III, su padre, el rey Alfonso IX, que aún no había renunciado a sus pretensiones al trono de Castilla, marchó hacia la ciudad de Pisuerga y después entró en Tierra de Campos y ocupó Urueña, Villagarcía, Castromonte y Arroyo.[41]

Los castellanos rechazaron la propuesta y Alfonso IX se encaminó entonces hacia Burgos para tomar la ciudad. Berenguela y sus colaboradores enviaron a Lope Díaz II de Haro y a los hermanos Rodrigo y Álvaro Díaz de Cameros a proteger Dueñas temiendo un ataque de las tropas del rey leonés. Aconsejado por Álvaro Núñez de Lara, el rey de León se dirigió hacia Burgos por Laguna de Duero, Torquemada y Tordómar, devastando a su paso las posesiones del mayordomo de Berenguela, García Fernández de Villamayor.[43]​ En represalia, el conde Álvaro avanzó hacia Belorado y saqueó y asoló la villa.

En septiembre de 1217, el rey de Castilla abandonó Burgos y se dirigió rumbo a Palencia. El conde Fernando Núñez, hermano de Álvaro, organizó una emboscada en Revilla-Vallejera que no prosperó al no lograr sorprender la hueste del rey castellano. El conde Álvaro intentó otra emboscada a las afueras de Herreruela. El día 20 de ese mes, los hermanos Alfonso y Suero Téllez más Álvaro Rodríguez Girón, hermano de Gonzalo, sorprendieron a los hermanos Lara que escaparon, menos el conde Álvaro que fue capturado y hecho prisionero en Valladolid donde fue obligado, como condición sine qua non para recuperar su libertad, la entrega de las fortalezas que controlaba, incluyendo Alarcón, Cañete (Cuenca), Tariego, Amaya, Villafranca Montes de Oca, Cerezo de Río Tirón, Pancorbo, Belorado, y otras plazas.[44]

Estando ya de vuelta en León, donde continuaba ejerciendo el cargo de mayordomo real, los reyes de León y de Castilla acordaron una tregua en noviembre de 1217 en la que intervino Álvaro y su hermano Fernando Núñez de Lara.[45]

Desde Salamanca, avanzaron las tropas del rey Alfonso IX. Su hijo Fernando III decidió realizar su primera incursión en el reino de León, enviando al señor de Vizcaya, a Álvaro Díaz de Cameros, así como a García Fernández de Villamayor. Sin embargo, pronto tuvieron que retroceder y buscar refugio en Castrejón que después fue cercada por el rey de León y los Lara. El conde Álvaro, encontrándose en esta plaza, enfermó gravemente y marchó a Toro donde decidió hacerse freire de la Orden de Santiago.[46]