Thomas Hobbes
English: Thomas Hobbes

Thomas Hobbes
Thomas Hobbes (portrait).jpg
Retrato de Thomas Hobbes por Wright. Londres, Galería Nacional de Retratos.
Información personal
Nombre de nacimientoThomas Hobbes de Malmesbury
Nacimiento5 de abril de 1588
Bandera de Inglaterra Westport, cerca de Malmesbury, Wiltshire, Inglaterra
Fallecimiento4 de diciembre de 1679
(91 años)
Bandera de Inglaterra Derbyshire, Inglaterra
Nacionalidad inglesa
Lengua maternainglés
ReligiónDeísmo
Educación
Educado en
Información profesional
OcupaciónFilósofo
Obras notables Leviatán

Thomas Hobbes (/hɒbz/; Westport, cerca de Malmesbury, 5 de abril de 1588Derbyshire, 4 de diciembre de 1679), en ciertos textos antiguos Thomas Hobbes of Malmesbury,[4]​ Además de en el ámbito filosófico, trabajó en otros campos del conocimiento como la historia, la ética, la teología, la geometría o la física.

Es considerado el teórico por excelencia del absolutismo político, si bien en su pensamiento aparecen conceptos fundamentales del liberalismo tales como el derecho del individuo, la igualdad natural de las personas, el carácter convencional del Estado (que conllevará a la posterior distinción entre este y sociedad civil), la legitimidad representativa y popular del poder político (al poder ser este revocado de no garantizar la protección de sus subordinados), etc.[5]​ Su concepción del ser humano como igualmente dependiente de las leyes de la materia y el movimiento (materialismo) sigue gozando de gran influencia; así como la noción de la cooperación humana basada en el interés personal.

Biografía

Juventud y educación

Thomas Hobbes nació en Westport, ahora parte de Malmesbury en Wiltshire, Inglaterra, el 5 de abril de 1588. Nacido prematuramente cuando su madre se enteró de la próxima invasión de la Armada española, Hobbes informó más tarde que: «mi madre dio a luz gemelos: yo mismo y el miedo».[8]​ El director John Wilkinson era puritano, y tenía cierta influencia en Hobbes.

En la universidad, Hobbes parece haber seguido su propio plan de estudios; fue «poco atraído por el aprendizaje escolástico». No completó su grado B.A. hasta 1608, pero fue recomendado por Sir James Hussey, su maestro en Magdalen, como tutor de William, el hijo de William Cavendish, barón de Hardwick (y más tarde conde de Devonshire), y comenzó una relación de por vida con esa familia.[9]

Hobbes se convirtió en un compañero del joven William y ambos participaron en una gran gira por Europa en 1610. Hobbes estuvo expuesto a los métodos científicos y críticos europeos durante la gira, en contraste con la filosofía escolástica que aprendió en Oxford. Sus esfuerzos académicos en ese momento estaban dirigidos a un estudio cuidadoso de autores griegos y latinos clásicos, cuyo resultado fue, en 1628, su gran traducción de la Historia de la Guerra del Peloponeso de Tucídides, la primera traducción de esa obra al inglés de un Manuscrito griego. Se ha argumentado que tres de los discursos en la publicación de 1620 conocidos como Horea Subsecivae: Observaciones y Discursos también representan el trabajo de Hobbes de este período.[10]

Aunque se asoció con figuras literarias como Ben Jonson y trabajó brevemente como amanuense de Francis Bacon, no extendió sus esfuerzos a la filosofía hasta después de 1629. Su patrón Cavendish, entonces el conde de Devonshire, murió de la peste en junio de 1628. La condesa viuda despidió a Hobbes, pero pronto encontró trabajo, otra vez como tutor, esta vez para Gervase Clifton, el hijo de Sir Gervase Clifton, primer baronet. Esta tarea, principalmente desempeñada en París, finalizó en 1631 cuando volvió a encontrar trabajo con la familia Cavendish, como tutor de William, el hijo mayor de su alumno anterior. Durante los siguientes siete años, además de la tutoría, amplió su propio conocimiento de la filosofía, despertando en él la curiosidad sobre los debates filosóficos clave. Visitó Florencia en 1636 y luego fue un polemista regular en grupos filosóficos en París, mantenido por Marin Mersenne.

En París

Thomas Hobbes

La primera área de estudio de Hobbes fue su interés en la doctrina física del movimiento y el momento físico. A pesar de su interés en este fenómeno, desdeñó el trabajo experimental en la física. Pasó a concebir el sistema de pensamiento para la elaboración del cual dedicaría su vida. Su esquema fue el primero en elaborar, en un tratado separado, una doctrina sistemática del cuerpo, que mostraba cómo los fenómenos físicos eran universalmente explicables en términos de movimiento, al menos cuando se entendía el movimiento o la acción mecánica. Luego seleccionó al Hombre del reino de la Naturaleza y las plantas. Luego, en otro tratado, mostró qué movimientos corporales específicos estaban involucrados en la producción de los fenómenos peculiares de sensación, conocimiento, afectos y pasiones mediante los cuales el Hombre entró en relación con el Hombre. Finalmente consideró, en su tratado de coronación, cómo los hombres se sintieron movidos a entrar en la sociedad, y argumentó cómo esto debe ser regulado si los hombres no quieren volver a caer en «brutalidad y miseria». Por lo tanto, propuso unir los fenómenos separados del Cuerpo, el Hombre y el Estado.

Hobbes. De Cive

Hobbes volvió a Inglaterra en 1637, a un país dividido por el descontento, que lo desestabilizó de la ejecución ordenada de su plan filosófico. Sin embargo, para el final del Parlamento Corto en 1640, había escrito un breve tratado llamado Los Elementos de la Ley, Natural y Política. No fue publicado y solo circuló como un manuscrito entre sus conocidos. Sin embargo, una versión pirateada fue publicada unos diez años más tarde. Aunque parece que gran parte de Los Elementos de la Ley fue compuesta antes de la sesión del Parlamento Corto, hay piezas polémicas del trabajo que claramente marcan las influencias de la creciente crisis política. Sin embargo, muchos (aunque no todos) los elementos del pensamiento político de Hobbes no se modificaron entre Los Elementos de la Ley y Leviathan, lo que demuestra que los eventos de la Guerra Civil Inglesa tuvieron poco efecto en su metodología contractualista. Sin embargo, los argumentos de Leviathan fueron modificados cuando se trataba de la necesidad del consentimiento para crear obligaciones políticas. A saber, Hobbes escribió en The Elements of Law que los reinos patrimoniales no estaban necesariamente formados por el consentimiento de los gobernados, mientras que en Leviathan argumentaba que sí lo eran. Esto fue quizás un reflejo de los pensamientos de Hobbes sobre la controversia del compromiso o de su reacción a los tratados publicados por los patriarcas, como Sir Robert Filmer, entre 1640 y 1651.

Cuando en noviembre de 1640 el Parlamento Largo sucedió al Corto, Hobbes sintió que estaba en desacuerdo debido a la circulación de su tratado y huyó a París y no regresó en 11 años. En París, se reincorporó a la camarilla en torno a Mersenne y escribió una crítica en las Meditaciones sobre la primera filosofía de Descartes, que se imprimió como el tercero entre los conjuntos de "Objeciones" adjuntas, con "Respuestas" de Descartes, en 1641. Un conjunto diferente de las observaciones sobre otros trabajos de Descartes tuvieron éxito solo al terminar toda la correspondencia entre los dos.

Hobbes también amplió sus propios trabajos con la tercera sección, De Cive, que se terminó en noviembre de 1641. Aunque inicialmente solo circuló en forma privada, fue bien recibida e incluyó líneas de argumentación que se repitieron una década más tarde en Leviathan. Luego volvió al trabajo duro en las dos primeras secciones de su trabajo y publicó poco, excepto un breve tratado sobre óptica (Tractatus opticus) incluido en la colección de tratados científicos publicados por Mersenne como Cogitata physico-mathematica en 1644. Se hizo una buena reputación en círculos filosóficos y en 1645 fue elegido con Descartes, Gilles de Roberval y otros para arbitrar la controversia entre John Pell y Longomontanus sobre el problema de cuadrar el círculo.

Guerra civil inglesa

Portada de la edición de 1651 de Leviathan.

La Guerra Civil inglesa estalló en 1642, y cuando la causa realista comenzó a declinar a mediados de 1644, los partidarios del rey huyeron a Europa. Muchos fueron a París y Hobbes los conocía. Esto revitalizó los intereses políticos de Hobbes y De Cive se volvió a publicar y se distribuyó más ampliamente. La impresión comenzó en 1646 por Samuel de Sorbiere a través de la prensa Elsevier en Ámsterdam con un nuevo prefacio y algunas notas nuevas en respuesta a las objeciones.

En 1647, Hobbes tomó el puesto de instructor matemático del joven Charles, Príncipe de Gales, que había venido de Jersey hacia julio.[11]​ Este compromiso duró hasta 1648 cuando Charles fue a Holanda.

La compañía de los realistas exiliados llevó a Hobbes a producir Leviathan, que expuso su teoría del gobierno civil en relación con la crisis política resultante de la guerra. Hobbes comparó el Estado con un monstruo (leviatán) compuesto de hombres, creado bajo la presión de las necesidades humanas y disuelto por la guerra civil debido a las pasiones humanas. El trabajo se cerró con una «Revisión y conclusión» general, en respuesta a la guerra, que respondió a la pregunta: ¿Tiene un sujeto el derecho de cambiar de lealtad cuando el poder de un antiguo soberano para protegerlo se pierde irrevocablemente?

Durante los años de la composición de Leviathan, Hobbes permaneció en o cerca de París. En 1647, una enfermedad grave que casi lo mata lo incapacitó durante seis meses. Al recuperarse, reanudó su tarea literaria y la completó para 1650. Mientras tanto, se estaba produciendo una traducción de De Cive; los eruditos no están de acuerdo sobre si fue Hobbes quien lo tradujo.

En 1650, se publicó una edición pirateada de The Elements of Law, Natural and Politic. Se dividió en dos volúmenes pequeños. En 1651, la traducción de De Cive se publicó bajo el título Philosophicall Rudiments concerniente al gobierno y la sociedad. Mientras tanto, se produjo la impresión de la obra mayor, y finalmente apareció a mediados de 1651, titulada Leviatán, o la Materia, Forma y Poder de una riqueza común, eclesiástica y civil. Tenía el famoso grabado de la página del título que representaba a un gigante coronado por encima de la cintura que se elevaba por encima de colinas que dominaban un paisaje, sosteniendo una espada y un báculo y formado por diminutas figuras humanas.

El trabajo tuvo un impacto inmediato. Pronto, Hobbes fue más elogiado y censurado que cualquier otro pensador de su tiempo. El primer efecto de su publicación fue romper su vínculo con los realistas exiliados, que bien podrían haberlo matado. El espíritu secularista de su libro enfureció enormemente tanto a los anglicanos como a los católicos franceses. Hobbes apeló al gobierno inglés revolucionario para su protección y huyó a Londres en el invierno de 1651. Después de su sumisión al Consejo de Estado, se le permitió sumergirse en la vida privada en Fetter Lane.

Madurez en Inglaterra

En 1658, Hobbes publicó la sección final de su sistema filosófico, completando el esquema que había planeado más de 20 años antes. De Homine consistió en su mayor parte en una elaborada teoría de la visión. El resto del tratado se ocupó de forma somera de algunos de los temas más tratados en Human Nature y Leviathan. Además de publicar algunos textos polémicos en matemáticas y física, Hobbes también continuó produciendo trabajos filosóficos. Desde el momento de la Restauración, adquirió una nueva prominencia. El «hobbismo» se convirtió en sinónimo de todo lo que una sociedad respetable debería denunciar. El joven rey, el antiguo alumno de Hobbes, ahora Carlos II, recordó a Hobbes y lo llamó a la corte para concederle una considerable pensión de 100 £.

Tumba de Thomas Hobbes en la iglesia de San Juan Bautista, Ault Hucknall en Derbyshire

El rey fue importante para proteger a Hobbes cuando, en 1666, la Cámara de los Comunes presentó un proyecto de ley contra el ateísmo y la profanación. Ese mismo año, el 17 de octubre de 1666, se ordenó que el comité al que se remitió el proyecto de ley «debería estar facultado para recibir información tocante a libros como el ateísmo, la blasfemia y la profanación [...] en particular [...] el libro de El Sr. Hobbes llamado Leviatán».[12]​ Hobbes estaba aterrorizado ante la perspectiva de ser etiquetado como un hereje, y procedió a quemar algunos de sus documentos comprometedores. Al mismo tiempo, examinó el estado real de la ley de la herejía. Los resultados de su investigación se anunciaron por primera vez en tres Diálogos cortos agregados como Apéndice a su traducción latina de Leviathan, publicada en Ámsterdam en 1668. En este apéndice, Hobbes pretendía mostrar que, dado que el Tribunal Superior de la Comisión había sido sofocado, no había ningún tribunal de herejía en absoluto al que fuera susceptible de recurrir, y que nada podía ser una herejía, excepto oponerse al Credo de Nicea, lo cual, sostuvo, el Leviatán no hacía.

La única consecuencia del proyecto de ley fue que Hobbes nunca más podría publicar nada en Inglaterra sobre temas relacionados con la conducta humana. La edición de 1668 de sus obras fue impresa en Ámsterdam porque no pudo obtener la licencia del censor para su publicación en Inglaterra. Otros escritos no se hicieron públicos hasta después de su muerte, incluyendo Behemoth: la Historia de las Causas de las Guerras Civiles de Inglaterra y de los Consejos y Artificios por los cuales se llevaron a cabo desde el año 1640 hasta el año 1662.

Por algún tiempo, Hobbes ni siquiera pudo responder, independientemente de lo que intentaran sus enemigos. A pesar de esto, su reputación en el extranjero era formidable, y los extranjeros nobles o cultos que llegaron a Inglaterra nunca olvidaron presentar sus respetos al viejo filósofo.

Sus trabajos finales fueron una autobiografía en verso latino en 1672, y una traducción de cuatro libros de la Odisea en rimas inglesas, que condujeron a una traducción completa de la Ilíada en 1673 y la Odisea en 1675.

Muerte

En octubre de 1679, Hobbes sufrió un trastorno de la vejiga y luego un ataque de parálisis, de la que murió el 4 de diciembre de 1679, a los 91 años. Se dice que sus últimas palabras fueron: «Un gran salto en la oscuridad», pronunciado en sus momentos finales de consciencia.[13]​ Su cuerpo fue enterrado en la iglesia de San Juan Bautista, Ault Hucknall, en Derbyshire.