Princesa real

Princesa real (en inglés, Princess Royal) es un título que el monarca británico concede, habitual pero no automáticamente, a su hija mayor. Hasta ahora en la Familia real británica ha sido concedido siete veces, la última de ellas a la princesa Ana, única hija de la reina Isabel II y del príncipe Felipe, duque de Edimburgo.

Historia

Este título comenzó a existir cuando la reina Enriqueta María (1609-1669), hija de Enrique IV, rey de Francia, y esposa del rey Carlos I (1600-1649), quiso imitar la forma en que la hija mayor del rey de Francia era denominada "Madame Royale". El título se concede por Orden Real y no creada por patente real. No es automáticamente dado a la hija mayor, sino que se confiere a discreción del soberano reinante.

María (más tarde la reina María II de Inglaterra) (1662-1694), hija mayor del rey Jacobo II de Inglaterra y esposa de Guillermo III, príncipe de Orange y el rey de Inglaterra (1650-1702), y la princesa Sofía Dorotea de Hannover (1687-1757), hija única del rey Jorge I y esposa del rey Federico Guillermo I de Prusia (1688-1740) fueron elegibles para este honor, pero no lo recibieron.