Vicepresidente de Bolivia

Vicepresidente del
Estado Plurinacional de Bolivia
Escudo-de-Bolivia.gif
Bolivia 330 withcoat.png
Álvaro García Linera - Participante del Foro Internacional por la Emancipación y la Igualdad (16734533391).jpg
Titular
Álvaro García Linera
Desde el 22 de enero de 2006 (13 años)

TratamientoSeñor vicepresidente
ResidenciaEdificio de la Vicepresidencia del Estado Plurinacional
SedeLa Paz
Designado porVoto universal
Nombrado porTribunal Supremo Electoral
Duración5 años, reelecto una vez de manera continua
Primer titularJosé Ramón de Loayza (1828-1829)
Creación19 de noviembre de 1826
Precedido porCarlos D. Mesa Gisbert (2002-2003)
Salario22,904 Bs mensual
Sitio webvicepresidencia.gob.bo

El vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia es la segunda autoridad más importante del Estado, después del presidente del Estado Plurinacional y es el primero en la línea de sucesión constitucional cuando el titular renuncia, muere o es apartado del cargo por un referendo revocatorio.[1]​ El vicepresidente ejerce como presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional, y junto al presidente y los ministros de Estado conforman el Órgano Ejecutivo y es el nexo administrativo con el Órgano Legislativo.

El vicepresidente, al igual que el presidente del Estado Plurinacional, es electo por sufragio universal. Su mandato tiene una duración de cinco años con posibilidad de una única reelección.[2]​ En caso de que ningún binomio presidencial alcance la mayoría absoluta, se recurrirá a una segunda vuelta electoral o balotaje.

Cuatro vicepresidentes han asumido la presidencia de la nación por sucesión constitucional: Mamerto Urriolagoitia, Luis Adolfo Siles Salinas, Jorge Quiroga Ramírez y Carlos D. Mesa Gisbert.[3]​ Entretanto, Ñuflo Chávez Ortiz y Jaime Paz Zamora han sido los dos únicos vicepresidentes en renunciar al cargo.

Álvaro García Linera es el actual vicepresidente de Bolivia y el 38.° vicepresidente histórico. Asumió el 22 de enero de 2006 y está en su tercer mandato consecutivo, este último comenzó el 22 de enero de 2015 y finalizará, según mandato constitucional, el 22 de enero de 2020.[4]

Origen

El cargo vicepresidencial nace en la Constitución Política de 1826, promulgada por Antonio José de Sucre, llamada también Bolivariana por haber sido redactada por Simón Bolívar y presentada ante la Asamblea Constituyente para su consideración.[5]

Los artículos que se refieren al vicepresidente describen los alcances que este tenía:

Artículo 85°. El vicepresidente es nombrado por el presidente de la República y aprobado por el cuerpo legislativo del modo que se ha dicho en el artículo 57.

Artículo 86°. Una ley especial de sucesión comprenderá todos los casos que puedan ocurrir.

Artículo 87°. Para ser vicepresidente es necesario haber nacido en Bolivia y tener las demás calidades que se requieren para presidente.

Artículo 88°. El vicepresidente de la República es el jefe del ministerio.

Artículo 89°. Será responsable con el ministro del despacho del departamento respectivo de la administración del Estado.

Artículo 90°. Despachará y firmará a nombre de la República y del presidente todos los negocios de la administración con el ministro de Estado del departamento respectivo.

Artículo 91°. No podrá ausentarse del territorio de la República sin permiso del cuerpo legislativo.
Constitución Boliviana de 19 de noviembre de 1826
Título 6, Capítulo 2
Primer vicepresidente, José Ramón de Loayza (1828-1829).

De todos modos, Sucre no presentaría aspirante alguno al cargo, quedando vacante esa cartera de Estado por el resto de su administración (1825-1828). Sería en los últimos días del gobierno de Sucre en el que se tendría mayor consciencia en que el cargo vicepresidencial no podía quedarse vacante ya que tras los sucesos del 18 de abril de 1828 no hubo quien le sucediera,[7]

Segundo vicepresidente, José Miguel de Velasco (1829-1835).

Finalizado el gobierno interino de Pérez de Urdininea (1828) y presentada la renuncia definitivamente de Sucre a la presidencia de Bolivia, el Congreso General Constituyente designó interinamente a José Miguel de Velasco como nuevo mandatario de la nación el 2 de agosto de 1828, en calidad de presidente del Consejo de Ministros, recientemente conformado.[8]

El Congreso General Constituyente tenía la misión de elegir al nuevo mandatario de la nación y al primer vicepresidente de la historia del país, cumpliendo de esa manera la Constitución Política de 1826 vigente. Tras diez días de deliberación, se eligió a Andrés Santa Cruz como nuevo presidente y a José Miguel de Velasco como nuevo vicepresidente, en calidad provisional.[11]

Tras presiones políticas internas y como consecuencia de que Santa Cruz nunca llegó a posesionarse, se forzó para convocar a una Asamblea Convencional para elegir nuevos mandatarios.[12]​ Los elegidos serían, Pedro Blanco como presidente y José Ramón de Loayza como vicepresidente, este último quedándose como presidente interino hasta la llegada de Blanco al lugar de posesión.

Con la llegada de Pedro Blanco a la ciudad de Chuquisaca el 26 de diciembre de 1828, el señor Loayza pudo por fin ejercer el cargo vicepresidencial y convertirse de esta manera en el primer vicepresidente de la República,[13]​ cargo que no pudo ejercer previamente Velasco a pesar de ser designado constitucionalmente.