Orígenes de la Guerra Fría

  • existe amplio consenso en que los orígenes de la guerra fría se encuentran estrecha y directamente ligados con las relaciones entre la unión soviética y los aliados (estados unidos, reino unido y francia) entre los años 1945 a 1947. estos eventos condujeron a la guerra fría que se extendió durante poco menos de medio siglo.

    los eventos que precedieron la segunda guerra mundial, y aún la revolución rusa de 1917, configuraron tensiones previas a la segunda guerra mundial entre la unión soviética, los países del oeste de europa y los estados unidos. una serie de eventos durante y luego de la segunda guerra mundial exacerbaron las tensiones, incluido el pacto soviético-alemán durante los dos primeros años de la guerra dando lugar a invasiones, la demora en la invasión anfibia de la europa ocupada por los alemanes, el apoyo por parte de los aliados occidentales a la carta del atlántico, los desacuerdos en las conferencias de guerra sobre la suerte de europa del este, la creación por parte de los soviéticos del bloque del este de países satélites soviéticos, los aliados occidentales diagramando el plan morgenthau para apoyar la reconstrucción de la industria alemana, y el plan marshall.[1]

    la guerra fría comenzó poco tiempo después de terminar la segunda guerra mundial, el conflicto más destructivo en la historia del planeta. los aliados incluidos estados unidos, francia, gran bretaña y la unión soviética derrotaron a las potencias del eje: alemania, japón e italia. varios millones de personas murieron en la guerra y el conflicto expuso los extremos del salvajismo humano.

  • la revolución rusa
  • diplomacia entre las guerras (ee.uu) (1918–1939)
  • pacto ribbentrop-mólotov y el comienzo de la segunda guerra mundial (1939–1941)
  • alianza durante la segunda guerra mundial (1941–1945)
  • relaciones durante la postguerra
  • creación del bloque del este
  • véase también
  • referencias
  • bibliografía
  • enlaces externos

Existe amplio consenso en que los orígenes de la Guerra Fría se encuentran estrecha y directamente ligados con las relaciones entre la Unión Soviética y los aliados (Estados Unidos, Reino Unido y Francia) entre los años 1945 a 1947. Estos eventos condujeron a la Guerra Fría que se extendió durante poco menos de medio siglo.

Los eventos que precedieron la Segunda Guerra Mundial, y aún la Revolución rusa de 1917, configuraron tensiones previas a la Segunda Guerra Mundial entre la Unión Soviética, los países del oeste de Europa y los Estados Unidos. Una serie de eventos durante y luego de la Segunda Guerra Mundial exacerbaron las tensiones, incluido el pacto soviético-alemán durante los dos primeros años de la guerra dando lugar a invasiones, la demora en la invasión anfibia de la Europa ocupada por los alemanes, el apoyo por parte de los aliados occidentales a la Carta del Atlántico, los desacuerdos en las conferencias de guerra sobre la suerte de Europa del este, la creación por parte de los soviéticos del bloque del este de países satélites soviéticos, los aliados occidentales diagramando el plan Morgenthau para apoyar la reconstrucción de la industria alemana, y el plan Marshall.[1]

La Guerra Fría comenzó poco tiempo después de terminar la Segunda Guerra Mundial, el conflicto más destructivo en la historia del planeta. Los Aliados incluidos Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y la Unión Soviética derrotaron a las potencias del Eje: Alemania, Japón e Italia. Varios millones de personas murieron en la guerra y el conflicto expuso los extremos del salvajismo humano.