Los caprichos
English: Los caprichos

  • capricho n.º 1.- como preludio de sus caprichos, goya se retrató mostrándonos al autor de esta serie de sátiras sobre la sociedad española de su tiempo. se representó en actitud satírica y como un personaje importante.

    los caprichos es una serie de 80 grabados del pintor español francisco de goya, que representa una sátira de la sociedad española de finales del siglo xviii, sobre todo de la nobleza y del clero.

    en la primera mitad presentó los grabados más realistas y satíricos criticando desde la razón el comportamiento de sus congéneres. en la segunda parte abandonó la racionalidad y representó grabados fantásticos donde mediante el absurdo mostró visiones delirantes de seres extraños.

    empleó una técnica mixta de aguafuerte, aguatinta y retoques de punta seca. deformó exageradamente las fisonomías y los cuerpos de los que representan los vicios y torpezas humanas dando aspectos bestiales.

    goya, muy relacionado con los ilustrados, compartía sus reflexiones sobre los defectos de su sociedad. eran contrarios al fanatismo religioso, a las supersticiones, a la inquisición, a algunas órdenes religiosas, aspiraban a leyes más justas y a un nuevo sistema educativo. todo ello lo criticó humorísticamente y sin piedad en estas láminas. consciente del riesgo que asumía y para protegerse, dotó a algunas de sus estampas con rótulos imprecisos, sobre todo las sátiras de la aristocracia y del clero. también diluyó el mensaje ordenando ilógicamente los grabados. de todas formas, sus contemporáneos entendieron en los grabados, incluso en los más ambiguos, una sátira directa a su sociedad y también a personajes concretos, este último aspecto el artista siempre lo rechazó.

    se editó en 1799, pero al perder el poder godoy y los ilustrados, el pintor retiró la edición de forma precipitada por temor a la inquisición. solo estuvo a la venta 14 días. en 1803, para salvar los caprichos, decidió ofrecer las planchas y los 240 ejemplares disponibles al rey, con destino a la real calcografía, a cambio de una pensión vitalicia de doce mil reales anuales para su hijo javier.[1]

    se conocen trece ediciones oficiales; 1799, cinco en el siglo xix, y siete en en el siglo xx. siendo la última en 1970 realizada por la real academia de las bellas artes de san fernando.

    los caprichos han influido en varias generaciones de artistas de movimientos tan dispares como el romanticismo francés, el impresionismo, el expresionismo alemán o el surrealismo.

    maccoll y malraux consideraron a goya uno de los precursores del arte moderno, mencionando las innovaciones y rupturas de los caprichos.

  • su historia
  • temática
  • técnica
  • las leyendas
  • las ediciones
  • las estampas una a una
  • influencias de la obra
  • véase también
  • referencias
  • enlaces externos

Capricho n.º 1.- Como preludio de sus Caprichos, Goya se retrató mostrándonos al autor de esta serie de sátiras sobre la sociedad española de su tiempo. Se representó en actitud satírica y como un personaje importante.

Los caprichos es una serie de 80 grabados del pintor español Francisco de Goya, que representa una sátira de la sociedad española de finales del siglo XVIII, sobre todo de la nobleza y del clero.

En la primera mitad presentó los grabados más realistas y satíricos criticando desde la razón el comportamiento de sus congéneres. En la segunda parte abandonó la racionalidad y representó grabados fantásticos donde mediante el absurdo mostró visiones delirantes de seres extraños.

Empleó una técnica mixta de aguafuerte, aguatinta y retoques de punta seca. Deformó exageradamente las fisonomías y los cuerpos de los que representan los vicios y torpezas humanas dando aspectos bestiales.

Goya, muy relacionado con los ilustrados, compartía sus reflexiones sobre los defectos de su sociedad. Eran contrarios al fanatismo religioso, a las supersticiones, a la Inquisición, a algunas órdenes religiosas, aspiraban a leyes más justas y a un nuevo sistema educativo. Todo ello lo criticó humorísticamente y sin piedad en estas láminas. Consciente del riesgo que asumía y para protegerse, dotó a algunas de sus estampas con rótulos imprecisos, sobre todo las sátiras de la aristocracia y del clero. También diluyó el mensaje ordenando ilógicamente los grabados. De todas formas, sus contemporáneos entendieron en los grabados, incluso en los más ambiguos, una sátira directa a su sociedad y también a personajes concretos, este último aspecto el artista siempre lo rechazó.

Se editó en 1799, pero al perder el poder Godoy y los ilustrados, el pintor retiró la edición de forma precipitada por temor a la Inquisición. Solo estuvo a la venta 14 días. En 1803, para salvar los Caprichos, decidió ofrecer las planchas y los 240 ejemplares disponibles al rey, con destino a la Real Calcografía, a cambio de una pensión vitalicia de doce mil reales anuales para su hijo Javier.[1]

Se conocen trece ediciones oficiales; 1799, cinco en el siglo XIX, y siete en en el siglo XX. Siendo la última en 1970 realizada por la Real Academia de las Bellas Artes de San Fernando.

Los Caprichos han influido en varias generaciones de artistas de movimientos tan dispares como el Romanticismo francés, el Impresionismo, el Expresionismo alemán o el Surrealismo.

MacColl y Malraux consideraron a Goya uno de los precursores del arte moderno, mencionando las innovaciones y rupturas de los Caprichos.