Ricardo III de Inglaterra

Ricardo III
Rey de Inglaterra y Señor de Irlanda
Richard III earliest surviving portrait.jpg
El retrato de Ricardo III más antiguo que se conserva (c. 1520, Sociedad de Anticuarios de Londres)
Coat of Arms of Edward IV of England (1461-1483).svg
Rey de Inglaterra y Señor de Irlanda
25 de junio de 1483 - 22 de agosto de 1485
PredecesorEduardo V de Inglaterra
SucesorEnrique VII de Inglaterra
Información personal
Otros títulosDuque de Gloucester
Coronación6 de julio de 1483
Nacimiento2 de octubre de 1452
Castillo de Fotheringay,
Northamptonshire
Fallecimiento22 de agosto de 1485
(32 años)
Campos de Bosworth,
Leicester
EntierroAbadía de Grey Friars, Leicester de 1485 a 2014.
Catedral de Leicester desde el 26 de marzo de 2015
Familia
Casa realCasa de York
PadreRicardo, tercer duque de York
MadreCecilia Neville, Duquesa de York
ConsorteAna Neville
DescendenciaEduardo de Middleham
John de Gloucester (ilegítimo)
Katherine Plantagenet (ilegítima)

FirmaFirma de Ricardo III
Coat of Arms of Richard III of England (1483-1485).svg
Escudo de Ricardo III

Ricardo III de Inglaterra (Castillo de Fotheringay, 2 de octubre de 1452 – Campos de Bosworth, 22 de agosto de 1485) fue rey de Inglaterra y Señor de Irlanda desde 1483 hasta su muerte en la batalla de Bosworth en 1485. Fue el último rey de la casa de York y también de la dinastía Plantagenet. Su derrota en Bosworth, última batalla decisiva de la Guerra de las Dos Rosas, marcó el final de la Edad Media en Inglaterra. Él es el protagonista de Ricardo III, una de las obras de teatro de tema histórico de William Shakespeare.

Cuando murió su hermano, el rey Eduardo IV, en abril de 1483, Ricardo fue nombrado Lord Protector del reino del hijo mayor y sucesor de aquel, Eduardo V, de doce años. El 22 de junio de 1483 se arregló la coronación de Eduardo, pero antes de la ceremonia el matrimonio de sus padres fue invalidado por bigamia, lo cual significó que sus hijos eran oficialmente ilegítimos y por tanto no podían heredar el trono. El 25 de junio una asamblea de señores y plebeyos aprobó una declaración para llevar esto a efecto y proclamó a Ricardo rey legítimo. Al día siguiente comenzó el reinado de Ricardo III y su coronación se celebró el 6 de julio de 1483. El joven príncipe Eduardo y su hermano menor, Ricardo, duque de York, dejaron de ser vistos en público a partir de agosto, por lo que circularon acusaciones de que habían sido asesinados por orden del rey Ricardo.

Se produjeron dos grandes rebeliones durante el corto reinado de Ricardo. La primera, en octubre de 1483, fue liderada por los firmes aliados de Eduardo IV y un antiguo aliado de Ricardo, Henry Stafford, II duque de Buckingham, pero la revuelta se diluyó. En agosto de 1485 Enrique Tudor y su tío Jasper Tudor lideraron una segunda rebelión. Enrique desembarcó en el sur de Gales con un pequeño contingente de soldados franceses y marchó hacia su lugar de nacimiento, Pembrokeshire, reclutando soldados por el camino. Las tropas de Enrique se enfrentaron al ejército de Ricardo y lo derrotaron en la batalla de Bosworth el 22 de agosto de 1485. El rey Ricardo murió en el enfrentamiento, con lo que se convertía en el último rey de Inglaterra en caer en combate. Enrique Tudor ascendió al trono con el nombre de Enrique VII.

Tras la batalla, el cadáver de Ricardo fue llevado a Leicester y enterrado sin pompa. Su monumento fúnebre parece que fue desmontado durante la Reforma anglicana, por lo que sus restos permanecieron en paradero desconocido cinco siglos, durante los cuales se pensó que habían sido arrojados al río Soar. En 2012, la Sociedad Ricardiana encargó una excavación arqueológica en un aparcamiento para coches de la ciudad en el sitio antes ocupado por la Iglesia del Priorato de Greyfriars. La Universidad de Leicester identificó el esqueleto encontrado en las excavaciones como el de Ricardo III basándose en la datación por radiocarbono, en comparaciones con informes coetáneos sobre su aspecto y en comparaciones de su genoma mitocondrial con dos descendientes matrilineales de la hermana mayor de Ricardo III, Ana de York.[1]​ Los restos de Ricardo fueron nuevamente inhumados en la catedral de Leicester el 26 de marzo de 2015.

Infancia

Nació como el octavo y más joven —y cuarto superviviente— de los hijos varones de Ricardo, tercer duque de York, y de Cecilia Neville. Hasta hace poco se creía una leyenda la idea de que era un hombre deforme, jorobado y cojo de nacimiento, obra sobre todo de una ficción realizada por Tomás Moro en su discutida obra histórica inglesa, que causó una honda impresión en Shakespeare y lo inspiró en la realización (entre 1591 y 1592) de su célebre tragedia histórica The Life and Death of King Richard III, inspirada en la segunda edición de las Crónicas (1587) de Holinshed, donde el monarca aparece reflejado como un hombre jorobado, ambicioso, cruel y sin escrúpulos. Sin embargo, el reciente descubrimiento de su cadáver arroja algo de luz sobre este respecto, pues el esqueleto identificado sin género de dudas como perteneciente a Ricardo III presenta una fortísima escoliosis, que podría ser origen de dificultades al caminar y de deformidad en la postura. No obstante, Dr Stuart Hamilton, patólogo forense, afirma que Ricardo no nació con la escoliosis, sino que empezó a producirse durante la adolescencia, posiblemente entre los 10 y los 13 años.[2]

Ruinas del castillo de Middleham en Wensleydale, en el que creció Ricardo.

Ricardo pasó la mayor parte de su niñez en el castillo de Middleham, en Wensleydale. Cuando su padre y su hermano mayor Edmund murieron en la batalla de Wakefield, Ricardo quedó bajo la tutela de su tío Richard Neville, decimosexto conde de Warwick, el famoso «hacedor de reyes», cuya intervención sería fundamental para deponer a Enrique VI y coronar al hermano de Ricardo Eduardo IV de Inglaterra. Durante su estancia en las tierras de Warwick, Ricardo desarrolló una profunda amistad con Francis Lovell, que duraría toda su vida. Otra compañía de su niñez fue la hija de Warwick, Ana Neville, con la que posteriormente se casaría.

Al morir su padre y su hermano Edmund, la madre de Ricardo, la duquesa de York, lo envió a los Países Bajos, lejos del alcance de la vengativa reina consorte de Enrique VI, Margarita de Anjou, junto a su hermano Jorge, más tarde duque de Clarence. Regresaron a Inglaterra tras la derrota de Lancaster en la batalla de Towton, para participar en la coronación de su hermano mayor como Eduardo IV. Entonces, Ricardo fue nombrado duque de Gloucester y armado caballero. Tras ello, fue enviado a las posesiones de Warwick en Middleham para su educación caballeresca. Con alguna interrupción, permaneció allí hasta principios de 1465, cuando tenía 12 años.

Ricardo se vio envuelto en la dureza de la política con la Guerra de las Rosas desde una temprana edad, ostentando diversos cargos.

Por segunda vez en su juventud, Ricardo tuvo que buscar asilo en los Países Bajos, que formaban parte del ducado de Borgoña. Su hermana Margarita había contraído matrimonio con Carlos el Temerario, duque de Borgoña en 1468. Ricardo huyó junto a su hermano el rey en octubre de 1470 después de que Warwick se pasara al bando de Margarita de Anjou. Con sólo 18 años, Ricardo desempeñó un papel crucial en dos batallas que propiciaron la restauración de Eduardo en la primavera de 1471: Barnet y Tewkesbury.