Tuberculosis
English: Tuberculosis

  • tuberculosis
    tuberculosis-x-ray-1.jpg
    radiografía de tórax proveniente de un paciente con tuberculosis muy avanzada
    clasificación y recursos externos
    especialidad infectología
    cie-10 15-19
    cie-9010018
    ciap-2 70
    omim607948
    diseasesdb8515
    medlineplus000077 000624
    emedicinemed/2324 emerg/618 radio/411
    meshd014376
    wikipedia no es un consultorio médico aviso médico 

    la tuberculosis (abreviada tbc o tb), llamada alternativa e históricamente tisis[2]

    la tuberculosis es, posiblemente, la enfermedad infecciosa más prevalente del mundo. considerando su forma latente, en la cual no presenta síntomas, se estima que afecta al 33 % de la población mundial.[7]

    otras micobacterias, como mycobacterium bovis, mycobacterium africanum, mycobacterium canetti y mycobacterium microti pueden causar también la tuberculosis, pero todas estas especies no lo suelen hacer en el individuo sano.

    los síntomas clásicos de la tuberculosis son: tos crónica con esputo sanguinolento, fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso. la infección de otros órganos causa una amplia variedad de síntomas. el diagnóstico se basa en la radiología (habitualmente radiografías torácicas), una prueba de la tuberculina cutánea y análisis de sangre, así como un examen al microscopio y un cultivo microbiológico de los fluidos corporales como las expectoraciones. el tratamiento de la tuberculosis es complicado y requiere largos periodos de exposición con varios antibióticos. los familiares del enfermo, si es necesario, también son analizados y tratados. durante los últimos años, la tuberculosis ha presentado una creciente resistencia a los múltiples antibióticos y para ello se ha optado, como medida de prevención, por campañas de vacunación, generalmente con la vacuna bacillus calmette-guérin (bcg).

    la tuberculosis se contagia por vía aérea, cuando las personas infectadas tosen, estornudan o escupen. además, un número creciente de personas del mundo contraen la tuberculosis debido a que su sistema inmunitario se debilita por medicamentos inmunosupresores o el sida. la distribución de la tuberculosis no es uniforme en todo el mundo; aproximadamente el 80 % de la población de muchos países asiáticos y africanos dan positivo en las pruebas de la tuberculina, mientras que solo 5-10 % de la población de estados unidos da positivo.

    según datos publicados por la oms, en 2013 aproximadamente nueve millones de personas enfermaron de tuberculosis y 1.5 millones murieron por esta causa, de los cuales 360 000 tenían infección por vih. cerca del 60 % de los casos y muertes ocurre a hombres. de las cerca de 510 000 mujeres que murieron por esta causa en este período, más de un tercio tenían infección por vih. la oms estima que el diagnóstico precoz y el tratamiento efectivo logró que se salvaran 37 millones de personas entre 2000 y 2013, pero considera «todavía inaceptablemente alta» la cantidad de muertes debido a que son prevenibles.[8]

  • signos y síntomas
  • transmisión
  • cuadro clínico de la tuberculosis
  • historia
  • patogenia de la tuberculosis
  • progresión
  • diagnóstico
  • tratamiento
  • prevención
  • medidas preventivas
  • vacunas
  • día mundial de la lucha contra la tuberculosis
  • epidemiología en todo el mundo
  • véase también
  • referencias
  • bibliografía
  • enlaces externos

Tuberculosis
Tuberculosis-x-ray-1.jpg
Radiografía de tórax proveniente de un paciente con tuberculosis muy avanzada
Clasificación y recursos externos
Especialidad Infectología
CIE-10 15-19
CIE-9010018
CIAP-2 70
OMIM607948
DiseasesDB8515
MedlinePlus000077 000624
eMedicinemed/2324 emerg/618 radio/411
MeSHD014376
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La tuberculosis (abreviada TBC o TB), llamada alternativa e históricamente tisis[2]

La tuberculosis es, posiblemente, la enfermedad infecciosa más prevalente del mundo. Considerando su forma latente, en la cual no presenta síntomas, se estima que afecta al 33 % de la población mundial.[7]

Otras micobacterias, como Mycobacterium bovis, Mycobacterium africanum, Mycobacterium canetti y Mycobacterium microti pueden causar también la tuberculosis, pero todas estas especies no lo suelen hacer en el individuo sano.

Los síntomas clásicos de la tuberculosis son: tos crónica con esputo sanguinolento, fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso. La infección de otros órganos causa una amplia variedad de síntomas. El diagnóstico se basa en la radiología (habitualmente radiografías torácicas), una prueba de la tuberculina cutánea y análisis de sangre, así como un examen al microscopio y un cultivo microbiológico de los fluidos corporales como las expectoraciones. El tratamiento de la tuberculosis es complicado y requiere largos periodos de exposición con varios antibióticos. Los familiares del enfermo, si es necesario, también son analizados y tratados. Durante los últimos años, la tuberculosis ha presentado una creciente resistencia a los múltiples antibióticos y para ello se ha optado, como medida de prevención, por campañas de vacunación, generalmente con la vacuna Bacillus Calmette-Guérin (BCG).

La tuberculosis se contagia por vía aérea, cuando las personas infectadas tosen, estornudan o escupen. Además, un número creciente de personas del mundo contraen la tuberculosis debido a que su sistema inmunitario se debilita por medicamentos inmunosupresores o el sida. La distribución de la tuberculosis no es uniforme en todo el mundo; aproximadamente el 80 % de la población de muchos países asiáticos y africanos dan positivo en las pruebas de la tuberculina, mientras que solo 5-10 % de la población de Estados Unidos da positivo.

Según datos publicados por la OMS, en 2013 aproximadamente nueve millones de personas enfermaron de tuberculosis y 1.5 millones murieron por esta causa, de los cuales 360 000 tenían infección por VIH. Cerca del 60 % de los casos y muertes ocurre a hombres. De las cerca de 510 000 mujeres que murieron por esta causa en este período, más de un tercio tenían infección por VIH. La OMS estima que el diagnóstico precoz y el tratamiento efectivo logró que se salvaran 37 millones de personas entre 2000 y 2013, pero considera «todavía inaceptablemente alta» la cantidad de muertes debido a que son prevenibles.[8]