La Deseada
English: La Désirade

La Deseada
Village-de-Bausejour-la-Desirade.jpg
Localización geográfica / administrativa
Mar
Mar Caribe
País(es)Bandera de Francia Francia
Departamento de UltramarUnofficial flag of Guadeloupe (local).svg Guadalupe
Datos geográficos
Superficie20,64 km²
Punto más altoGrand-Montagne (276 m)
Demografía
CapitalLa Désirade
Población1.595 (2006)
Densidad74,46 hab./km²
Coordenadas16°19′00″N 61°03′00″O / 16°19′00″N 61°03′00″O / -61.05
Mapa de localización
La-Desirade.PNG

La Deseada (en francés: La Désirade) es una isla del mar Caribe perteneciente a la región francesa de ultramar, situada en la comuna del mismo nombre y departamento de Guadalupe, en las Antillas Menores.

Tiene una superficie de 20,64 km² y una población de 1.595 habitantes en 2006, con una densidad de población de 74,4 habitantes por km² en ese mismo año. La mayoría de los residentes vive en el asentamiento de Beauséjour.

Historia

Soberanía indígena

Hay un conjunto de evidencias arqueológicas en la isla de presencia amerindia del siglo III hasta el siglo VI.[1]

Soberanía española

Deseada fue la isla primera avistada por Cristóbal Colón en 1493. Al desembarcar en ella durante su segundo viaje a América tomó posesión en nombre de la corona de España y seguidamente de la isla Marigalante. Al igual que otras islas antillanas, sirvió como escondite para los piratas o corsarios que atacaban las posesiones españolas de ultramar.

Francia

La Desirade perteneció primero a la isla de Dominica. Después se convirtió en una dependencia de Guadalupe en 1648. Algunas plantaciones de algodón, se implantan. Sirvió de escondite para los piratas que atacaban los territorios españoles de ultramar. Les Galets fue un lugar de destierro para los delincuentes de Grand-Terre y para algunos nobles de la metrópoli. En el siglo XVIII, se fundó un hospital de leprosos en Baie-Mahault, en el extremo oriental de la isla. Los pacientes sufrieron condiciones de vida difíciles, este centro cerró sus puertas en 1952. Las piedras en el extremo occidental eran un lugar de destierro para los delincuentes de Grande-Terre y para algunos nobles de la metrópoli.