Teatro de La Abadía

Teatro de La Abadía
40°26′07″N 3°42′34″O / 40°26′07″N 3°42′34″O / -3.7095694444444
La Abadía.jpg

La Abadía es un centro de estudios y creación escénica de Madrid, España, en la línea de los teatros de arte europeos, con un equipo estable, dirigido por José Luis Gómez. Aúna la investigación y el entrenamiento permanentes con la creación de espectáculos. La actividad públicamente más visible del Teatro de La Abadía es la de producir montajes y acoger los trabajos de compañías afines. Talleres y encuentros con importantes maestros de la interpretación rodean esta actividad.

La expresividad corporal, la extremada precisión verbal y el deseo de relacionarse con lo que sucede en la sociedad a través de la poesía de la escena marcan el sello de esta casa, que lleva por consigna “El placer inteligente”.

El Teatro de La Abadía es fruto de una iniciativa compartida por el gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid y José Luis Gómez, director de escena y actor de muchas tablas. Se inauguró el 14 de febrero de 1995 con el estreno de Retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte de Ramón María del Valle-Inclán.

Sede

Situado en Chamberí, uno de los barrios más típicos de Madrid, concretamente en la calle de Fernández de los Ríos nº 42, ocupa la antigua capilla del internado femenino "Sagrada Familia" del Consejo Superior de Protección de Menores (hasta 1984) y posteriormente de la Comunidad de Madrid, construida en la década de los 40 según los planos originales del arquitecto José María de la Vega Samper. Posee una planta de peculiar configuración, con dos naves convergentes e independientes. En su día, servían para separar los niños de las niñas. Además de este espacio, el Teatro de La Abadía cuenta con el antiguo salón de actos anejo, que constituye una segunda sala polivalente, para exhibición y ensayos, y alberga los despachos de dirección y gestión.

Tras una cuidada reforma, proyectada y dirigida por Juan Ramón Espiga, del estudio Espiga Moneo Ayala Arquitectos, estos dos espacios han sido bautizados con los nombres de Sala Juan de la Cruz –por el poeta visionario– y Sala José Luis Alonso –en homenaje al importante director de escena español–. Poseen un aforo aproximado de 309 y 195 localidades respectivamente.