Río Tula
English: Tula River

Río Tila
Tula River in Tula.jpg
Ubicación geográfica
Cuencan/d
Nacimiento-
DesembocaduraRío Moctezuma
Coordenadas20°35′02″N 99°19′43″O / 20°35′02″N 99°19′43″O / -99.328611111111
Ubicación administrativa
PaísMéxicoFlag of Mexico.svg México
DivisiónFlag of Hidalgo.svg Hidalgo
Dimensiones
Longitudn/d km
Superficie de cuencaRío Pánuco km²
Caudal medion/d /s
AltitudNacimiento: 2.225 m
Desembocadura: n/d m

El río Tula es una corriente de agua que corre por el estado de Hidalgo (centro de México). Toma su nombre de la ciudad de Tula de Allende, una de las principales poblaciones por las que atraviesa en su recorrido. Aunque originalmente nacía en el Valle de Tula, desde la construcción del sistema de desagüe de la Cuenca de México que proviene de los túneles del drenaje profundo que desemboca a cielo abierto en Tequixquiac y continúa su cauce por Apaxco, el río Tula recibe las aguas de los ríos del Valle de México que originalmente alimentaban a los lagos de Texcoco, Chalco, Xochimilco, Zumpango y Xaltocan.

El río Tula forma parte de la Región Hidrológica del Pánuco, y desemboca en el río Moctezuma. De acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Agua de México, el río Tula es uno de los más contaminados de ese país. Genera 409,42 millones de m³ anuales de aguas residuales.[1]​ La contaminación del río Tula se debe a que esta corriente recibe tanto las aguas residuales de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, como las de las zonas industriales asociadas a la ciudad de Tula de Allende.

Historia

La aparición de 12 cadáveres, el 14 de enero de 1981 en la lumbrera #8 del emisor central del sistema de drenaje profundo, ubicada en San José Acoculco, Municipio de Atotonilco de Tula, Estado e Hidalgo, pertenecientes presuntamente a una banda de asaltabancos de origen colombiano, las averiguaciones efectuadas posteriormente a la conclusión de la función de Arturo Durazo Moreno, como Jefe de la Policía, indicaban su presunta responsabilidad intelectual y la de su colaborador Francisco Sahagún Baca como el autor material en complicidad con algunos de sus subalternos. Solo ocho cuerpos fueron identificados dos años después y no se pudo comprobar si eran traficantes de cocaína.[2]