Super Mario Land

Super Mario Land (スーパーマリオランド, Sūpā Mario Rando) es un videojuego de plataformas desarrollado y distribuido por Nintendo para Game Boy, llegando al mercado el 21 de abril de 1989 en Japón, el 31 de julio de 1989 en América y el 28 de septiembre de 1990 en Europa.

El juego vendió alrededor de 18 millones de copias, y ha sido el tercer videojuego más vendido en la serie de Mario, superado solo por Super Mario Bros. (40 millones de copias) y por Super Mario World (20 millones de copias). El juego engendró una serie de secuelas, incluyendo Super Mario Land 2: 6 Golden Coins (1992) y Wario Land: Super Mario Land 3 (1994), la última de las cuales luego se dividiría en su propia sub-serie.

Considerado entre los mejores títulos de lanzamiento de la consola, el juego se ha incluido en varias listas de juegos principales de Game Boy y debutó con Princess Daisy como un personaje recurrente de la franquicia de Mario.

Juego

Historia

La historia de Super Mario Land se desarrolla en el pacífico reino de Sarasaland, que está dividido en cuatro regiones: Birabuto (basado en Egipto), Muda (basado en las islas de las Bermudas), Easton (basado en la isla de Pascua), y Chai (basado en China). Tras la llegada de un extraterrestre llamado Tatanga al reino, todos los habitantes de Sarasaland son hipnotizados por él, que acto seguido rapta a la Princesa Daisy para después casarse con ella. Mario entonces se dispone a rescatar a la princesa de las garras del extraterrestre viajando por las distintas zonas del reino, y va derrotando a los secuaces de Tatanga. Finalmente, Mario lo acorrala en los cielos de la región de Chai, reduciendo su nave y rescata a la princesa Daisy.[1]

Modo de juego

El modo de juego es muy similar al del original Super Mario Bros., ya que recupera varios conceptos del anterior como saltar y arrojar bolas de fuego. El jugador avanza por doce niveles moviéndose hacia la derecha y saltando a través de plataformas para evitar enemigos y trampas. Tiene elementos nuevos como el uso de un submarino y una nave. Otro detalle curioso es que la flor de fuego fue reemplazada por un ítem llamado Superball, que se parece a la flor de fuego, excepto en que las municiones rebotan por la pantalla y además tienen la capacidad de coger monedas, cosa que no ocurre en algún otro juego de Mario. Hay cinco jefes únicos, uno al final de cada uno de los cuatro mundos, y un quinto y último jefe final, quien es Tatanga.[1]

Otras características de este juego que no se incluyen en ningún otro juego de Mario son:

  • Al aplastar a un Koopa Troopa (Nokobon) su caparazón se vuelve una bomba.
  • Potenciadores de hongos 1-Up se representan con corazones.
  • Al coger una superestrella de invencibilidad, suena de tono el Cancán.
  • El juego no para brevemente al recoger un objeto especial o al recibir daño.
  • Los niveles terminan dos salidas alternativa, la cual una lleva a un minijuego dbonus que otorga vidas adicionales o una flor de fuego.
  • Al completar el juego se le permite al jugador jugar en modo difícil. Si completa el modo difícil podrá acceder a los niveles por separado.