Virreinato del Perú

  • virreinato del perú
    virreynato del perú
    virreinato indiano
    1542-1824
    flag of cross of burgundy.svg
    bandera

    map of the viceroyalty of peru.svg
    en verde claro la máxima extensión inicial y nominal del virreinato del perú hacia 1542, en verde oscuro su extensión final hacia 1810.
    capital old coat of arms of lima.svg ciudad de los reyes (1542-1821)
    coat of arms of cusco (colonial).svg cuzco (1821-1824)
    entidad virreinato indiano
     • país imperio español
    idioma oficial español
     • otros idiomas quechua, aimara, mapudungun, etc.
    religión católica
    período histórico colonización española de américa
     • 20 de noviembre
    de 1542
    creación por real cédula en barcelona
     • mayo
    de 1572
    caída de los incas de vilcabamba
     • 27 de mayo
    de 1717
    creación del virreinato de nueva granada
     • 1 de agosto
    de 1776
    creación del virreinato del río de la plata
     • 9 de diciembre
    de 1824
    batalla de ayacucho. capitulación del virrey de la serna
     • 30 de diciembre
    de 1824
    el virrey tristán acepta la capitulación de ayacucho y reconoce la independencia del perú
     • 23 de enero
    de 1826
    caída del callao
    forma de gobierno virreinato
    rey
    1542[3]

    carlos i

    fernando vii (de jure)
    virrey
    1544-1546
    1821-1824
    1824

    blasco núñez vela
    josé de la serna e hinojosa
    pío de tristán y moscoso
    (interino)
    precedido por
    sucedido por
    gobernación de nueva castilla
    gobernación de nueva toledo
    (1717) virreinato de nueva granada
    (1776) virreinato del río de la plata
    (1818) patria nueva
    (1820) provincia libre de guayaquil
    (1821) protectorado del perú
    (1824) gobierno de chiloé
    (1824) alto perú

    el virreinato del perú fue una entidad territorial situada en américa del sur, integrante del imperio español que fue creada por la corona española durante su dominio en el nuevo mundo, entre los siglos xvi y xix.

    el inmenso virreinato abarcó gran parte de sudamérica, incluida panamá y algunas islas de oceanía. quedó fuera de él, también como bien realengo, venezuela, así como la costa atlántica de brasil, que pertenecía al imperio de portugal.[4]

    sin embargo, durante el transcurso del siglo xviii su superficie sufrió tres importantes mermas al crearse -con parte de su territorio- dos nuevos virreinatos de la corona española: el virreinato de nueva granada y posteriormente el virreinato del río de la plata. al mismo tiempo la colonia portuguesa del brasil extendía sus fronteras hacia la amazonia. a pesar de las pérdidas territoriales, todavía a principios del siglo xix el virreinato del perú era la principal posesión de la corona española[5]​ al tratarse de una de sus principales fuentes de riqueza.

    el proceso de independencia hispanoamericana inició el fin del virreinato, conflicto en el que se mantuvo en el bando realista, y funcionó como un importante bastión y centro estratégico de la corona española en américa del sur. esto provocó la guerra con la provincias unidas del río de la plata (creada tras la caída del virreinato homónimo), el cual por el contrario había elegido el camino de la independencia y desde 1810 enviaba fuerzas libertadoras en todas direcciones. tras independizar la capitanía general de chile, el general rioplatense josé de san martín giró nuevamente su atención hacia perú y preparó un ataque naval. la campaña fue un éxito y san martín declaró la independencia del perú, para acto seguido retirarse de su carrera militar. aún quedaban áreas bajo control realista, así que continuó con la tarea independentista el general grancolombiano simón bolívar con la intervención de la gran colombia, quien utilizó el apoyo de las guerrillas peruanas y todos los recursos de logística de la sierra peruana, requisando todo lo necesario para una guerra de posiciones. tras la batalla de ayacucho el virreinato perdió su rumbo con solo algunos focos de lealtad a la corona en los andes y la costa del bajo y alto perú. con divisiones internas, sin auxilios de la españa peninsular y prácticamente aislado del mundo, la resistencia del virreinato peruano sucumbió en 1824.

  • historia
  • organización económica del virreinato
  • la iglesia en el virreinato
  • la educación en el virreinato
  • arte y cultura
  • la capital virreinal
  • véase también
  • referencias
  • bibliografía
  • enlaces externos

Virreinato del Perú
Virreynato del Perú
Virreinato indiano
1542-1824
Flag of Cross of Burgundy.svg

Map of the Viceroyalty of Peru.svg
En verde claro la máxima extensión inicial y nominal del Virreinato del Perú hacia 1542, en verde oscuro su extensión final hacia 1810.
Capital Old Coat of arms of Lima.svg Ciudad de los Reyes (1542-1821)
Coat of Arms of Cusco (Colonial).svg Cuzco (1821-1824)
Entidad Virreinato indiano
 • País Imperio español
Idioma oficial Español
 • Otros idiomas Quechua, aimara, mapudungun, etc.
Religión Católica
Período histórico Colonización española de América
 • 20 de noviembre
de 1542
Creación por Real cédula en Barcelona
 • mayo
de 1572
Caída de los incas de Vilcabamba
 • 27 de mayo
de 1717
Creación del Virreinato de Nueva Granada
 • 1 de agosto
de 1776
Creación del Virreinato del Río de la Plata
 • 9 de diciembre
de 1824
Batalla de Ayacucho. Capitulación del virrey De la Serna
 • 30 de diciembre
de 1824
El virrey Tristán acepta la capitulación de Ayacucho y reconoce la independencia del Perú
 • 23 de enero
de 1826
Caída del Callao
Forma de gobierno Virreinato
Rey
1542[3]

Carlos I

Fernando VII (de jure)
Virrey
1544-1546
1821-1824
1824

Blasco Núñez Vela
José de la Serna e Hinojosa
Pío de Tristán y Moscoso
(interino)
Precedido por
Sucedido por
Gobernación de Nueva Castilla
Gobernación de Nueva Toledo
(1717) Virreinato de Nueva Granada
(1776) Virreinato del Río de la Plata
(1818) Patria Nueva
(1820) Provincia Libre de Guayaquil
(1821) Protectorado del Perú
(1824) Gobierno de Chiloé
(1824) Alto Perú

El Virreinato del Perú fue una entidad territorial situada en América del Sur, integrante del Imperio español que fue creada por la Corona Española durante su dominio en el Nuevo Mundo, entre los siglos XVI y XIX.

El inmenso virreinato abarcó gran parte de Sudamérica, incluida Panamá y algunas islas de Oceanía. Quedó fuera de él, también como bien realengo, Venezuela, así como la costa atlántica de Brasil, que pertenecía al Imperio de Portugal.[4]

Sin embargo, durante el transcurso del siglo XVIII su superficie sufrió tres importantes mermas al crearse -con parte de su territorio- dos nuevos virreinatos de la Corona española: el Virreinato de Nueva Granada y posteriormente el Virreinato del Río de la Plata. Al mismo tiempo la colonia portuguesa del Brasil extendía sus fronteras hacia la Amazonia. A pesar de las pérdidas territoriales, todavía a principios del siglo XIX el virreinato del Perú era la principal posesión de la Corona española[5]​ al tratarse de una de sus principales fuentes de riqueza.

El proceso de independencia hispanoamericana inició el fin del virreinato, conflicto en el que se mantuvo en el bando realista, y funcionó como un importante bastión y centro estratégico de la Corona española en América del Sur. Esto provocó la guerra con la Provincias Unidas del Río de la Plata (creada tras la caída del virreinato homónimo), el cual por el contrario había elegido el camino de la independencia y desde 1810 enviaba fuerzas libertadoras en todas direcciones. Tras independizar la Capitanía General de Chile, el general rioplatense José de San Martín giró nuevamente su atención hacia Perú y preparó un ataque naval. La campaña fue un éxito y San Martín declaró la independencia del Perú, para acto seguido retirarse de su carrera militar. Aún quedaban áreas bajo control realista, así que continuó con la tarea independentista el general grancolombiano Simón Bolívar con la intervención de la Gran Colombia, quien utilizó el apoyo de las guerrillas peruanas y todos los recursos de logística de la sierra peruana, requisando todo lo necesario para una guerra de posiciones. Tras la batalla de Ayacucho el virreinato perdió su rumbo con solo algunos focos de lealtad a la Corona en los Andes y la costa del bajo y alto Perú. Con divisiones internas, sin auxilios de la España peninsular y prácticamente aislado del mundo, la resistencia del virreinato peruano sucumbió en 1824.