Isla del Pico
English: Pico Island

Isla de Pico
Isla de Pico
Localización geográfica / administrativa
ArchipiélagoBandera de las Islas Azores Islas Azores
Océano
Atlántico
País(es)PortugalFlag of Portugal.svg Portugal
Datos geográficos
Superficie444.8 km²
Punto más alto2351 m
Demografía
CapitalMadalena
Población15.761 habitantes (2007)
Densidad35,42 hab./km²
Coordenadas38°29′00″N 28°22′00″O / 38°29′00″N 28°22′00″O / -28.366666666667
Mapa de localización
Isla de Pico ubicada en Azores
Isla de Pico
Isla de Pico
Geolocalización en Azores
Pico-pos.png
Pico Island, Azores.pngMapa topográfico de la isla

La isla del Pico es una isla atlántica de Portugal del archipiélago de las Azores, muy próxima a la isla de Faial, que con 444,8 km² es la segunda más grande del archipiélago después de la isla San Miguel. Es una isla alargada en la que destaca el volcán que le da nombre, volcán de Pico, que con 2351 metros es la cumbre más alta de la República Portuguesa.

En 2007 tenía una población de 15 761 hab., agrupados en tres localidades: Madalena, Sāo Roque do Pico y Lajes do Pico. El acceso a la isla se hace mediante avión —internacional o nacional— y en verano la mejor opción es el barco.

En la isla se elabora un conocido queso con denominación de origen, Queijo do Pico.

En 2004, 987 hectáreas de la parte noroccidental del litoral de la isla fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con la denominación de Paisaje vitícola de la isla del Pico.[1]

Geografía

Islotes en la Bahía de Madalena, formados por un antiguo cráter.

La isla está situada a 17,5 km al sur de São Jorge y solo a 7 km al este de Faial, en el grupo central de islas, una zona que se conoce coloquialmente como O Triângulo (El Triángulo). Pico tiene 46 kilómetros de largo, y en su mayor medida unos 16 kilómetros de ancho, aumentando en su centro hacia el oeste, en la cumbre del volcán de Pico, lo que la convierte en la segunda isla más grande de las Azores. A lo largo de la llanura central se extienden conos de volcanes. En la costa oriental el paisaje se enfrentó con los restos de cráteres y conos volcánicos, perfilando la silueta llana de esa zona.