Matrícula (vehículos)

  • la matrícula o patente de un vehículo es una combinación de caracteres alfabéticos o numéricos que identifica e individualiza el vehículo respecto a los demás; se representan en una placa metálica o de material plástico en la que se graban o adhieren de forma inalterable los caracteres.

    en la mayoría de los países, los automóviles, así como los demás vehículos de una cilindrada de motor mínima, deben llevar sujeta una placa con la matrícula en la parte frontal y otra en la parte trasera, aunque en algunos lugares o en algunos tipos de vehículo solo se exige la placa trasera.

    las autoridades de tráfico o tránsito asignan las letras y números a cada vehículo, por lo general en el momento de la compra del mismo, antes de que circule por la vía pública. la combinación de letras y números es exclusiva de un vehículo, de forma que podrá ser identificado en cualquier circunstancia por su matrícula. en algunos países la nomenclatura y designación puede repetirse, pero no en el mismo periodo de vigencia.

    hay dos sistemas: en uno de ellos, las placas las fabrican y entregan las autoridades (suiza, alemania, la mayoría de los países americanos,...); en el otro, las autoridades asignan la matrícula al vehículo y la placa debe comprarse en lugares autorizados (francia, españa, etc.).

    en ciertos países existen matrículas provisionales que se utilizan mientras se completan los trámites de la matriculación.

    además de la placa particular, los vehículos pueden llevar una placa ovalada que indica el país de matriculación: ver códigos internacionales de matriculación de vehículos

  • américa
  • unión europea
  • otros países de europa
  • asia
  • códigos internacionales
  • véase también
  • notas
  • enlaces externos

La matrícula o patente de un vehículo es una combinación de caracteres alfabéticos o numéricos que identifica e individualiza el vehículo respecto a los demás; se representan en una placa metálica o de material plástico en la que se graban o adhieren de forma inalterable los caracteres.

En la mayoría de los países, los automóviles, así como los demás vehículos de una cilindrada de motor mínima, deben llevar sujeta una placa con la matrícula en la parte frontal y otra en la parte trasera, aunque en algunos lugares o en algunos tipos de vehículo solo se exige la placa trasera.

Las autoridades de tráfico o tránsito asignan las letras y números a cada vehículo, por lo general en el momento de la compra del mismo, antes de que circule por la vía pública. La combinación de letras y números es exclusiva de un vehículo, de forma que podrá ser identificado en cualquier circunstancia por su matrícula. En algunos países la nomenclatura y designación puede repetirse, pero no en el mismo periodo de vigencia.

Hay dos sistemas: en uno de ellos, las placas las fabrican y entregan las autoridades (Suiza, Alemania, la mayoría de los países americanos,...); en el otro, las autoridades asignan la matrícula al vehículo y la placa debe comprarse en lugares autorizados (Francia, España, etc.).

En ciertos países existen matrículas provisionales que se utilizan mientras se completan los trámites de la matriculación.

Además de la placa particular, los vehículos pueden llevar una placa ovalada que indica el país de matriculación: Ver Códigos internacionales de matriculación de vehículos