Pueblo visigodo
English: Visigoths

  • recorrido de las campañas visigodas en tiempos de alarico i.
    reino visigodo y las provincias de la hispania visigótica en 700 d. c.

    los visigodos fueron una rama de los pueblos godos que a su vez pertenecen a los pueblos germánicos orientales. los visigodos surgieron de grupos góticos anteriores (posiblemente de los tervingios)[1]​ que habían invadido el imperio romano a partir de 376 y habían derrotado a los romanos en la batalla de adrianópolis en el año 378.

    los visigodos invadieron la península itálica bajo el mando de alarico i y saquearon roma en el año 410. se establecieron en el sur de la galia como federados del imperio romano y, tras la derrota contra los francos en vouillé en el año 507, pasaron a establecerse en hispania ocupando el vacío de poder que había dejado la caída del imperio romano de occidente conviviendo de hecho y de derecho con la población hispanorromana. originalmente también convivieron con los bizantinos que ocupaban las regiones de la cartaginense, y con los suevos que habían fundado su reino en la antigua gallaecia con capital en braga; y los vascones en el tramo pirenaico. no obstante a lo largo de los años fueron expulsando, o como mínimo limitando el poder, de estos actores en territorio peninsular abarcando su reino toda la península y la septimania disputada en ocasiones por los francos. dados a la disputas sucesorias, habituales, fueron derrotados por los árabes en la batalla de guadalete en el año 711 siendo rey rodrigo y su reino fue sometido al pujante califato omeya que avanzó hacia el norte sin apenas oposición hasta tours.

  • tervingios y greutungos
  • historia
  • véase también
  • referencias
  • bibliografía
  • enlaces externos

Recorrido de las campañas visigodas en tiempos de Alarico I.
Reino visigodo y las provincias de la Hispania Visigótica en 700 d. C.

Los visigodos fueron una rama de los pueblos godos que a su vez pertenecen a los pueblos germánicos orientales. Los visigodos surgieron de grupos góticos anteriores (posiblemente de los tervingios)[1]​ que habían invadido el imperio romano a partir de 376 y habían derrotado a los romanos en la batalla de Adrianópolis en el año 378.

Los visigodos invadieron la península itálica bajo el mando de Alarico I y saquearon Roma en el año 410. Se establecieron en el sur de la Galia como federados del Imperio romano y, tras la derrota contra los francos en Vouillé en el año 507, pasaron a establecerse en Hispania ocupando el vacío de poder que había dejado la caída del Imperio romano de Occidente conviviendo de hecho y de derecho con la población hispanorromana. Originalmente también convivieron con los bizantinos que ocupaban las regiones de la Cartaginense, y con los suevos que habían fundado su reino en la antigua Gallaecia con capital en Braga; y los vascones en el tramo pirenaico. No obstante a lo largo de los años fueron expulsando, o como mínimo limitando el poder, de estos actores en territorio peninsular abarcando su reino toda la península y la Septimania disputada en ocasiones por los francos. Dados a la disputas sucesorias, habituales, fueron derrotados por los árabes en la batalla de Guadalete en el año 711 siendo rey Rodrigo y su reino fue sometido al pujante Califato Omeya que avanzó hacia el norte sin apenas oposición hasta Tours.