Tratado de San Ildefonso (1800)

El tratado de San Ildefonso de 1800 fue un acuerdo secreto firmado entre España y Francia en el transcurso de las guerras napoleónicas.




FranciaEspaña

Contexto

La Revolución francesa (1789-1799) terminó con el golpe de estado del 18 de brumario (9 de noviembre de 1799), por el que Napoleón Bonaparte asumió el gobierno francés, mientras Francia seguía inmersa en las guerras contra la Segunda Coalición, constituida por Austria, Gran Bretaña, Portugal, Rusia y el Imperio otomano, logrando Francia numerosas victorias y mantener su nuevo sistema de gobierno, además de crear un gran y potente ejército muy experimentado.

España, donde reinaba Carlos IV, tras haber tenido que ceder a Francia en la Paz de Basilea (1795) su parte de la isla de Santo Domingo, reanudó la anterior alianza con Francia[3]

Los ejércitos franceses resultaron victoriosos en la campaña de 1800, sobre todo en Marengo, Höchstädt y Hohenlinden, lo que permitió emprender negociaciones con Austria que produjeron el tratado de Lunéville, el 9 de febrero de 1801, entre el Sacro Imperio Romano y Francia. Bonaparte ya había sometido el norte de Italia, y el rey Carlos IV de España quería salvaguardar los derechos de sus parientes de la Casa de Parma[8]​ entre España y los Estados Unidos.