Premio Nacional de Teatro

El Premio Nacional de Teatro es un premio cultural de larga trayectoria que otorga anualmente el Ministerio de Cultura de España. Se otorga cada año a personajes o instituciones que, bien con sus obras, bien a través de su participación activa en la creación artística y teatral, contribuyen al enriquecimiento del patrimonio cultural de España.

Historia

El premio Nacional de Teatro fue creado en 1946 por el Consejo Superior de Teatro y su primer galardonado fue el dramaturgo Enrique Jardiel Poncela. Los primeros años de vida del premio se entregó de manera intermitente. Hubo que esperar hasta 1969 para que su entrega fuese anual. Aun así, hubo varios parones en su trayectoria.[1]

En 1994, el premio se entregó a Albert Boadella y a su compañía de teatro, Els Joglars, que, sin embargo, lo rechazan. En su lugar, fue premiado Guillermo Heras, director, hasta julio de aquel año, del Centro Nacional de Nuevas Tendencias Escénicas.[2]

En 2011, se entrega el premio al iluminador Juan Gómez-Cornejo. Es la primera ocasión que un profesional de la iluminación recibe el galardón. Gómez-Cornejo ha trabajado con directores como José Luis Alonso, Gerardo Vera, José Luis Gómez, Adolfo Marsillach o Francisco Nieva.[3]