República Soviética de Baviera

Bayerische Räterepublik
República Soviética de Baviera

Estado no reconocido

Flag of Germany (3-2 aspect ratio).svg
Flag of Bavaria (striped).svg

abril-mayo 1919

Flag of Germany (3-2 aspect ratio).svg
Flag of Bavaria (striped).svg

Escudo
BanderaEscudo
Lema nacional: ¡Proletarier aller Länder, vereinigt Euch!
(¡Proletarios de todos los países, uníos!)
Himno nacional: Die Internationale
(La Internacional)
Ubicación de Baviera
Ubicación de
Territorio reclamado por la República Soviética de Baviera (en rojo) que se muestra con el resto de la República de Weimar (en color beige).
CapitalMúnich
48°8′N 11°34′E / 48°8′N 11°34′E / 11.567
Idioma oficialAlemán
GobiernoRepública de consejos obreros
Líderes
 • 6 de abril-12 de abril de 1919Ernst Toller
 • 12 de abril-3 de mayo de 1919Eugen Leviné
Período históricoEntre guerras
 • Proclamación de la República en Múnich6 de abril de 1919
 • Victoria del Freikorps3 de mayo de 1919
MonedaPapiermark (ℳ)


La República Soviética de Baviera (en alemán: Bayerische Räterepublik, también llamada Münchner Räterepublik), o algunas veces recordada como el «Consejo de Baviera» o «Sóviet de Baviera», fue un efímero estado socialista no reconocido que surgió en Baviera durante la Revolución de Noviembre de 1918-19, que provocó la caída de todos los monarcas de Alemania. Adoptó la forma de una república soviética o de consejos obreros. Se estableció el 7 abril de 1919 tras la caída del Estado Popular de Baviera de Kurt Eisner, y aspiró a la independencia de la recientemente proclamada República de Weimar. Fue derrocada en menos de un mes, el 3 de mayo del mismo año, por elementos del Reichswehr así como de los paramilitares Freikorps.

Antecedentes

La República Soviética de Baviera tiene sus raíces en la derrota del Imperio Alemán en la Primera Guerra Mundial y en las tensiones sociales derivadas de la misma, que provocaron la Revolución de octubre de 1918. A finales de octubre de 1918 se produjeron motines por parte de marineros de la flota de guerra alemana en Kiel y en otros puertos. A principios de noviembre, estos altercados propagaron el malestar civil por toda Alemania. El 7 de noviembre de 1918, fecha en la que se cumplía el primer aniversario de la Revolución de Octubre en Rusia, Luis III de Baviera huyó de la Residencia de Múnich con su familia, y Kurt Eisner, un político del Partido Socialdemócrata Independiente de Alemania (USPD por sus siglas en alemán), proclamó el Estado Popular de Baviera, del que pasó a ser ministro-presidente. La caída de la dinastía de los Wittelsbach marca el final del Reino de Baviera.

Si bien Eisner postulaba la creación de una república socialista, Eisner se distanció de los bolcheviques rusos, declarando que su gobierno protegería el derecho a la propiedad.

Marcado por la controversia de un programa rayano en lo utópico, el gobierno Eisner sufrió embates desde la izquierda y la derecha, y la USPD fue derrotada en las urnas en las elecciones del 12 de enero de 1919, quedando como el partido parlamentario con menor representación, en sexto lugar, con 3 escaños de un total de 180 y un 2.53% de los votos. El 21 de febrero del mismo año, de camino al parlamento para anunciar su dimisión, fue asesinado con dos disparos por la espalda por Anton Arco-Valley, un oficial del ejército de 22 años, nacionalista.

El Landtag de Baviera, a pesar del asesinato de Eisner, se reunió en sesión como estaba previsto, y Erhard Auer, líder de los socialdemócratas y ministerio de interior en el gabinete de Eisner, tomó el atril para hacer un panegírico de Eisner. Había empezado a correr el falso rumor de que Auer estaba detrás del magnicidio y, creyéndose tal rumor, Alois Liner, carnicero, camarero de taberna, miembro del Consejo Revolucionario de Trabajadores y ferviente seguidor de Eisner, disparó a Auer dos veces con un rifle dentro del parlamento, hiriendolo de gravedad. Otros seguidores de Eisner que iban armados también abrieron fuego. En medio de la confusión, un delegado del Partido de Centro cayó muerto y al menos dos ministros sufrieron un ataque de nervios. Desde este momento, Baviera quedó efectivamente sin gobierno.

Este orden de acontecimientos sembraron el malestar y el desorden en Baviera, y los soviets proclamaron una huelga general y distribuyeron armas y munición, provocando la declaración de un estado de emergencia. Eisner se convirtió en un mártir para la izquierda, dando pie a manifestaciones, al cierre de la Universidad de Múnich, al secuestro de aristócratas y al tañido forzado de campanas en iglesias. En las calles, los megáfonos hacían sonar consignas de venganza. El apoyo de la izquierda sobrepasaba todos los antecedentes, superando incluso el que Eisner tuvo en vida.

El 7 de marzo de 1919, el nuevo líder de los socialistas, Johannes Hoffmann, un antimilitarista que había sido maestro de escuela, compuso un gobierno de coalición. No obstante, un mes después, la noche del 6 al 7 de abril, los comunistas y los anarquistas, en respuesta a las noticias de una revolución de izquierdas en Hungría, proclamaron la República Soviética de Baviera, con Ernst Toller como jefe de estado. Toller convocó a un inexistente "Ejército Rojo Bávaro" a apoyar la nueva dictadura del proletariado y responder sin piedad a cualquier comportamiento contrarrevolucionario.

El gobierno de Hoffmann huyó a Bamberg, en el norte de Baviera, y declaró la ciudad su nueva sede gubernamental.