Ocupación de Constantinopla

Ocupación de Constantinopla
Occupation of Constantinople 2.jpg
Fecha13 de noviembre de 1918 – 4 de octubre de 1923[1]
LugarConstantinopla
Casus belliPartición del Imperio otomano
ResultadoLa ocupación de Constantinopla por Reino Unido, Francia e Italia fue luego abandonada.
Cambios territorialesReino Unido desmanteló el parlamento del Imperio otomano de forma oficial el 16 de marzo de 1920 y lo volvió de nuevo el 9 de septiembre de 1922 al gobierno de Ankara

La Ocupación de Constantinopla (turco İstanbul'un İşgali) (13 de noviembre de 1918 – 4 de octubre de 1923) fue la ocupación de Constantinopla (actualmente Estambul), la capital del Imperio otomano, por tropas del Reino Unido, Francia e Italia. Se llevó dentro de los acuerdos del Armisticio de Mudros, lo cual acabó con la partición del Imperio otomano después de terminar la Primera Guerra Mundial. Las primeras tropas francesas entraron en la ciudad el 12 de noviembre de 1918, seguidas por tropas británicas al siguiente día. Las tropas italianas aterrizaron en Galata el 7 de febrero de 1919.[2]

Las tropas aliadas ocuparon zonas que se basaron en las secciones que constituyeron Constantinopla y crearon una administración militar en diciembre de 1918, cuando la ciudad cambió de manos por primera vez desde la Caída de Constantinopla en 1453. La ocupación tuvo dos fases: la ocupación inicial que ocurrió según el Armisticio y duró hasta el 16 de marzo de 1920, a partir de cuando la ocupación se hizo más duradero por el Tratado de Sèvres, hasta que el mismo fue reemplazado por el Tratado de Lausana, firmado el 2 de julio de 1923. La ocupación de los griegos en esta ciudad, y otra en İzmir, movilizaron el establecimiento del Movimiento Nacional turco y la Guerra de Independencia turca.[3]​ Las últimas tropas aliadas salieron de la ciudad el 4 de octubre de 1923 y las primeras tropas del Movimiento Nacional turco entraron el 6 de octubre de 1923.

Trasfondo

Aviadores griegos en el aeródromo de San Stefano después del Armisticio de Mudros
USS Noma (SP-131) por el Palacio de Dolmabahçe en 1920
Fuerzas británicas ocuparon el puerto de Karaköy. El edificio en el trasfondo es la sede central del Marítimo Linear turco (Türkiye Denizcilik İşletmeleri)[4]

Se estima que la población de Constantinopla en 1920 era de entre 800,000 y 1,200,000 habitantes después de haber recolectado estadísticas de los cuerpos religiosos. La incertidumbre en los números refleja los refugiados de guerra que no fueron contados y disputas sobre cuales eran los límites de la ciudad. La mitad o menos de la mitad de las personas contadas fueron musulmanes y de los demás, la mayoría fueron ortodoxas griegas, ortodoxas armenias y judíos. Antes de la guerra mundial Constantinopla tenía un gran número de europeos occidentales.[5]

Legalidad de la ocupación

El Armisticio de Mudros, hecho que marcó el fin de la primera Guerra Mundial por el imperio otomano, menciona la ocupación de la fortaleza de Bósforo y la fortaleza de Dardanelos. El 30 de octubre de 1918, el almirante Somerset Gough-Calthorpe, el signatorio británico y sicario durante la Guerra de Independencia turca explicó que la posición del Triple Entente fue que no tenía intención de desmantelar el gobierno o ponerlo bajo ocupación militar para ocuparse de Constantinopla.[10]

La posición del Sultán

Según Sir Horace Rumbold, el embajador británico en Constantinopla (1920–1924), el sultán Mehmed VI nunca había ni entendido ni aceptado Kemalismo, la perspectiva nacional del Movimiento Nacional turco.