Jorge II de Gran Bretaña

Jorge II de Gran Bretaña
Elector de Hannover y
rey de Gran Bretaña e Irlanda
George II by Thomas Hudson.jpg
Coat of Arms of Hannover.svg
Elector de Hannover
11 de junio de 1727 - 25 de octubre de 1760
PredecesorJorge I de Gran Bretaña
SucesorJorge III del Reino Unido
Coat of Arms of Great Britain (1714-1801).svg
Rey de Gran Bretaña e Irlanda
11 de junio de 1727 - 25 de octubre de 1760
PredecesorJorge I de Gran Bretaña
SucesorJorge III del Reino Unido
Información personal
Coronación11 de octubre de 1727
Nacimiento9 de noviembre de 1683
Flag of Hanover (1692).svg Schloss Herrenhausen, Hannover
Fallecimiento25 de octubre de 1760
(76 años)
Flag of Great Britain (1707–1800).svg Palacio de Kensington, Londres
EntierroAbadía de Westminster, Londres
Himno realGod Save the King
Familia
Casa realCasa de Hannover
PadreJorge I de Gran Bretaña
MadreSofía Dorotea de Brunswick-Luneburgo
ConsorteCarolina de Brandeburgo-Ansbach
Descendenciavéase la sección correspondiente

FirmaFirma de Jorge II de Gran Bretaña
Coat of Arms of Great Britain (1714-1801).svg
Escudo de Jorge II de Gran Bretaña
Retrato de Jorge como el Príncipe de Gales, por Godfrey Kneller.

Jorge II (en inglés, George Augustus, y en alemán, Georg August; 30 de octubrejul./ 9 de noviembre de 1683greg., Hannover-25 de octubre de 1760, palacio de Kensington, Londres) fue rey de Gran Bretaña e Irlanda, duque de Brunswick-Luneburgo y uno de los príncipes electores del Sacro Imperio Romano Germánico desde 1727 hasta su fallecimiento en 1760.

Fue el último monarca británico nacido fuera de Gran Bretaña, puesto que era natural de la Alemania septentrional. Su abuela, Sofía del Palatinado, se colocó segunda en la línea de sucesión al trono británico después de la exclusión de cincuenta católicos que estaban por encima de ella; esto se debió a las actas de Establecimiento y Unión, aprobadas ambas a comienzos del siglo XVIII, que restringieron la sucesión a los protestantes. Tras los fallecimientos de Sofía y Ana en 1714, su padre, Jorge I, elector de Hannover, heredó el trono británico. En los primeros años de su reinado, su hijo, llamado también Jorge, se asoció con políticos de la oposición, hasta que estos volvieron a unirse al partido gobernante en 1720.

Desde su coronación en 1727, prestó poca atención a la política doméstica, cuyo control residía en el Parlamento de Gran Bretaña. Como elector, pasó más tiempo en Hannover, donde gozaba de un control más directo de las políticas gubernamentales. Mantuvo una relación complicada con su hijo mayor, Federico, que brindó su apoyo a la oposición parlamentaria. Durante la guerra de sucesión austriaca, Jorge participó en la batalla de Dettingen y se convirtió así en el último monarca británico en dirigir un ejército en combate.

En 1745, aquellos que secundaban las demandas de Jacobo Francisco Eduardo Estuardo, el Viejo Pretendiente al trono británico, se reunieron, dirigidos por su hijo, Carlos Eduardo Estuardo, y trataron de deponer a Jorge en la última de las rebeliones jacobitas; fracasaron, no obstante. Federico falleció de manera inesperada en 1751, nueve años antes que su padre, por lo que a Jorge II lo sucedió su nieto, Jorge III.

Durante los dos siglos que siguieron a su fallecimiento, los historiadores lo vieron con desdén, haciendo especial hincapié en sus amantes, su carácter explosivo y su grosería. Desde entonces, empero, la mayor parte de los eruditos han revaluado su legado y llegado a la conclusión de que ejerció una influencia considerable en materia de política exterior y designaciones militares.

Biografía

Primeros años

Jorge de niño, con su hermana, Sofía Dorotea de Hannover, y su madre, Sofía Dorotea de Celle

Jorge nació en la ciudad de Hannover, hijo de Jorge Luis, príncipe heredero del electorado de Brunswick-Luneburgo y más tarde coronado rey como Jorge I de Gran Bretaña, y su mujer, Sofía Dorotea de Celle.[4]

Jorge hablaba solo francés, la lengua de la diplomacia y la corte, pero a los cuatro años uno de sus tutores, Johann Hilmar Holstein, le enseñó alemán.[7]

Su prima segunda, Ana de Gran Bretaña, accedió a los tronos de los reinos de Inglaterra, Escocia e Irlanda.[10]

Matrimonio

El padre de Jorge no quería que a su hijo le ocurriese lo mismo que a él, que había contraído un matrimonio arreglado y sin amor, y deseaba que tuviese la oportunidad de conocer a su novia antes de que se formalizase nada.[11]

Jorge se mostró dispuesto a participar en la guerra contra Francia en Flandes, pero su padre no le iba a dar permiso para acceder al ejército con un papel activo hasta que tuviese un hijo y heredero.[24]

La salud de la reina Ana siguió empeorando y, en 1714, los whigs, políticos británicos que apoyaban la sucesión hannoveriana, creyeron prudente que uno de los miembros de esta familia viviese en Inglaterra, para salvaguardar así la sucesión protestante a la muerte de la monarca.[26]

Príncipe de Gales

Disputa con el rey

Londres, alrededor de 1710

Jorge partió con su padre desde La Haya hacia Inglaterra el 16 de septiembrejul./ 27 de septiembre de 1714greg. y arribaron a Greenwich dos días después.[34]

En julio de 1716, el rey regresó a Hannover durante seis meses; a Jorge se le concedieron poderes limitados, como «guardián y teniente del reino», de modo que pudiese gobernar en ausencia de su padre.[40]

Su padre desconfiaba o estaba celoso de su popularidad, lo que devino en el enrarecimiento de su relación.[45]

Dado que los echaban de menos y estaban desesperados por verlos, los visitaron de manera secreta sin la aprobación del monarca; según el historiador Van der Kiste, Carolina se desmayó y Jorge «lloró como un niño».[48]

Oposición política

Portrato hecho por Kneller en 1716

Expulsado de palacio y rechazado por su propio padre, al príncipe de Gales se le identificó en los siguientes años con la oposición a las políticas de Jorge I,[51]

El monarca viajó a Hannover de nuevo y permaneció allí desde mayo hasta noviembre de 1719.[61]

En 1721, la debacle económica de la burbuja de los mares del sur le permitió a Walpole ascender a la cumbre del Gobierno.[65]

Primera parte de su reinado

Retrato hecho por Charles Jervas alrededor de 1727

Jorge I falleció el 11 de juniojul./ 22 de junio de 1727greg., durante una de sus visitas a Hannover, y Jorge II lo sucedió como rey y elector a los 43 años de edad.[67]

Jorge II fue coronado rey en la abadía de Westminster el 11 de octubrejul./ 22 de octubre de 1727greg..[70]

En la época, eran muchos los que creían que Jorge iba a destituir a Walpole, que lo había angustiado al unirse al gobierno de su padre, para reemplazarlo por Spencer Compton.[77]

Walpole dirigía la política doméstica y, tras la dimisión de su cuñado, Townshend, en 1730, pasó a controlar también la exterior.[85]

Problemas familiares

Retrato hecho por Enoch Seeman alrededor de 1730

La relación de Jorge II con su hijo y heredero, Federico, príncipe de Gales, empeoró en la década de 1730.[91]

Jorge regresó a Hannover en mayo de 1736, lo que alimentó su impopularidad en Inglaterra. Se llegó incluso a colgar una notificación satírica a las puertas del palacio de St. James denunciando su ausencia: «Perdido o extraviado de esta casa —decía— un hombre que ha dejado una mujer y seis hijos al amparo de la parroquia».[96]

Cuando el príncipe de Gales solicitó al Parlamento un incremento de su prestación, estalló una disputa abierta.[106]

La mujer de Jorge, Carolina, falleció poco después, el 9 de octubrejul./ 20 de octubre de 1737greg..[114]

Guerra y rebelión

Desoyendo los deseos de Walpole, pero para agrado de Jorge, Gran Bretaña reanudó las hostilidades con España en 1739.[117]

Jorge acompañó y lideró a sus tropas hasta la victoria en la batalla de Dettingen. El cuadro es obra de John Wootton

El príncipe Federico hizo campaña activa por la oposición en las elecciones generales de 1747 y Walpole no consiguió granjearse una mayoría estable.[121]

Carteret dirigía la facción favorable a la guerra y aseguraba que el poder francés se incrementaría si María Teresa no conseguía erigirse como sucesora al trono austriaco.[133]

Media corona de Jorge II, 1746. La inscripción reza GEORGIUS II DEI GRATIA («Jorge II por la gracia de Dios»). Debajo de la cabeza del rey aparece la palabra LIMA, para mostrar que la moneda se acuñó con plata capturada de una flota española que salía de Lima, Perú, en el contexto de la guerra de Sucesión austriaca

La tensión entre el gabinete de Pelham y Jorge se incrementó, puesto que este continuó haciendo caso a Carteret y, pese a la presión de los otros ministros, se negó a hacer ministro a William Pitt, que habría robustecido la base de apoyo del Gobierno.[136]

Los franceses que se oponían a Jorge instigaron la rebelión de los jacobitas, que apoyaban al demandante católico romano del trono británico, Jacobo Francisco Eduardo Estuardo, conocido como el Viejo Pretendiente e hijo de Jacobo II, depuesto en 1688 y reemplazado por sus relaciones protestantes.[141]

Últimos años

George in his seventies
Retrato pintado por John Shackleton en o después de 1755

De cara a las elecciones generales celebradas en 1747, el príncipe de Gales volvió a hacer campaña activa por la oposición, pero el partido de Pelham se impuso con facilidad.[154]

Guerra de los Siete Años

A Pelham, que falleció en 1754, lo sucedió su hermano mayor, el duque de Newcastle. Las hostilidades entre Francia y Gran Bretaña, con especial incidencia en lo relativo a la colonización de América, seguían candentes.[159]

Jorge dijo que su hijo, Guillermo Augusto de Cumberland, lo había arruinado y avergonzado

El hijo de Jorge, el duque de Cumberland, comandaba las tropas reales del norte de Alemania.[166]

En el de 1759, las fuerzas británicas tomaron Quebec y Guadalupe.[168]

Fallecimiento

En octubre de 1760, Jorge ya estaba ciego de un ojo y tenía problemas de audición.[174]

Se lo colocó en su cama y se hizo llamar a la princesa Amelia; sin embargo, antes de que pudiese llegar, su padre ya estaba muerto.[175]

Lo sucedió su nieto, Jorge III del Reino Unido, y fue enterrado el 11 de noviembre en la abadía de Westminster, siendo, hasta la fecha, el último monarca que reposa allí.[177]