Sófocles
English: Sophocles

Sofocles
Sophocles pushkin.jpg
Sófocles. Molde de un busto de la Colección Farnesio (ahora en Nápoles) en el Museo Pushkin.
Información personal
Nombre de nacimientoSófocles (Σοφοκλῆς)
ApodoAttic Bee Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento496 a. C.
Colono, hoy parte de Atenas, (Grecia)
Fallecimiento406 a. C.
Atenas
NacionalidadAntigua Atenas Ver y modificar los datos en Wikidata
Lengua maternaGriego antiguo Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Hijos
Información profesional
OcupaciónTragediógrafo Ver y modificar los datos en Wikidata
GéneroTragedia griega Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables

Sófocles (en griego antiguo, Σοφοκλῆς, Sophoklés; pronunciación griega clásica: [sopʰoklɛ̂ːs]; Colono, 496 a. C. - Atenas, 406 a. C.) fue un poeta trágico griego. Autor de obras como Antígona y Edipo rey, se sitúa, junto con Esquilo y Eurípides, entre las figuras más destacadas de la tragedia griega. De toda su producción literaria, sólo se conservan siete tragedias completas, que son de importancia capital para el género.

Biografía

Estatua de Sófocles, copia de un original del siglo IV a. C., Museos Vaticanos.

Las principales fuentes de las que proceden sus datos biográficos son la Vida de Sófocles, escrita por un anónimo en el siglo I, y fragmentos dispersos que se pueden encontrar en las obras de Plutarco, Ateneo, Aristóteles y otros autores. La Suda también le dedicó un breve artículo. Otros autores de la Antigüedad, entre los que se puede destacar a Duris de Samos, escribieron también sobre él, pero esas obras no se han conservado.

Sófocles nació en Colono, aldea cercana a la ciudad de Atenas, en una familia de posición acomodada, en el 497 o el 496 a. C., según datos de la Crónica de Paros, o en el 495 a. C., según el anónimo autor de la Vida de Sófocles. Era hijo de Sófilo, un fabricante de armas. Uno de sus maestros fue Lampro, que lo instruyó en la danza y le enseñó a tocar la lira. A los 16 años estaba al frente del coro que celebró con un peán la victoria de la batalla de Salamina, en la que también participó Esquilo como combatiente y que se libró en el año 480 a. C., el mismo en que nació Eurípides.

Se atribuía a Sófocles belleza física pero voz débil. Le gustaban los ejercicios gimnásticos, la música y la danza. Poco después del año 460 a. C., se casó con Nicóstrata, con quien tuvo un hijo, Iofonte, que se dedicó también a la tragedia. Ya con cincuenta años, Sófocles se enamoró de una meretriz, Teóride de Sición. Con ella tuvo a Aristón, que a su vez fue padre de Sófocles el Joven, por quien Sófocles sentía gran estima y que llegó a ser también escritor de tragedias. La Suda da los nombres de otros tres hijos de Sófocles de los que no hay más datos.

Sófocles participó activamente en la vida política de Atenas. En el 443 o el 442 a. C. fue el heletómano, cargo que desempeñaba la persona dedicada a administrar el tesoro de la Liga de Delos. Gracias, en parte, al éxito de su obra Antígona, representada en el año 442, fue elegido estratego, cargo que desempeñó por primera vez durante la Guerra de Samos bajo la autoridad de Pericles, pero la flota que dirigía fue derrotada por Meliso. Es posible que Sófocles también fuera estratego en el conflicto contra los habitantes de Anea del año 428 a. C., y en el 423 y el 422 a. C., en época de Nicias. Desde el 413 hasta el 411, perteneció al Consejo de los Diez Próbulos,[1]​ formado en Atenas tras el fracaso de la Expedición a Sicilia. Según su biógrafo, anónimo, no se distinguió especialmente por sus dotes como político pero amó su ciudad y rechazó invitaciones de autoridades importantes de otras ciudades con tal de no abandonar Atenas. Como anécdota, se contaba que, habiendo desaparecido una corona de oro de la Acrópolis, Heracles se le apareció a Sófocles y le indicó dónde se hallaba. Después de que la joya fuera recuperada, Sófocles empleó la recompensa que recibió en construir un santuario dedicado a Heracles denunciador.

Según la Suda, Sófocles fue autor de 123 tragedias, pero el anónimo autor de la Vida de Sófocles dice que Aristófanes de Bizancio conoció 130 obras atribuidas a Sófocles pero consideró apócrifas 17 de ellas. Sófocles participó por vez primera en las Grandes Dionisias del 468 a. C., ocasión en la que venció a Esquilo. En total, compitió en 30 concursos de las fiestas Dionisias, y venció en 18 de ellos. Además, venció 6 veces en las Leneas.

Fue también teórico: escribió un tratado, Sobre el coro,[2]​ que se ha perdido. Se le atribuye el aumento de dos a tres del número de actores. Aumentó el número de coreutas de doce a quince, introdujo la escenografía y fundó el llamado "Tíaso de las musas", donde se rendía culto a las musas y se hablaba de arte.

Fue amigo de Heródoto, a quien dedicó una oda de la que solo se conserva un breve fragmento. Incluso reflejó en sus tragedias algunos pasajes de la obra del historiador. Otro de sus amigos fue Ion de Quíos. En un fragmento que se conserva de este autor, se relata una anécdota de Sófocles en la que destaca su ingenio.

También desempeñó funciones religiosas: fue sacerdote de una dios local de la salud llamado Halón y en el año 420 a. C. participó en el acto en el que los atenienses adoptaron el culto a Asclepio.

En su vejez se le atribuía cierta tacañería en los temas monetarios e incluso fue llevado al tribunal de justicia por su hijo Iofonte, que pretendía que se le declarase falto de razón y por tanto incapaz para administrar su hacienda, pero salió absuelto cuando recitó parte de su drama Edipo en Colono.

Se cuenta que, tras la muerte de Eurípides, que ocurrió escasos meses antes de la suya propia, Sófocles, en homenaje, presentó en el teatro al coro enlutado y sin corona. Murió en el año 406 o en el 405.

Poco después de su muerte, Frínico, en su obra Las musas, le dedicó un elogio:

Μάκαρ Σοφοκλέης, ὃς πολὺν χρόνον βιούς
ἀπέθανεν, εὐδαίμων ἀνὴρ καὶ δεξίος;
πολλὰς ποιήσας καὶ καλὰς τραγῳδίας·
καλῶς δ' ἐτελεύτησ' οὐδὲν ὑπομείνας κακόν.
Bienaventurado Sófocles, que después de una larga vida
murió como un hombre feliz e ingenioso.
Hizo muchas hermosas tragedias.
Tuvo un fin agradable sin dolor alguno.

Tras su muerte, fue venerado como si fuera un héroe, con el nombre de Dexio. En los Museos Vaticanos se conserva una copia de una estatua del siglo IV que lo representa.[4]