Masacre del instituto Jokela

Masacre del instituto Jokela
LugarInstituto Jokela, Tuusula, Finlandia
Coordenadas60°32′56″N 24°57′49″E / 60°32′56″N 24°57′49″E / 24.96361111
Fecha7 de noviembre de 2007
11:44-16:00 (UTC+3)
Tipo de ataqueMasacre, suicidio
Arma(s)SIG Sauer Mosquito
Muertos9 (incluyendo al perpetrador)
Heridos13 (1 herido por una bala)
Perpetrador(es)Pekka-Eric Auvinen

La masacre del instituto Jokela fue un tiroteo realizado el 7 de noviembre de 2007 en el Jokelan koulukeskus, un centro de educación secundaria de Tuusula, Finlandia por uno de los alumnos.

La masacre se saldó con nueve muertos: seis estudiantes, la directora del centro, una enfermera y el propio asesino. El atacante Pekka-Eric Auvinen era un estudiante de 18 años de edad, horas antes, se había subido en YouTube un vídeo en el cual se anunciaba la masacre.[1]

Es el segundo tiroteo que se produce en una escuela en Finlandia, tras el acaecido en 1989 en la localidad de Rauma, donde un joven de 14 años mató a dos compañeros. Menos de un año después de la masacre del instituto Jokela, ocurre la masacre del instituto profesional de Kauhajoki, que se cree que está fuertemente influenciado por Auvinen. Ocurrió en Kauhajoki, donde un hombre armado disparó y mató a diez personas antes de suicidarse.

Perpetrador

Pekka-Eric Auvinen (4 de junio de 1989 - 7 de noviembre de 2007) fue un estudiante de 18 años de edad del instituto Jokela nacido en Tuusula, Finlandia.[2]​ Antes del tiroteo no tenía antecedentes criminales. Su padre, músico, lo llamo así por los guitarristas Pekka Järvinen y Eric Clapton. De acuerdo al reporte oficial archivado por la oficina internacional de investigación de Finlandia, Auvinen se desempeñó moderadamente bien en la escuela y tenía planes de graduarse en la primavera siguiente. Él fue considerado como un estudiante tímido, aislándose a menudo de otros y sonrojándose fácilmente cuando estaba avergonzado. De acuerdo a algunos estudiantes, Auvinen había sido víctima de intimidación a largo plazo.

Salud mental

Entre diciembre de 2006 y enero de 2007, los padres de Auvinen intentaron ingresarlo a una clínica ambulatoria psiquiátrica, debido a su depresión y ansiedad, pero la oferta fue rechazada debido los leves síntomas percibidos. En cambio, se recomendó tratamiento con antidepresivos a los padres de Auvinen antes de que lo intentaran hospitalizar. Auvinen había tomado ISRS de forma irregular un año antes de su muerte.[4]