Pteridophyta
English: Pteridophyte

  • para una introducción a estas plantas véase la sección de plantas terrestres en «planta»
    symbol question.svg
     
    helechos y afines
    250px
    helechos y afines.
    pteridophyta alternancia-de-generaciones.svg
    diagrama esquemático del ciclo de vida de las plantas vasculares sin semilla (pteridophyta).

    referencias:
    n : generación haploide,
    2n : generación diploide,
    m! : mitosis,
    m! : meiosis,

    f! : fecundación
    taxonomía
    dominio: eukaryota
    reino: plantae
    subreino: tracheobionta
    superdivisión: pteridophyta (p)
    divisiones
    • lycophyta (familias 1 a 3)
    • monilophyta ("helechos propiamente dichos" en sentido amplio), que contiene a las clases (smith et al. 2006) o subclases (christenhusz et al. 2011):
      • equisetopsida o equisetidae (familia 4)
      • psilotopsida o ophioglossidae (familias 5 y 6)
      • marattiopsida o marattiidae (familia 7)
      • polypodiopsida o polypodiidae (familias 8 a 48)

    según christenhusz et al. 2011,[5]​ que también provee una secuencia lineal de las licofitas y monilofitas.

    las pteridofitas, pteridófitas (nombre científico pteridophyta), criptógamas vasculares, o, generalmente, helechos y afines se pueden definir como traqueofitas con alternancia de generaciones bien manifiesta, donde el esporófito es un cormo primitivo, que posee vástago con tallo y generalmente también hojas (microfilos o megafilos), y raíces siempre adventicias, con xilema primitivo compuesto por traqueidas, y floema primitivo compuesto por células cribosas, el xilema y el floema formando haces vasculares ubicados en un cilindro central rodeado de la corteza primaria o endodermis, rodeada de epidermis con cutícula y estomas, que se mantiene a lo largo de toda la vida del esporófito; sin crecimiento secundario; con esporas como unidad de dispersión que persiste por siglos, formadas en eusporangios o leptosporangios; donde el gametófito es un talo (cuerpo sin organización), en él se forman los arquegonios (órgano sexual pluricelular que originará la gameta femenina inmóvil), y los anteridios (órgano pluricelular donde se formarán las gametas masculinas móviles flageladas), siendo la fecundación dependiente del agua; con un embrión que se desarrolla sobre el gametófito directamente después de la formación del cigoto y que no entra en latencia, que puede ser bipolar y con suspensor si proviene de un eusporangio (posee el meristema apical y el radical que después no se desarrolla) o unipolar (si proviene de un leptosporangio solo posee el meristema apical); el embrión crece sobre el gametófito sin ser liberado, dará el vástago con raíces adventicias.

    en general el esporófito es perenne, aunque la parte visible puede desaparecer totalmente en la época desfavorable. el gametófito en cambio en general es efímero, y debe estar ligado al agua para su subsistencia y para que la reproducción sea exitosa. la presión de selección actúa principalmente sobre el esporófito, estando el gametófito más conservado evolutivamente. la reproducción vegetativa puede darse por propágulos del esporófito, es especialmente exitosa en pteridofitos colonizadores.

    las esporas son la unidad de dispersión y las responsables de colonizar nuevos hábitats (en las gimnospermas es la semilla, en las angiospermas es el fruto), y también constituyen las unidades de resistencia en las épocas desfavorables (en las espermatofitas es la semilla con el embrión latente).

    las pteridofitas son las más antiguas de las traqueofitas actuales, ya existían en el devónico y tuvieron su apogeo a fines del mesozoico. las pteridofitas actuales comprenden cerca de 12.000 especies concentradas en áreas tropicales con diversidad de ambientes, y áreas montañosas húmedas. su importancia es sistemática. de poca importancia económica, se las cultiva principalmente como ornamentales.

    los análisis moleculares de adn muestran que las pteridofitas son un grupo parafilético compuesto por dos grupos monofiléticos distintos: lycophyta, que contiene a las pteridofitas más antiguas con microfilos, y monilophyta, que reúne a las pteridofitas con megafilos y a las que perdieron sus megafilos luego de haberlos adquirido. los dos taxones son dos eslabones evolutivos intermedios entre bryophyta y spermatophyta (pryer et al. 2001, judd et al. 2002, pryer et al. 2004a).

  • diversidad
  • morfología: el esporófito de las pteridofitas
  • la reproducción en las pteridofitas
  • taxonomía y filogenia de pteridofitas
  • importancia económica
  • véase también
  • notas
  • bibliografía
  • enlaces externos

Para una introducción a estas plantas véase la sección de plantas terrestres en «Planta»
Symbol question.svg
 
Helechos y afines
250px
Helechos y afines.
Pteridophyta alternancia-de-generaciones.svg
Diagrama esquemático del ciclo de vida de las plantas vasculares sin semilla (Pteridophyta).

Referencias:
n : generación haploide,
2n : generación diploide,
m! : mitosis,
M! : meiosis,

F! : fecundación
Taxonomía
Dominio: Eukaryota
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
Superdivisión: Pteridophyta (P)
Divisiones

Según Christenhusz et al. 2011,[5]​ que también provee una secuencia lineal de las licofitas y monilofitas.

Las pteridofitas, pteridófitas (nombre científico Pteridophyta), criptógamas vasculares, o, generalmente, helechos y afines se pueden definir como traqueofitas con alternancia de generaciones bien manifiesta, donde el esporófito es un cormo primitivo, que posee vástago con tallo y generalmente también hojas (microfilos o megafilos), y raíces siempre adventicias, con xilema primitivo compuesto por traqueidas, y floema primitivo compuesto por células cribosas, el xilema y el floema formando haces vasculares ubicados en un cilindro central rodeado de la corteza primaria o endodermis, rodeada de epidermis con cutícula y estomas, que se mantiene a lo largo de toda la vida del esporófito; sin crecimiento secundario; con esporas como unidad de dispersión que persiste por siglos, formadas en eusporangios o leptosporangios; donde el gametófito es un talo (cuerpo sin organización), en él se forman los arquegonios (órgano sexual pluricelular que originará la gameta femenina inmóvil), y los anteridios (órgano pluricelular donde se formarán las gametas masculinas móviles flageladas), siendo la fecundación dependiente del agua; con un embrión que se desarrolla sobre el gametófito directamente después de la formación del cigoto y que no entra en latencia, que puede ser bipolar y con suspensor si proviene de un eusporangio (posee el meristema apical y el radical que después no se desarrolla) o unipolar (si proviene de un leptosporangio solo posee el meristema apical); el embrión crece sobre el gametófito sin ser liberado, dará el vástago con raíces adventicias.

En general el esporófito es perenne, aunque la parte visible puede desaparecer totalmente en la época desfavorable. El gametófito en cambio en general es efímero, y debe estar ligado al agua para su subsistencia y para que la reproducción sea exitosa. La presión de selección actúa principalmente sobre el esporófito, estando el gametófito más conservado evolutivamente. La reproducción vegetativa puede darse por propágulos del esporófito, es especialmente exitosa en pteridofitos colonizadores.

Las esporas son la unidad de dispersión y las responsables de colonizar nuevos hábitats (en las gimnospermas es la semilla, en las angiospermas es el fruto), y también constituyen las unidades de resistencia en las épocas desfavorables (en las espermatofitas es la semilla con el embrión latente).

Las pteridofitas son las más antiguas de las traqueofitas actuales, ya existían en el Devónico y tuvieron su apogeo a fines del Mesozoico. Las pteridofitas actuales comprenden cerca de 12.000 especies concentradas en áreas tropicales con diversidad de ambientes, y áreas montañosas húmedas. Su importancia es sistemática. De poca importancia económica, se las cultiva principalmente como ornamentales.

Los análisis moleculares de ADN muestran que las pteridofitas son un grupo parafilético compuesto por dos grupos monofiléticos distintos: Lycophyta, que contiene a las pteridofitas más antiguas con microfilos, y Monilophyta, que reúne a las pteridofitas con megafilos y a las que perdieron sus megafilos luego de haberlos adquirido. Los dos taxones son dos eslabones evolutivos intermedios entre Bryophyta y Spermatophyta (Pryer et al. 2001, Judd et al. 2002, Pryer et al. 2004a).