Prominencia

Las flechas verticales muestran la prominencia de tres picos en una isla. Una línea horizontal punteada liga cada pico excepto el más alto al punto más bajo que hay que pasar para subir a otro más alto que él; las curvadas, la relación de parentesco.

La prominencia de una montaña, también denominada prominencia topográfica, altura de culminación, altura relativa, altura autónoma o factor primario, es una noción usada en orografía para la clasificación de las montañas. Se define como el desnivel mínimo que hay que descender desde la cumbre de una montaña para ascender a otra, cualquiera que sea, más alta. Cuanto más prominente sea una montaña más destacara entre las que la rodean con independencia de su altitud.

Todas las montañas, excepto el Everest, tienen una montaña de mayor altitud que ellas. Y eso supone que debe existir algún lugar tal que para pasar de una montaña a otra que sea más alta, se pierda la menor altitud posible. Esta sencilla observación, que ya fue estudiada por el físico escocés James Clerk Maxwell, le llevó a pensar en la existencia de una relación inequívoca entre cada una de las cimas de la superficie terrestre y un collado. El aspecto más complejo de este análisis consiste en determinar cuál es ese collado que relaciona ambas montañas.

Una manera de visualizar el concepto de prominencia consiste en imaginar que se inunda la tierra hasta la cima de un pico en cuestión. Por encima del agua asomarán, como islas, las cumbres que sean más elevadas que ella. Ahora se comienza a vaciar el agua de modo que su nivel va descendiendo progresivamente. En un momento dado se observará que se ha abierto una lengua de tierra seca que unirá el pico con otro que será más alto que él. La prominencia viene dada por la diferencia entre la altitud de la montaña elegida y el nivel del agua en ese instante.

La prominencia, al igual que la altitud, es un valor absoluto para una montaña, ya que únicamente depende del punto más bajo que une una montaña con cualquier otra más alta que ella.

El Denali, en Alaska, es uno de los de mayor prominencia del mundo (altitud: 6194 m, prominencia: 6138 m.

Historia

Aunque visto desde Mittenwald (Alemania), el Viererspitze (a la izq.) es aparentemente alto, tiene de hecho una altura de culminación o prominencia muy pequeña, de unos 10 m.

La noción de prominencia apareció para distinguir las cumbres principales de los picos de las cumbres secundarias en las listas exhaustivas que comenzaron a ser establecidas por los coleccionistas de picos (los «peakbaggers»).

A finales del siglo XIX y principios del XX aparecieron las primeras listas de cumbres por encima de cierta altitud. En 1891, Hugh Munro publicó la lista de 538 picos escoceses de más de 3000 pies (914,4 m), de las cuales 283 podrían considerarse montañas separadas (as may fairly be considered as separate mountains)[1]​ que se llamarán por él munros. En 1911, el austriaco Karl Blodig reclamó haber ascendido a todos los 4000 m. En estos dos casos no había un criterio explícito para distinguir las «verdaderas cumbres» de aquellas que no estaban lo suficientemente individualizadas como para estar en la lista.

El primero en introducir noción de prominencia (pero no la palabra) para delimitar una lista fue John Rooke Corbett, quien estableció en la década de 1920 la lista de colinas en Escocia de entre 2 500-3 000 pies (entre 762 y 914,4 m), reteniendo solo aquellas con «una caída de al menos 500 pies en todos los lados» ("a drop at least 500 feet on all sides"). Esta lista de corbetts no fue publicada hasta 1952, después de su muerte.[2]

Después del ascenso del pico Jongsong en 1930, Günter Oskar Dyhrenfurth comenzó a enumerar picos de más de 7000 m, distinguiendo entre montañas independientes, picos mayores y picos menores basados ​​en la« profundidad del collado».[4]

La noción de «silla [de montar] relativa» fue introducida por Klaus Hormann en 1965.[5]​ El concepto fue enseguida refinado y ampliado.

La cuestión también surgió en los Estados Unidos, para enumerar los «catorcemiles» ( fourteener), es decir, los picos de más de 14 000 pies (4267,4 m de Colorado. En febrero de 1968, William Graves propuso en Trail y Timberline, el boletín del Colorado Mountain Club, como criterio para que una cumbre fuese distinta el que estuviese separada de una cumbre más alta por un paso inferior de al menos 300 pies (saddledrop).[6]​ Esa regla, que hizo posible encontrar casi la lista clásica, fue después globalemente aceptada, aun a pesar de que la lista más común de los 54 «catorcemiles» incluye el [Maroon Bells|pico North Marroon]] y pico El Diente, que no cumplen con ese criterio.

El término inglés prominence (prominencia) fue acuñado en 1981 por el estadounidense Stephen Fry,[8]

En 1992, Alan Dawson estableció una lista de todos los picos de Gran Bretaña de más de 150 m de prominencia (independientemente de su altitud), que llamaron marilyns.[9]

En 1994, la Unión Internacional de Asociaciones de Alpinismo (o UIAA, por Union Internationale des Associations d'Alpinisme) estableció una lista «oficial» de 82 picos alpinos de más de 4000 m, teniendo en cuenta como «criterio topográfico» una prominencia de 30 m, definida en promediando los picos tangentes, y también porque representaba la longitud de la cuerda en el alpinismo clásico (el aislamiento topográfico también se podía tener en cuenta). Sin embargo, también se consideraron otros criterios, morfológicos y alpinisticos, y ciertas cumbres que cumplían el criterio topográfico, como el Grand Gendarme del Weisshorn o la Nez delLiskamm no se incluyeron en la lista, a diferencia del mont Blanc de Courmayeur y el Grand Pilier d'Angle que tienen solo 10 m de prominencia.