Pulgada
English: Inch

La pulgada es una unidad de longitud, que fue, con distintos valores, casi universal, y que ahora se utiliza todavía y principalmente en países anglosajones (Estados Unidos, Gran Bretaña, etc.). En casi todos los demás países se utiliza el metro como medida de longitud (los países mencionados están en proceso de transición).

Originalmente la pulgada fue una unidad de longitud antropométrica que equivalía al ancho de la primera falange del pulgar, y más específicamente a su falange distal. Fue utilizada en muchos países, con diferentes equivalencias (muy probablemente dependiendo de la anchura de la falange del gobernante que fijó la medida o, más bien, del tamaño de esa falange que quería tener el gobernante para que los súbditos lo tuvieran por alguien muy grande). Pero tras la introducción del sistema métrico decimal en el siglo XIX, se fue abandonando en casi todo el planeta, salvo en los países de la angloesfera (aunque también en ellos se está empezando a adoptar el Sistema Internacional de Unidades).

Como ejemplo, una pulgada castellana equivalía a 23,22 milímetros, mientras que la anglosajona actual equivale a 25,4 mm.

La pulgada en la historia

La pulgada es una unidad que viene desde antes de los romanos, por lo que antes de la implantación generalizada del sistema métrico decimal era común en casi todos los sistemas de medidas de los países occidentales, sobre todo en los que estuvieron bajo el dominio del imperio.

Por lo común era la doceava parte de un pie, y a su vez, se dividía en 12 líneas.

Pulgada romana

Como el pie romano valía 0,296 m, la pulgada era de 24,6 mm

Pulgadas españolas

En cada reino de la península ibérica el pie era distinto, de modo que la pulgada también. El más extendido era el pie castellano (pie de Burgos), ya que pasó a toda la América española, y equivalía a 27,86 cm, luego la pulgada era de 23,22 mm.

Pulgada francesa

Como el pie de París medía 32,48 cm, la pulgada equivalía a 27,07 mm.