Utrecht
English: Utrecht

Utrecht
Ciudad
Domuitzicht8.jpg

Flag of Utrecht city.svg
Bandera
Utrecht gemeente wapen.svg
Escudo

Utrecht ubicada en Utrecht
Utrecht
Utrecht
Localización de Utrecht en Utrecht
Utrecht ubicada en Países Bajos
Utrecht
Utrecht
Localización de Utrecht en Países Bajos
Coordenadas52°05′20″N 5°06′56″E / 52°05′20″N 5°06′56″E / 5.1155555555556
Idioma oficialneerlandés
EntidadCiudad
 • PaísBandera de los Países Bajos Países Bajos
 • ProvinciaUtrecht (province)-Flag.svg Utrecht
 • MunicipioUtrecht
AlcaldeJan van Zanen (VVD)
Subdivisiones10 distritos
Eventos históricos 
 • Fundación47 por los romanos
 • Nombre«Ultra Trajectum»
Superficie 
 • Total99.32 km²
 • Tierra95,35 km²
 • Agua3,97 km²
Altitud 
 • Media4 m s. n. m.
Climaoceánico
Población (1 de marzo de 2017) 
 • Total343 779 hab.
 • Densidad3442 hab/km²
 • Metropolitana640 000 hab.
Gentilicioutrechtense
Huso horarioCET (UTC+1)
 • en veranoCEST (UTC+2)
Código postal3450–3455, 3546 y 3500–3585
Prefijo telefónico030
Código CBS0344
Patrono(a)San Martín de Tours
Sitio web oficial
Miembro de: Randstad, Eurocities

Utrecht (Acerca de este sonido [ˈytrɛxt] , en español también llamada Utrech, Utrique[2]​ hoy en desuso) es una ciudad de los Países Bajos, capital de la provincia homónima. Ubicada en la parte central del país, se trata de la cuarta ciudad en importancia de este.

Historia

Situada en las orillas del Rin, fue una destacada fortaleza romana y después un gran centro medieval productor de lana y exportador de ganado vacuno de la apreciada raza frisona. Los orígenes de la ciudad se remontan a época romana. En época del emperador Claudio se ordenó la construcción de una línea defensiva a lo largo del Rin, dando lugar a la línea fronteriza más al norte del imperio. Una de las fortalezas se construyó en un cruce en el río, recibiendo el nombre de Trajectum o Ultra Trajectum. Con el paso del tiempo, y bajo la influencia de los avatares de los diferentes períodos históricos, estos vocablos fueron derivando paulatinamente en diversas formas (Uut- Trecht, Trecht), debido sobre todo a un error de pronunciación hasta alcanzar el nombre actual de Utrecht. En época romana, alrededor de estas fortificaciones (que albergaban una cohorte de 500 soldados) se iría asentando paulatinamente todo un conglomerado de artesanos y comerciantes, además de grupos de familias.

A partir de mediados del siglo III, tribus germánicas fueron periódicamente invadiendo estos territorios. Alrededor del año 275 los romanos no pudieron contener la línea fronteriza norte, teniendo como consecuencia que abandonar Utrecht la mayoría, hubo una parte que se quedó y cruzó con los invasores.

A finales del siglo VII, el misionero inglés Willibrord se estableció en Utrecht, adentrando la doctrina cristiana en estas tierras y erigiéndose, por nombramiento del Papa, en el primer obispo de la zona. En el 723 el rey franco cedió la fortaleza de Utrecht y sus tierras circundantes a la jerarquía eclesial. De esta forma, Utrecht sentaba la base de su posterior papel como centro religioso y económico de primer orden. Baste con mencionar al respecto que, el último Papa no italiano de la Historia, hasta Juan Pablo II, fue de Utrecht, Florenszoon Boeyens Adriaan, Adriano VI, en el año 1522.

La ciudad fue visitada hacia el año 965 por el viajero hispano-judío Ibrahim ibn Ya'qub, quien describe la economía basada no en el cultivo sino en los rebaños y la lana, materia prima de las valiosas capas frisonas. También nota el uso de turba en vez de leña. Utrecht es un centro mercantil sin parangón.[3]

Fue un centro religioso muy importante, lugar de residencia de obispos cuyas casas con pináculos y torres se conservaron y aún se pueden contemplar. Si visitamos la parte antigua de la ciudad encontramos la iglesia de San Martín (Domkerk) que hasta 1559 fue la única catedral en el norte de Holanda; alrededor del 920 el obispo Balderik llegó a Utrecht y reconstruyó la antigua iglesia construida por San Wilibrord en el 695, hizo construir una nueva y enorme catedral consagrada en honor a San Martín con arcos romanos. Después de un incendio ocurrido en 1253 esta quedó estropeada, el cabildo aprovechó esta oportunidad para ir reconstruyendo la iglesia. Por ese entonces predominaba en Francia el estilo arquitectónico gótico, y Utrecht siguió esa moda. La nueva iglesia cuenta con arcos góticos. En 1254 se comenzó con el coro de la iglesia, luego siguieron las torres y la nave transversal de la nave. Debido a la falta de recursos, en 1517 se tuvo que suspender la construcción, así es que faltaron los contrafuertes y los arcos arbotantes que son importantes para el soporte de la nave. En el siglo XVI estalló la Reforma y en 1577 Utrecht se hizo protestante y la mayoría de iglesias le fueron quitadas a la Iglesia católica, una de esas fue esta iglesia. Posee la torre más alta del país, originalmente unidas por una nave, fueron separadas por un tornado (el 1 de agosto de 1674), se encuentra en el punto donde se cruzan cuatro iglesias: la iglesia de San Pedro (de Pieterskerk), la iglesia de San Juan Bautista (de Janskerk), la iglesia de la abadía de San Pablo (de kerk van de Paulusabdij) y la iglesia de Santa María (de Mariakerk), estas dos últimas no existen actualmente.

Entre los siglos XI y XVI fue la ciudad más destacada e importante de los actuales Países Bajos. Tras el dominio absoluto de Carlos V durante buena parte del siglo XVI, en 1579 las siete provincias del norte firmaron la Unión de Utrecht, para hacer frente a la hegemonía española. Es visto como el comienzo de la República holandesa. Hay que mencionar que en los últimos años del siglo XVI comenzó una etapa de decadencia, a consecuencia de su anquilosamiento temporal como centro del cristianismo católico, en una esfera mayoritariamente protestante. El peso político se desplazaría de Utrecht hacia la parte protestante. En el siglo XVII Ámsterdam se convertiría en la ciudad por antonomasia de los Países Bajos. Aun así, Utrecht siguió conservando importancia como centro cultural y económico.

El nombre Utrecht aparece más de una vez en la historia relacionado con tratados y negociaciones importantes. Aquí se llevó a cabo entre otros, el Tratado de Utrecht de 1713 relativo a la Guerra de Sucesión española en el siglo XVIII, que además determinó las soberanías sobre varios territorios entre las diversas potencias europeas, incluyendo territorios coloniales. Este tratado ponía fin a la Guerra de Sucesión Española.

En el siglo XIX, se convertiría en la sede central del ferrocarril holandés (aún hoy en día lo es), gracias a su ubicación geográfica privilegiada. Ello posibilitó un desarrollo industrial y económico muy considerable, llevándose a cabo la reconversión y modernización de la ciudad. Todo ello, junto al restablecimiento de Utrecht como el centro católico de los Países Bajos, posibilitó que la urbe despertara del latente ostracismo del siglo XVIII y recuperara cierto esplendor de antaño.