Radioafición
English: Amateur radio

Antenas Torre con Antena direccional monobanda de cinco elementos para 6 metros, sobre direccional de dos elementos para 40 metros, sobre antena direccional de 11 elementos para bandas de 10, 12, 15, 17 y 20 metros, antenas dipolos para 80 metros y verticales UHF y VHF y banda de 6 metros, alrededores del Pico del Sol, San Martín de Güerces, Gijón, Asturias.
Quad Antena direccional de 21 elementos, 144 MHz (Radioaficionados 2m).
Una típica Estación de Operaciones de un radioaficionado.
Un radioaficionado.
Un transceptor moderno de HF con analizador de espectro y capacidades DSP.
Una torre de antena de radioafición.

La radioafición es un servicio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones que tiene por objeto: "La autoinstrucción, la intercomunicación y las investigaciones técnicas efectuados por aficionados, esto es, por personas debidamente autorizadas que se interesan en la radiotécnica, con carácter exclusivamente personal y sin fines de lucro". Esta definición aceptada universalmente por todas las naciones hace especial hincapié en la faz técnica y educativa de la actividad, la que se define oficial y formalmente como amateur, no como hobby. Se puede tener afición por la radio en sus diferentes formas o practicarla cuando es posible como un hobby, sin detrimento o menoscabo del significado de este término, pero técnicamente la radioafición como servicio de la UIT requiere de conocimientos técnicos, reglamentarios y operativos específicos para poder montar una estación autorizada y contar con licencia para emitir señales en las bandas especialmente designadas para ese servicio.

Los radioaficionados utilizan diferentes tipos de equipos de radiocomunicaciones para intercomunicarse con otros radioaficionados, ofrecer un servicio a la comunidad, recreación y autoformarse en las disciplinas técnicas de la radio.[1]

Los radioaficionados gozan (a menudo en todo el mundo) de comunicaciones inalámbricas personales entre sí, y son capaces de apoyar a sus comunidades con comunicaciones de emergencia en caso de desastres o catástrofes si es necesario, mientras aumentan su conocimiento personal de la teoría de la electrónica y de la radio. Se estima que unos seis millones de personas en todo el mundo participan regularmente de la radioafición.[2]

Historia

Aunque sus orígenes se remontan al menos a finales del siglo XIX, la radioafición no comenzó como se pratica hoy en día hasta el siglo XX. La primera lista de estaciones de radioafición se encuentra en el First Annual Official Wireless Blue Book of the Wireless Association of America en 1909.[7]​ en momentos de emergencia.