Orden Franciscana
English: Franciscans

Orden de Frailes Menores
FrancescoCoA PioM.svg
Ribalta-san francisco-prado.jpg
San Francisco confortado por un ángel músico, por Francisco Ribalta. H. 1620.
SiglasO. F. M, O. F. M Conv., O. F. M. Cap.
Nombre comúnFranciscanos
TipoMendicante
ReglaRegla de san Francisco
Hábito

Gris o negro (O. F. M. Conv. = conventuales).

Marrón (O. F. M y O. F. M Cap. = capuchinos)
FundadorSan Francisco de Asís
Fundación1209
Lugar de fundaciónAsís
AprobaciónAprobación verbal en 1209 por el papa Inocencio III. Aprobación por la bula Solet Annuere de 1223 por el papa Honorio III
Sitio webhttp://www.ofm.org/ http://www.francescani.net/ http://www.ofmcap.org

Los franciscanos — conocidos lato sensu como Orden franciscana— conforman en sentido estricto un conjunto de órdenes religiosas mendicantes relacionadas entre sí, en el marco de la Iglesia católica y según el ideario de san Francisco de Asís. Esas órdenes abarcan:

Si bien cada una de ellas presenta características propias, todas ellas adhirieron a las enseñanzas y espiritualidad del «santo de Asís», junto con las de seguidores tales como santa Clara de Asís, san Antonio de Padua y santa Isabel de Hungría, entre muchos otros.

Primera Orden

La Primera Orden fue fundada por san Francisco de Asís. Se divide en tres ramas: hermanos menores (O. F. M.), hermanos menores conventuales (O. F. M. Conv.) y capuchinos (O. F. M. Cap.).

En 1206 san Francisco empezó a llevar una vida religiosa centrada en la pobreza y la caridad.[4]

Posteriormente se unieron otros hermanos. Se llamaron Varones Penitentes de Asís.[5]

Francisco conoció al cardenal Hugolino, obispo de Ostia y Velletri, en 1216.[7]​ En 1217, durante la festividad de Pentecostés, se celebró el primer capítulo general en Porciúncula y la orden dividió su territorio en 12 provincias. En 1220, por petición de san Francisco, el cardenal Hugolino fue nombrado protector de la orden por el papa Honorio III.[9]

Por el aumento de los franciscanos observantes a comienzos del siglo XVI, más centrados en la pobreza, en el capítulo general de los franciscanos que tuvo lugar en Roma en 1517 se creó una diferenciación específica entre franciscanos conventuales y franciscanos observantes. Esto fue aprobado por León X con la bula Ite et vos in vineam meam de 1517.[11]

En el siglo XVI el beato Mateo de Bascio se hizo franciscano observante. Como deseaba vivir con una mayor humildad, en 1525 abandonó el convento de Montefiorentino, en Montefalcone Appennino, para vivir como eremita. Posteriormente, otros religiosos le acompañaron en su modo de vida. Estos frailes fueron conocidos como los capuchinos.[14]