Unión personal

Insignia de la Unión de las Coronas Tudor Rose dimidió con el cardo escocés, usado por el rey Jacobo I y VI para simbolizar la unión personal de sus reinos.
Insignia de la Unión de las Coronas Tudor Rose dimidió con el cardo escocés, usado por el rey Jacobo I y VI para simbolizar la unión personal de sus reinos.

Una unión personal es una figura jurídica mediante la cual dos o más Estados comparten un mismo jefe de Estado, sin que exista, necesariamente, una integración política entre ambas naciones. Las dos o más entidades que forman una unión personal se consideran Estados soberanos separados.[2]

Las uniones personales pueden surgir por diversos motivos.[4]

En las uniones personales, ambos estados conservan cuerpos de gobierno separados, con sus propias capitales, y reconocimiento por separado por las demás naciones.[5]

Las uniones personales son más comunes en las monarquías. En las repúblicas, normalmente, los presidentes son un ciudadano elegido por sus propios conciudadanos, directa o indirectamente. Esto no descarta, sin embargo, casos como el de Francia, cuyo presidente es también uno de los jefes de estado de Andorra, posición que comparte con el Obispo de Seo de Urgel (España), unión que data de 1607 cuando Francia era una monarquía con Enrique IV de Borbón como monarca.